Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
15 mayo 2014 4 15 /05 /mayo /2014 14:39

ANTI

sede vacante

 

7ª objeción: Nadie puede juzgar al Papa; “La Santa Sede del Vaticano II son verdaderos Papas”.

Respuesta: En primer lugar, es necesario comprender lo que significa la enseñanza “Nadie puede juzgar a la Santa Sede”. Esto proviene de laIglesia primitiva. En la Iglesia primitiva, cuando un obispo era acusado de un delito, a veces había un juicio presidido por otros obispos o por un patriarca de mayor autoridad. Estos obispos juzgaban al obispo acusado. Sin embargo, el obispo de Roma, como es el obispo supremo en la Iglesia, no puede ser sometido a ningún juicio por otros obispos o por otras personas.

Papa San Nicolás, epístola (8), Proposueramus quidem, 865:

“…El juez no será juzgado ni por el Augusto, ni por todo el clero, ni por los reyes, ni por el pueblo (…‘)La primera Sede no será juzgada por nadie’”51.

Esto es lo que significa el “Nadie puede juzgarere la Sa reconocer a un hereje manifiesto que reclama ser el Papa cuando no es un verdadero Papa. Y esto nos lleva al segundo punto, que es el más importante al respecto.

En segundo lugar, ¡la Santa Sede nos ha dicho que ningún hereje puede ser aceptado como un Papa válido! Con la plenitud de su autoridad, el Papa Pablo IV definió que si alguien fuera promovido al papado siendo hereje, no será Papa verdadero ni válido, y que puede ser rechazado como un hechicero, pagano, publicano y heresiarca.

Papa Pablo IV, de la Bula Cum ex apostolatus officio, 15 de febrero de 1559:Nro.6. “ Agregamos, [por esta Nuestra Constitución, que debe seguir siendo válida a perpetuidad, Nos promulgamos, determinamos, decretamos y definimos:-] que si en algún tiempo aconteciese que un obispo, incluso en función de arzobispo, o de patriarca, o primado; o un cardenal, incluso en función de legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al cardenalato o asunción al pontificado, se hubiese desviado de la fe católica, o hubiese caído en herejía:

1º.- o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto;

2º.- y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos.

3º.- Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, (…)

 

4º.- los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder, (…)

Nro. 7.… séales lícito en consecuencia a todas y cada una de las personas subordinadas a los así promovidos y asumidos, si no se hubiesen apartado antes de la fe, ni hubiesen sido heréticos, ni hubiesen incurrido en cisma, o lo hubiesen suscitado o cometido:

1º tanto clérigos, seculares y religiosos, 2º lo mismo que los laicos; 3º los Cardenales, [etc.]…sustraerse en cualquier momento e impunemente de la obediencia y devoción de quienes fueron así promovidos o entraron en funciones, y evitarlos como si fuesen hechiceros, paganos, publicanos o heresiarcas, lo que no obsta que estas mismas personas hayan de prestar sin embargo estricta fidelidad y obediencia a los futuros obispos, arzobispos, patriarcas, primados, cardenales o al Romano Pontífice, canónicamente electo.

Nro. 10. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra Aprobación, Innovación, Sanción, Estatuto, Derogación, Voluntades, Decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.

Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor 1559, XVº anterior a las calendas de Marzo, año 4º de nuestro Pontificado.

 

+ Yo, Pablo, Obispo de la Iglesia católica…”

Por lo tanto, uno obedece y se adhiere a la enseñanza de la Santa Sede al rechazar como inválidos a los reclamantes heréticos post-Vaticano II. Ellos no son verdaderos Papas, según la enseñanza de la Santa Sede.

En tercer lugar, al principio de dicha bula, antes de la declaración de que los fieles pueden rechazar como totalmente inválida la “elección”de un hereje, el Papa Pablo IV repitió la enseñanza de que nadie puede juzgar al Papa.

Papa Pablo IV, de la Bula Cum ex Apostolatus Officio, 15 de febrero de 1559: “N

Considerando la gravedad particular de esta situación [es decir, el error en cuanto a la fe] y sus peligros al punto que el mismo Romano Pontífice, que como Vicario de

Dios y de nuestro Señor tiene la plena potestad en la tierra, y a todos juzga y no puede ser juzgado por nadie, si fuese encontrado desviado de la Fe, podría ser acusado”.

No puede haber una confirmación más impresionante de que la posición sedevacantista no contradice la enseñanza de que “Nadie puede juzgar al Papa o a la Santa Sede”, puesto que es un hecho que la Bula del Papa Pablo IV repite esta enseñanza con respecto a que nadie juzga al Papa ¡inmediatamente antes de declarar que los fieles deben reconocer como inválida la elección de un hereje!

 

El Papa Paulo IV, a diferencia de los anti-sedevacantistas que usan el argumentonose puede“ juzgar a la Santa Sede”, distingue correctamente entre un verdadero Papa católico, a quien nadie puede juzgar, y un hereje manifiesto (p. ej., Benedicto XVI) que se ha mostrado ser un no católico que no es Papa, puesto que se encuentra fuera de la verdadera fe. Esta es una prueba evidente de que los sedevacantistas, que sostienen como inválida la “eleccinoón” del h están juzgando a un Papa.

Finalmente, muchas de las personas que tratan de defender a los “Papas del Vaticano II",diciendo que no se“puede juzgar a la Santa Sede”,son ellos mismos los culpables por rechazar las decisiones obligatorias de los hombres que ellos dicen que son la autoridad en la Santa Sede. La mayor parte de los tradicionalistas rechazan el Vaticano II, las “canonizaciones”de los “Papas del Vaticano II; etc".

Esta es una actitud cismática puesto que rechaza las decisiones obligatorias de los hombres que ellos dicen que son la autoridad legítima en la Santa Sede. Ello prueba que estos “PAPAS NO SON PAPAS EN ABSOLUTO Y, DE HECHO, NO OCUPAN LA SANTA SEDE".-

 

8ª objeción: San Roberto Belarmino dijo que no se puede deponer a un Papa, pero que sí es lícito resistirlo. Los sedevacantistas juzgan, castigan y deponen al Papa…

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, libro II,Asícomocapeslícito. 29: “ resistir al Pontífice que agrede al cuerpo, así también es lícito resistir a aquel que agrede a las almas o destruye el orden civil o, sobre todo, trata de destruir la Iglesia. Digo que es lícito resistirle no haciendo lo que ordena e impidiendo la ejecución de su voluntad. No es lícito, sin embargo, juzgarlo, castigarlo o deponerlo”.

Respuesta: Muchos de los que creen que Benedicto XVI es el Papa, sin embargo rechazan los actos oficiales de su “Iglesia”, como el Vaticano II, intentan justificar su falsa posición en base a este pasaje de San Roberto Belarmino. De hecho, este pasaje es uno de los fragmentos más usados como evidencia por parte de aquellos que se lanzan contra la posición sedevacante. Por desgracia, el pasaje ha sido completamente abusado y distorsionado.

En primer lugar, en el capítulo que sigue inmediatamente de la cita anterior de Belarmino, él nos enseña lo siguiente:

“Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”52.

Esperen un segundo. En el capítulo 29 (la cita dada en la 8ª objeción), San Roberto dice que al Papa no puede ser “juzgarlo, castigarlo o depuesto”. En el capítulo 30, él dice que un hereje manifiesto cesa de ser Papa (es decir, es depuesto) y que puede ser “juzgado y castigado”por la Iglesia.

 Mi pregunta a aquellos que hacen esta objeción es la siguiente: ¿Acaso es un idiota San Roberto Belarmino?

 

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, capítulo 29 No se puede “juzgar, castigar, o deponer”al Papa

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, capítulo 30 Un Papa que se manifieste hereje es depuesto, “juzgado y castigado”

San Roberto Belarmino ni es idiota ni se está contradiciendo así mismo. Él es un doctor de la Iglesia, y sabe exactamente lo que está tratando de decir. Es claramente evidente, por tanto, que él no está hablando de un Papa manifiestamente herético en el capítulo 29, sino más bien de un verdadero Papa que da mal ejemplo, pero que no es un hereje manifiesto. El contexto del capítulo confirma esto más allá de cualquier duda.

En el capítulo 29, San Roberto refuta extensamente nueve argumentos que favorecían la posición de que el Papa está sujeto al poder secular (emperador, rey, etc.) y a un concilio ecuménico (la herejía del conciliarismo). Durante la Edad Media, la herejía del conciliarismo (un Papa sometido a un concilio ecuménico) se convirtió en un problema importante. En contradicción a esta herejía, San Roberto Belarmino afirma que, si bien un católico puede resistir a un Papa malo, no lo puede destituir, incluso si el Papa da mal ejemplo o perturba el estado (sociedad civil) o mata almas por su acción (escandalo moral). San Roberto habla aquí de un Papa malo que no es hereje manifiesto (ya que los pecados morales, por graves que sean, a excepción de los pecados contra la fe, no hacen que se deje de ser miembro de la Iglesia), ¡debido a esto, en el siguiente capítulo, él trata precisamente sobre la herejía manifiesta! Es muy sencillo. ¡Él dice en el capítulo siguiente que el hereje manifiesto no será considerado Papa!

Teniendo esto en cuenta, la objeción levantada contra el sedevacantismo en base a Belarmino queda refutada. Él no está hablando de un hereje manifiesto en el capítulo 29, sino de un verdadero Papa que actúa indebidamente, puesto que él explica, en el capítulo 30, que un Papa manifiestamente herético es depuesto, juzgado y castigado. Es un pecado mortal de omisión que los católicosautores” “ citen una y otra vez el pasaje del capítulo 29, sin hacer mención de la declaración de San Roberto en el capítulo 30 respecto a Papas manifiestamente heréticos. Entre estas personas incluimos a los que escriben para algunas de las notorias publicaciones “tradicionalistas”. Estos autores suprimen la enseñanza de San Roberto en el capítulo 30, junto con todos los otros santos, Papas y canónigos que enseñan que un Papa que se manifieste hereje pierde su oficio. Estos falsos “tradicionalilohacen así porque quieren hacerles pensar sutilmente a sus lectores que San Roberto condena el sedevacantismo, cuando en realidad él y todos los primeros Padres de la Iglesia apoyan el hecho de que un hereje manifiesto no es Papa.

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30:

 “Porque, en primer lugar, se demuestra con argumentos de autoridad y por la razón de que el hereje manifiesto es depuesto ‘ipso facto’.El argumento de autoridad se basa en San Pablo (Tito 3, 10), que ordena que evitemos al hereje después de dos advertencias, es decir, después de haber mostrado ser manifiestamente obstinado –lo que significa que antes de cualquier excomunión o sentencia judicial. Y esto es lo que escribe San Jerónimo, añadiendo que otros pecadores están excluidos de la Iglesia por la pena de excomunión, pero los herejes, por sus propios actos, se exilian y se separan ellos mismos del cuerpo de Cristo”.

Y una vez más enseña San Roberto Belarmino:

 “Este principio es de lo más cierto. El que no es cristiano no puede de ninguna manera ser Papa, como Cayetano lo dijo (ib. c. 26). La razón de esto es que nadie puede ser cabeza de lo que no es miembro. Ahora bien, el que no es cristiano no es miembro de la Iglesia, y el que se manifieste hereje no es un cristiano, como claramente lo enseñan San Cipriano (lib. 4, epíst. 2), San Atanasio (Cont. arria.), San Agustín (lib. De great. Christ.), San Jerónimo (contra Lucifer), entre otros; por lo tanto, el hereje manifiesto no puede ser Papa”53.

9ª objeción: El Papa Liberio cedió ante los herejes arrianos y excomulgó a San Atanasio, sin embargo, él continuó siendo el Papa.-

 


 


Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
10 mayo 2014 6 10 /05 /mayo /2014 18:10

sede vacante

Por ejemplo, si alguien realmente cree en tres dioses diferentes y no en un Dios en tres personas divinas, ese tal no es católico. Esto vale incluso si nunca se le enseñó la verdadera doctrina sobre la Trinidad. Él no es católico, ya que su creencia contradice un misterio esencial que debe conocer para guardar la verdadera fe.

Del mismo modo, si alguien cree que las otras religiones, como el islam, el judaísmo, etc. también son buenas, entonces aquel no cree que Cristo (y, por extensión, su Iglesia) es la única verdad. Si alguien no cree que Cristo (y, por extensión, su Iglesia) sea la única verdad, entonces no tiene la fe católica. Esto vale incluso si nunca se le enseñó la verdadera doctrina al respecto, por eso el Papa Pío XI dice que se aparten de la verdadera religión todos cuantos sustentan la opinión de que todas las religiones “son, con poca diferencia, buenas y laudables”.

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 2:

“Tales tentativas no pueden, de ninguna manera o católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio. Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios26.

 Pues ya hemos demostrado que Benedictopredecesores ”XVIcreen queyel judaísmo,sus“el islam, etc. son buenos. Benedicto XVI incluso fue iniciado en el islam en una mezquita el 30 de noviembre de 2006. Él y sus “predecesores” elogianesasreligiones. Benedicto XVI específicamente calificó de “noble”al islam y dijo que representa la “grandeza”. No es posible que él crea en esto y sea un “hereje material”católico, puesto que él no cree en un misterio esencial que debe sostenerse para guardar la verdadera fe, esto es, que Cristo es la única verdad. Por lo tanto, Benedicto XVI no es católico.

Esto también se prueba desde otro ángulo. Puesto que es un misterio esencial de la fe católica que Cristo (y, por extensión, su Iglesia) es la única verdad, se sigue que los que creen en este misterio también sostienen que la Iglesia de Cristo debe ser creída. Esta es la enseñanza del Papa León XIII.

Papa León XIII, Satis cognitum, # 13, 29 de junio de 1896:

No puede creerse que guardéis la fe católica los que no enseñáis que se debe guardar la fe romana27.

Si alguien cree que la religión católica no tiene que ser aceptada por los no católicos, entonces no es un católico. Como hemos demostrado, los antipapas del Vaticano II enseñan que la religión católica no tiene que ser aceptada por los no católicos; ellos enseñan específicamente que los cismáticos orientales no tienen que convertirse a la fe católica.

Pablo VI, Declaración Conjunta con el “Papa”cismático Shenouda III, 10 de mayo de 1973:Pablo VI,“ Obispo de Roma y Papa de la Iglesia católica, y Shenouda III, Papa de Alejandría y Patriarca de la Sede de San Marcos (…) En el nombre de esta caridad, rechazamos todo tipo de proselitismo (…) Qué cese donde quiera que exista…”28.

Juan Pablo II, Homilía, 25 de enero de   1993:Diceel documentode la Comisión

Pontifica para Rusia que, ‘La forma en que se logra la unidad cristiana, de hecho, no es por el proselitismo, sino por el diálogo fraternal…’”29.

Benedicto XVI, Discurso a los protestantes en la Jornada Mundial de la Juventud, 19 de agosto deYahora2005:preguntémonos:“ ¿qué significa restaurar la unidad de todos los cristianos? (…esta) unidad no significa lo que se podría llamar el ecumenismo de regreso, es decir, renegar y rechazar la propia historia de la fe de cada uno. ¡De ninguna manera!30

Además…

La ley de la Iglesia presupone pertinacia en la herejía a menos que se pruebe lo contrario.

Además de los hechos anteriores que demuestran que los antipapas del Vaticano II son definitivamente herejes formales, la presunción de la ley está en contra de ellos:

 Canon 2200 §2, Código de DerechoQuebrantaCanónicoexternamentedela 1917: “ ley, hay presunción de dolo [malicia] en el foro externo, mientras no se demuestre lo contrario”.

 Un comentario sobre este canon del Rev. Eric F. Mackenzie, A.M., S.T.L., J.C.L, afirma que:

La comisión misma de cualquier acto que signifique herejía, por ejemplo, la declaración de alguna doctrina contraria o contradictoria a un dogma revelado y definido, da motivo suficiente de presunción jurídica de depravación herética (…) Circunstancias justificantes deben probarse en el fuero externo, y la carga de la prueba recae en la persona cuya acción ha dado lugar de amonestación de herejía. A falta de dicha prueba, todas las excusas se presumen que no existen31.

Los antipapas del Vaticano II no sólo han hecho literalmente cientos de declaraciones contrarias al dogma revelado y definido, sino que también de forma explícita se han declarado estar en comunión –dentro de la misma Iglesia –con los cismáticos y herejes. Además, ellos han confirmado estas declaraciones con sus actos que manifiestan aún más su lealtad a la herejía, tal como la communicatio in sacris (la comunicación en las cosas sagradas) con diversas falsas religiones. Por lo tanto, ley o el espíritu de la Iglesia no excusa a alguien que públicamente difunde la herejía, sino más bien se presume su culpabilidad.

 Papa Inocencio IV, Primer Concilio de Lyon, 1245:

“La civilleydeclara que aquellos deben ser considerados como herejes, y deben ser sometidos a las sentencias dictadas contra ellos, incluso quienes por una leve evidencia se descubre que se han extraviado del juicio y del camino de la religión católica32.

 San Roberto Belarmino explica por qué debe ser así.

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30:

“…pues el hombre no está obligado, o en condiciones de leer corazones, pero cuando ven que alguien es hereje por sus obras externas, lo juzgan puro y simple como un hereje, y lo condenan como tal”.

 También una simple ilustración demostrará por qué esto debe ser así.

Supongamos que usted tiene algunas ovejas y usted designa a un pastor que cuide de ellas. Supongamos que un día el pastor se convierte en lobo y empieza a comerse las ovejas, desgarrándolas en pedazos. ¿Podría usted, que solo busca el bienestar de estas ovejas, conservar al lobo como “pastor”delasovejas? ¿Les exigiría a las otras ovejas que aún no han sido devoradas que se sometan al pastor convertido en lobo, y por lo tanto, colocándolas en estado de peligro próximo para ser devoradas? Por supuesto que no, ni tampoco Dios lo haría.

Dios nunca permitiría que alguien que promueve la herejía manifiesta en el fuero externo (independientemente de cuáles sean sus intenciones) conserve esa autoridad en la Iglesia ni le exigiría a los católicos que se le sometan. Recuérdese que la herejía mata el alma. Supongamos que el lobo de nuestra historia sólo tiene hambre o ha tenido un mal día. ¿Esto cambia el hecho de que las ovejas estén siendo eliminadas? No.

 Por otra parte, ¿qué lobo que tratase de engañar a la gente se declararía abiertamente no ser un católico o un enemigo de la Iglesia?

 Mateo 7, 15: “Guardaos de losque vienenfalsosvosotros disfrazadosprofetasconpieles de ovejas, mas por dentro son lobos voraces”.

No hay forma más eficaz para ayudar a un falso profeta que en insistir que él, a pesar de su profesión pública de la herejía, sigue manteniendo autoridad en la Iglesia. El Papa San Celestino, al tratar sobre el caso del hereje Nestorio, confirma autoritariamente el principio de que no podemos considerar a un hereje público como a una persona con autoridad. Nestorio, patriarca de Constantinopla, comenzó a predicar la herejía de que María no era la Madre de Dios. Los fieles reaccionaron rompiendo la comunión con él puesto que se dieron cuenta que Nestorio predicó herejía pública y notoria, por lo cual ya no podía tener autoridad en la Iglesia católica. La siguiente cita del Papa San Celestino se encuentra en De Romano Pontifice, la obra de San Roberto Belarmino.

 El Papa San Celestino:

 “La autoridad de Nuestra Sede Apostólica ha determinado que el obispo, el clérigo, o un simple cristiano, que haya sido destituido o excomulgado por Nestorio o sus seguidores, después de que éste último comenzó a predicar la herejía, no serán considerados depuestos o excomulgados. Porque el que ha desertado de la fe con tales pronunciamientos, ya no puede deponer ni prohibir a nadie en absoluto33.

 El Papa Pío IX confirma este principio al enseñar que el delincuente es considerado hereje o cismático aunque no haya sido declarado por la Santa Sede como tal.

 Papa Pío IX, Quartus supra, # 12, 6 de enero de 1873:

 “Dado que la facción de Armenia es así, ellos son cismáticos aun cuando todavía no hayan sido condenados como tales por la autoridad Apostólica34.

 Por eso los santos, los teólogos, los doctores, los canónigos y los Papas que hablan acerca del “papa herético”evitan los términos herejía “material”y “formal”, ya que estos son términos que implican una sentencia del fuero interno. Ellos más bien utilizan palabras como: pública, manifiesta, notoria, etc. –términos que corresponden al fuero externo.

 F.X. Wernz, P. Vidal (1943):

 “El Romano Pontífice, caso de caer en herejía de manera notoria y abiertamente revelada, por ese mismo hecho se considera estar privado del poder de jurisdicción, incluso antes de cualquier sentencia declaratoria de la Iglesia…”35.

 Canon 192, Código de Derecho Canónico de 1917:

 “Se incurre en la privación del oficio por el mismo derecho o por un acto del Superior legítimo”.

 Canon 188 §4, Código de Derecho Canónico de 1917:

 “En virtud de renuncia tácita (silenciosa) admitida por el mismo derecho, vacan ipso facto, y sin ninguna declaración, cualesquiera oficios, si §4 (Apostata…)públicamente de la fe católica”.

 ¿Qué es una defección pública de la fe?

 Canon 2197 §1, Código de Derecho Canónico de 1917:

 “El delito es: §1 Público, si ya está divulgado, o si fue cometido o se halla en tales circunstancias que puede y debe juzgarse prudentemente que con facilidad habrá de adquirir divulgación…”.

 Por lo tanto, hemos demostrado detalladamente por qué es totalmente falso afirmar que los antipapas del Vaticano II sean meramente “herejes materiales”. No pueden ser herejes materiales porque: 1) conocen muy bien los dogmas que ellos niegan; 2) están obligados a conocer la fe católica como “obispos”, especialmente los dogmas que ellos niegan; y 3) ellos carecen de la fe y contradicen los misterios esenciales de la fe que se deben guardar para ser católico.

5ª objeción: La Iglesia no puede existir sin un Papa, o al menos no puede existir durante cuarenta años sin un Papa, como dicen los sedevacantistas…

Respuesta: La Iglesia ha existido por años sin un Papa, y eso ocurre cada vez que un Papa muere. La Iglesia ha experimentado un interregno papal (es decir, un período sin un Papa) más de 200 veces a lo largo de su historia. El interregno papal más largo (antes de la apostasía del Vaticano II) fue entre los Papas San Marcelino (296-304) y San Marcelo (308-309). Ese interregno duró más de tres años y medio(36). Además, los teólogos enseñan que la Iglesia puede existir, incluso por décadas sin un Papa.

 "EL P.  EDMUND  JAMES O'REILL DESTRUYE  Y EL ARGUMENTO DE LOS ANTI-SEDEVACANTISTAS SOBRE LA DURACIÓN DE UN INTERREGNO PAPAL (PERÍODO EN QUE NO HAY UN PAPA), MEDIANTE LA ENSEÑANZA DE QUE LA IGLESIA PUEDE EXISTIR SIN UN PAPA POR DÉCADAS".-

El P. Edmund James O’Reilly fue un teólogo eminenteAlescribir que vi después del Vaticano I y de sus definiciones sobre la perpetuidad del oficio papal, él enseña que Dios podría dejar a la Iglesia sin un Papa por más de 39 años, por ejemplo: la duración del Gran Cisma de Occidente (1378-1417). La siguiente cita   del   Padreserefiere alO’ReillyGranCismadeOccidente:

“Podemos detenernos aquí para indagar acerca de lo que se ha dicho de la posición, en esa época, de los tres reclamantes, y sus derechos respecto al Papado. En primer lugar, durante todo el período, desde la muerte del Papa Gregorio XI en 1378 –con excepción, por supuesto, de los intervalos entre  muertes y elecciones para llenar las vacantes  que  por  ello  se  creaban  –. Hubo  en  cada  momento  dado  un  Papa verdaderamente investido de la dignidad del Vicario de Cristo y Cabeza de la Iglesia, cualesquiera  hayan  sido  las  opiniones  que  pudieron  existir  en  cuanto  a  su autenticidad; no habría sido imposible o inconsistente con las promesas de Cristo el que haya habido un interregno que cubriera todo el período, porque esto de ninguna  manera  ha  sido  manifestado si  bien  que,  de  hecho,  no  hubo  tal interregno”37.

El P. O’Reilly–quien fue uno de los teólogos más eminentes del siglo XIX –dice que un interregno (un período sin un Papa), que abarque todo el período del Gran Cisma de Occidente no es en absoluto incompatible con las promesas de Cristo sobre su Iglesia.  El período del cual está hablando el P. O’Reilly con la muerte comienzó del Papa Gregorioen XI y 1378 finalizó es encialmente en 1417, cuando fue elegido el Papa Martín V. Eso sería un interregno de 39 años (período sin un Papa).

Es obvio que el P. O’Reilly está del lado de aquellos que, al rechazar a los antipapas del Vaticano II, mantienen la posibilidad de una vacante en la Santa Sede por un período largo. De hecho, en la página 287 de su libro,proféticaeladvertencia:P.O’Reilly  escribe   esta “El gran cisma de Occidente me sugiere una reflexión que me tomo la libertad de expresar aquí. Si este cisma no hubiera ocurrido, la hipótesis de que tal cosa sucediera, parecería a muchos algo quimérico [absurdo]. Ellos dirían que no podría ser; Dios no permitiría que la Iglesia llegara a una situación tan infeliz. Las herejías podrían surgir y extenderse y durar penosamente por mucho tiempo, lanzando a la defección y a la perdición a sus autores y cómplices, con gran peligro también para los fieles, aumentado por las reales persecuciones en los muchos lugares donde dominan los herejes. Pero que la verdadera Iglesia pueda permanecer entre treinta y cuarenta años sin un Jefe bien elegido y representante de Cristo en la tierra, esto no podría ocurrir. Sin embargo, ello ha ocurrido, y no tenemos ninguna garantía de que no volverá a ocurrir otra vez, aunque fervorosamente deseamos lo contrario. Lo que puedo inferir es que no estamos muy aptos para pronunciarnos sobre lo que Dios puede permitir. Lo que sí sabemos con absoluta certeza es que Él cumplirá sus promesas. (…También) podemos confiar que Él hará mucho más de lo que se ha obligado a Sí mismo por sus promesas. Podemos mirar hacia adelante con esperanzadoras probabilidades de que no vuelvan a ocurrir el futuro algunos de los 

problemas y desgracias que han acontecido en el pasado. Pero nosotros, o nuestros sucesores en las futuras generaciones de cristianos, quizás verán males más extraños que los que ya hemos experimentado, incluso antes de la inmediata aproximación del gran fin de todas las cosas en la tierra que precederá el día del juicio. Yo no me declaro un profeta, ni pretendo ver infelices sucesos, de los que no tengo conocimiento alguno. Todo lo que trato de dar a entender es que las contingencias en relación con la Iglesia, que no están excluidas por las promesas divinas, no pueden ser consideradas como prácticamente imposibles, sólo porque ellas serían terribles y peligrosas en un grado extremo38.

 Esto es un punto excelente. El P. O’Reilly está diciendo que si el Gran Cisma de Occidente nunca hubiera ocurrido, los católicos dirían que tal situación (tres reclamantes al Papado sin que se pudiera comprobar por décadas quién era la verdadera cabeza) sería imposible –al igual como dicen aquellos que la “tesis” sedevacantista  es imposible, en que escierto. a pesar que:

 El P. O’Reilly dice el que, Gran Cisma habiendo de Occidente, no tenemos ocurrido ninguna garantía que no ocurran cosas peores que no estén excluidas por las promesas divinas. No hay nada en contra de la indefectibilidad –que es una de las propiedades esenciales de la Iglesia –el decir que no hemos tenido un Papa desde la muerte de Pío XII en 1958. Todo estaría más bien en contra de la indefectibilidad de la Iglesia católica si afirmáramos que fueron Papas verdaderos los que promulgaron el Vaticano II, junto con apoyar oficialmente a las religiones falsas y paganas, promulgar la Nueva Misa protestante, y sostener que los no católicos no necesitan convertirse para la salvación. Que la Iglesia esté sin un Papa por un largo período en la Gran Apostasía es el castigo infligido por Dios a nuestra generación por la maldad del mundo.

 La profecía de San Nicolás de Flüe (1417-1487): “La Iglesia será castiga mayoría de sus miembros, grandes y pequeños, se pervertirán. La Iglesia se hundirá más y más, hasta que, finalmente, parecerá haber quedado destruida, y la sucesión de Pedro y de los demás Apóstoles parecerá haber terminado. Pero después de esto, será exaltada triunfalmente a la vista de todos los que dudaban”39.

6ª objeción: Las definiciones del Vaticano I sobre la perpetuidad del oficio papal contradicen las afirmaciones de los sedevacantistas.

Respuesta: Los dogmas del Vaticano I no se contradicen con una vacancia de la sede papal, de hecho, son aquellos que rechazan a los antipapas del Vaticano II los que aceptan consecuentemente estos dogmas papales, ya que Benedicto XVI los rechaza totalmente.

 RESPUESTAS A LOS PASAJES ESPECÍFICOS DEL CONCILIO VATICANO PRIMERO QUE SON CITADOS POR LOS ANTI-SEDEVACANTISTAS –Y LO ABSURDO DE UN “PAPA”QUE NO CREE EN EL VATICANO PRIMERO

Las personas que intentan refutar el sedevacantismo a menudo citan tres pasajes del Vaticano I. Responderemos específicamente a estos tres pasajes. Antes de hacerlo, debemos hacer hincapié en el hecho que acabamos de tratar: han habido largos períodos en que la Iglesia no ha tenido un Papa. Hemos mencionado el interregno de tres y medio años que ocurrió entre el Papa San Marcelino y el Papa San Marcelo.

Cuando el Papa San Gregorio VII murió el 25 de mayo de 1085, fue hasta casi dos años más tarde –el 9 de mayo de 1087 –que fue elegido su sucesor, el Papa Víctor III. El 25 de junio de 1243, el Papa Inocencio IV se convirtió en el sucesor N° 179 de San Pedro; sin embargo, su predecesor inmediato, el Papa Celestino IV, ya había muerto hace más de un año y medio –el 10 de noviembre de 1241. Más tarde, en el mismo siglo, los católicos tuvieron que esperar casi tres años para que la Iglesia, tras la muerte del Papa Clemente IV, el 29 de noviembre de 1268, nombrase al nuevo Papa, San Gregorio X, el 1 de septiembre de 1271. Se podrían citar otros ejemplos de interregnos de un año o más entre los Papas; el punto es que si bien la práctica común era transferir rápidamente el poder papal, hubo excepciones. En la crisis actual, por lo tanto, ciertamente no es la primera vez en que la Iglesia ha tenido que sufrir un período significativo sin un Papa.

 Ya hemos tratado de los antipapas que reinaron en Roma y que decían ser Papas, algo que vimos en el caso de Anacleto II y en el Gran Cisma de Occidente. También hay un axioma teológico, “nimás ni menos cambia la especie; un cambio de grado no afecta el principio”. Si la Iglesiaoperdióla no fall perpetua sucesión papal por una vacancia de tres años y siete meses, entonces la Iglesia no fallará o perderá la sucesión papal perpetua durante una vacancia de cuarenta o más años. El principio es el mismo, a menos que exista una enseñanza específica de la Iglesia que declare un límite al interregno papal.

Debido a que no hay enseñanza que ponga un límite a tal interregno papal (un período sin un Papa), y puesto que las definiciones del Vaticano I sobre la perpetuidad del oficio papal no hacen ninguna mención en absoluto acerca de las vacancias papales o por cuánto tiempo podrían durar, entonces, si fuere cierto que las definiciones del Vaticano I refutan la posición sedevacante (como algunos dicen), entonces también refutarían, cada vez que la Iglesia se encuentre sin un Papa, la indefectibilidad de la Iglesia católica. Pero, por supuesto, esto es imposible y ridículo.

Por lo tanto, con el fin de ser consistentes, los anti-sedevacantistas que citan al Vaticano I en contra de la “tesis”sedevacante, deben argumentar que la Iglesia nunca puede estar sin un Papa, ni siquiera por un solo momento (un absurdo evidente). Pero esto es exactamente lo que argumenta uno de ellos en un muy interesante pero errado artículo. Esto sirve para revelar el profundo prejuicio y los errores esenciales de su posición: Chis Ferrara, la campaña "Oposición Savacantista", Catholic Family News, agosta de 2005. La Iglesia nuca. p- ni. 19: por un "momento, en su historia ha estado sin ningún sucesor de Pedro válidamente elegido tras la muerte de su predecesor válidamente elegido"40.

Esto es obviamente absurdo y completamente falso. El autor sabe que esto es falso porque, en la siguiente frase, declara:

Ferrara:Dehecho, “el interregno más largo entre dos Papas de la historia de la Iglesia fue de sólo dos años y cinco meses, entre la muerte del Papa Nicolás IV (1292) y la elección del Papa Celestino41. V (1294)”

En primer lugar, el interregno que él menciona no fue el más largo de la historia de la Iglesia (como vimos más arriba). En segundo lugar, él reconoce que la Iglesia ha existido por años sin un Papa. Es así que ha habido un buen número de “momentos”en la historia de la Iglesia donde ella se ha encontrado sin un Papa. ¿Por qué nos diría Ferrara que la Iglesia no puede estar sin un Papa “ni por un momento”cuando él sabe que esto no es cierto?

Ahora que se ha establecido el hecho de que la Iglesia sí puede estar sin un Papa durante un largo periodo, echemos un vistazo a los pasajes del Concilio Vaticano I:

  1. El Concilio Vaticano I declara que el papado es el fundamento visible y el principio perpetuo de la unidad Concilio Vaticano I, Constitución dogmática sobre la Iglesia de Cristo, sesión 4, 18 de julio deMas para1870:queelepiscopado“ mismo fuera uno e indiviso y la universal muchedumbre de los creyentes se conservara en la unidad de la fe y de la comunión por medio de los sacerdotes coherentes entre sí; al anteponer al bienaventurado Pedro a los demás Apóstoles, en él instituyó un principio perpetuo de una y otra unidad y un fundamento visible, sobre cuya fortaleza se construyera un templo eterno, y la altura de la Iglesia, que había de alcanzar el cielo, se levantara sobre la firmeza de esta fe”42.

Lo que Cristo instituyó en San Pedro (el oficio de Pedro) sigue siendo el fundamento visible y el principio perpetuo de unidad, INCLUSO HOY, Y CADA VEZ QUE NO HAY PAPA, y esto se demuestra cada vez cuando un católico sedevacante convierte a un “ortodoxo” acismáticola fe católica.

El católico (que es sedevacantista) cristianamente le informa al cismático oriental que él no está en la unidad de la Iglesia porque no acepta lo que Cristo instituyó en San Pedro (el oficio del papado), y no solamente eso, sino además porque no acepta lo que los sucesores de San Pedro han enseñado a lo largo de la historia de manera obligatoria (por ejemplo, el Concilio de Trento, etc.). Este es un claro ejemplo de cómo el oficio del papado todavía está en función –y funcionará para siempre –como el principio perpetuo de la unidad visible, distinguiendo a los verdaderos fieles de los falsos (y la verdadera Iglesia de la falsa). Esto sigue siendo verdadero aun cuando no hay Papa, y para los católicos que sostienen hoy en día el sedevacantismo. Esta enseñanza dogmática del Vaticano I no excluye los períodos cuando no hay un Papa ni tampoco se opone de manera alguna a la tesis sedevacante.

De hecho, mientras esta definición sigue siendo verdadera para el sedevacantista, debe quedar claro que, (por ejemplo, en esta época de la Gran Apostasía) ESTA DEFINICIÓN DEL VATICANO I

SÓLO PUEDE SEGUIR SIENDO VERDADERA PARA EL SEDEVACANTISTA (y no para los anti-sedevacantistas). ESTA DEFINICIÓN DEL VATICANO I RESPECTO AL PAPADO COMO SIENDO EL FUNDAMENTO VISIBLE Y EL PRINCIPIO PERPETUO DE LA UNIDAD CIERTAMENTE NO PUEDE SER APLICADA PARA LOS QUE ESTÁN BAJO BENEDICTO XVI, ya que el Vaticano II enseña todo lo contrario:

 Documento del Vaticano II, Lumen gentium, # 15:

“La Iglesia se reconoce unida por muchas razones con quienes, estando bautizados, se honran con el nombre de cristianos, pero no profesan la fe en su totalidad o no guardan la unidad de comunión bajo el sucesor de Pedro”43.

Vemos que el Vaticano II enseña que el papado no es el fundamento visible de la unidad de la fe y la comunión. Enseña que aquellos que rechazan el papado están en comunión con la Iglesia. Dado que esta es la enseñanza oficial de la secta del Vaticano II y sus antipapas, aquellos que se adhieren a ellos contradicen las enseñanzas del Concilio Vaticano I anteriormente citadas.

En segundo lugar, la enseñanza del Concilio Vaticano I sobre la perpetuidad del oficio papal sólo sigue siendo verdadera para el sedevacante porque ¡Benedicto XVI enseña explícitamente que no es esencial para la unidad aceptar el papado!

 Benedicto XVI, Principios de la Teología Católica (1982), pp. 197-198:De partede occidente, la exigencia máxima sería que oriente reconociera la primacía del obispo de Roma en todo el ámbito de la definición de 1870 [Vaticano I] y al hacerlo someterse en la práctica, a una primacía como ha sido aceptada por las iglesias uniatas. (Con…)respecto al protestantismo, la exigencia máxima de la Iglesia católica sería que los ministros eclesiales protestantes sean considerados como totalmente inválidos y que los protestantes se conviertan al catolicismo (…) ningunas de estas máximas soluciones ofrecen una esperanza real de unidad44.

 

Ya hemos mostrado –pero era necesario citarlo de nuevo aquí –que Benedicto XVI menciona específicamente –y luego rechaza abiertamente –la enseñanza tradicional de la Iglesia católica de que los protestantes y los cismáticos orientales deben ser convertidos a la fe católica y aceptar el Vaticano I (“todo el ámbito de la definición de 1870”) para la unidad y la salvación. Él rechaza específicamente que la definición dogmática del Concilio Vaticano I (aceptar el papado, etc.) es obligatoria para la unidad de la Iglesia. Además del hecho de que este es otro claro ejemplo de la herejía manifiesta de los antipapas del Vaticano II, ¡esto prueba que BENEDICTO XVI (EL HOMBRE QUE ACTUALMENTE ELLOS DICEN QUE ES EL “PAPA”) NIEGA EL MISMO DOGMA DEL VATICANO I QUE SIRVE DE FUNDAMENTO PARA ESTA OBJECIÓN DE LOS ANTI-SEDEVACANTISTAS!

 

  1. El papado perdurará para siempre Vaticano I, Constitución dogmática sobre la Iglesia de Cristo, sesión 4, cap. 2: “Lo que Cristo Señor, príncipe de los pastores y gran pastor de las ovejas, instituyó en el bienaventurado Apóstol Pedro para perpetua salud y bien perenne de la Iglesia, menester es que dure perpetuamente por obra del mismo Señor en la Iglesia que, fundada sobre la piedra, tiene que permanecer firme hasta la consumación de los siglos”45.

 

Sí, lo que Cristo instituyó en San Pedro (es decir, el oficio del papado) debe permanecer para siempre hasta el final de los tiempos. ¿Qué es el oficio papal? El oficio papal es el oficio de San Pedro ejercido por todo verdadero y legítimo obispo de Roma. Esto significa y garantiza que cada vez que hay un ocupante verdadero y válido del cargo, él está dotado por Cristo con la infalibilidad (es decir, en su capacidad docente autoritaria y obligatoria), y con la jurisdicción suprema sobre la Iglesia universal, para que sea efectivamente el jefe visible de la Iglesia. Esto sigue siendo cierto para todo ocupante verdadero y legítimo del oficio papal hasta el final de los tiempos. Esto no quiere decir que la Iglesia siempre tendrá un ocupante del oficio papal (como lo prueba la historia de la Iglesia y las vacancias papales de más de 200 veces), ni tampoco significa que sea imposible que un antipapa reine desde Roma (como fue el caso del antipapa Anacleto II, que reinó en Roma desde 1130-1138). Esta definición no prueba nada a favor de los anti-sedevacantistas, por lo tanto, continuemos.

 

  1. Pedro tendrá perpetuos sucesores en su primado sobre toda la Iglesia universal Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 4, cap. 2, [canon]. “Si alguno, pues, dijere que no es de institución de Cristo mismo, es decir, de derecho divino, que el bienaventurado Pedro tenga perpetuos sucesores en el primado sobre la Iglesia universal; o que el Romano Pontífice no es sucesor del bienaventurado Pedro en el mismo primado, sea anatema”46.

 

Este es el canon favorito de aquellos que se oponen a la “tesis” nosedevacante;obstante,como veremos, también no prueba nada a favor de su falsa posición. Las palabras y distinciones son muy importantes. El entender las distinciones y las palabras a menudo hace la gran diferencia entre el protestantismo y el catolicismo.

El canon del Vaticano I condena a aquellos que niegan “que Pedro tenga perpetuos sucesores en el primado sobre la Iglesia universal”. Nóteselafraseperpetuos“ sucesores EN EL PRIMADO”. Esto, como hemos visto, no significa y no puede significar que siempre tendremos un Papa. Por eso no dice que “siempre tendremos un Papa”.Es un hecho que han existido periodos sin un Papa. Entonces, ¿qué significa el canon?

 

Para comprender este canon, debemos recordar que hay cismáticos que sostienen que al mismo San Pedro le fue dado por Jesucristo el primado sobre la Iglesia universal, pero que el primado sobre la Iglesia universal terminó con San Pedro. Ellos sostienen que los obispos de Roma no son los sucesores del mismo primado que tuvo San Pedro. Ellos sostienen que la fuerza de hecho y derecho del primado no desciende a los Papas, a pesar que ellos sean los sucesores de San Pedro como obispos de Roma. De nuevo: los “ortodoxos”cismáticos admitirían que los obispos de Roma son sucesores de San Pedro, en cierto modo, debido a que son sucesores como obispos de Roma, pero no son sucesores con la misma primacía jurisdiccional sobre la Iglesia universal que tuvo San Pedro en su vida. Esta es la herejía de la cual trata el canon arriba citado.

 

Esta herejía – que niega que un Papa sea el sucesor del San Pedro con el mismo primado perpetuamente (es decir, cada vez que haya un Papa hasta el final de los tiempos, él será un sucesor en el mismo primado, con la misma autoridad que gozó San Pedro) –es precisamente lo que condena este canon.

 

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 4, cap. 2, [canon]. “Si alguno, pues, dijere que no es de institución de Cristo mismo, es decir, de derecho divino, que el bienaventurado Pedro tenga perpetuos sucesores en el primado sobre la Iglesia universal; o que el Romano Pontífice no es sucesor del bienaventurado Pedro en el mismo primado, sea anatema”47.

 

Cuando entendemos bien esto, se ve claramente cuál es el significado de este canon. Esto se acentúa al final con las palabras “o que el Romano Pontífice no es el sucesor del bienaventurado Pedro en el mismo primado, sea anatema”. El canonno está declarando que siempre vamos a tener un Papa o que no habrá vacíos, como claramente lo hemos tenido. El significado del canon se desprende por lo que dice. Condena a aquellos que niegan que Pedro tenga sucesores perpetuos en el primado –es decir, aquellos que niegan que cada vez que haya un verdadero y legítimo Papa hasta el final de los tiempos, él será un sucesor en el mismo primado, con la misma autoridad que gozó San Pedro.

 

Este canon no prueba nada a favor de los anti-sedevacantistas, pero sí prueba algo para nosotros. ¡Recuerden, Benedicto XVI también rechaza este dogma sobre el primado de los Papas!

 BENEDICTO XVI RECHAZA TOTALMENTE ESTE CANON Y EL VATICANO I

Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p. 198:Tampocoes posible, por otra parte, que se considere como la única forma posible y, en consecuencia, sea obligatoria para todos los cristianos la forma que tomó esta primacía en los siglos XIX y XX [Nota del autor: esto significa que los cismáticos no necesitan aceptar el Vaticano I].Los gestos simbólicos del Papa Pablo VI y, en particular, el haberse arrodillado ante el representante del patriarca ecuménico [el patriarca cismático Atenágoras] fueron un intento de expresar precisamente esto y, por tales gestos, señalar el camino para salir del impase histórico, (En…)otras palabras, Roma no debe exigir más de oriente con respecto a la doctrina de la primacía que como había sido formulada y vivida en el primer milenio. Cuando el Patriarca Atenágoras [elcismático no católico], el 25 de julio de 1967, con motivo de la visita del Papa a Fanar, lo designó como siendo el sucesor de San Pedro, como el más estimado de entre nosotros, como el que preside en la caridad, este gran líder de la Iglesia estaba expresando el contenido eclesial de la doctrina de la primacía como había sido conocida en el primer milenio. Roma no tiene por qué pedir más48.

Esto significa, una vez más, que, según Benedicto XVI, todos los cristianos no están obligados a creer en el papado tal como fue definido en el Concilio Vaticano I en 1870.Esto significa que los “ortodoxos”cismáticos sí pueden rechazar el papado. Esto es una negación flagrante del Concilio Vaticano I y de la necesidad de aceptar la primacía por parte de aquel que afirma ser “el Papa”. ¿Quién clamará en contra de esta demencia abominable?

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, todoscaplos.fieles3, ex cathedra de Cristo deben creer que ‘la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice poseen el primado sobre todo el orbe, y que el mismo Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los apóstoles, y verdadero vicario de Jesucristo y cabeza de toda la Iglesia, (Enseñamos,…) por ende, y declaramos, que la Iglesia Romana, por disposición del Señor, posee el principado de potestad ordinaria sobre todas las otras (…)Tal es la doctrina de la verdad católica, de la que nadie puede desviarse sin menoscabo de su fe y su salvación49.

Por otra parte, nótese que Benedicto XVI reconoce que los gestos simbólicos de Pablo VI con el patriarca cismático “fueron un intento de expresar precisamente esto”,¡es decir, sus gestos (como arrodillarse ante el representante no católico, el cismático patriarca Atenágoras) expresaron que los cismáticos no necesitan que creer en el papado y en el Vaticano I! Consideren esto como una prueba contundente de todo lo que hemos dicho con respecto a los gestos continuos de Juan Pablo II hacia los cismáticos, por ejemplo: darles reliquias, darles ofrendas, elogiar susglesias“i”,sentarse a rezar en igualdad con ellos, firmar declaraciones comunes con ellos, levantar las excomuniones contra ellos.

Hemos señalado una y otra vez que con estas solas acciones (ni siquiera considerando sus otras declaraciones) constituyen una demostración de que ellos enseñan que los cismáticos no tienen que aceptar el dogma del papado. Innumerables falsos tradicionalistas y miembros de la Iglesia del Vaticano II lo niegan y tratan de explicar estos gestos como meramente escandalosos u otra cosa, pero no heréticos en sí. Bueno, aquí tenemos a Ratzinger –ahora Benedicto XVI como nuevo “jefe”de la Iglesia del Vaticano II –admitiendo precisamente lo que hemos dicho. En la sección sobre las herejías de Benedicto XVI, hemos cubierto con gran detalle sus otras negaciones del Vaticano I. No vamos a repetirlo todo aquí; por favor consulte esa sección al respecto.

Por lo tanto, por favor dígame, querido lector: ¿Quién realmente niega el Concilio Vaticano I? ¿Quién niega los dogmas sobre la perpetuidad, la autoridad y las prerrogativas del oficio papal? ¿Quién niega lo que Cristo instituyó en San Pedro? ¿No son acaso los sedevacantistas los que señalan acertadamente que aquella persona que niega el Vaticano I esta fuera de la Iglesia, fuera de la unidad –puesto que él rechaza, entre otras cosas, el principio perpetuo de la unidad que es el papado –y, por lo tanto, esa persona no puede ocupar ningún cargo ni dirigir una Iglesia en la cual él mismo no cree?

San Roberto Belarmino (1610), Doctor deUn laPapa queIglesia:semanifiestehereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia:

De hecho, sería uno de los más extraños monstruos que podrían verse –si la cabeza de la Iglesia no fuera de la Iglesia50.

¿O acaso los verdaderos negadores del papado y del Vaticano I no son aquellos que profesan la unión con aquel que claramente ni siquiera cree en el Concilio Vaticano I, aquel que ni siquiera cree que el papado y el Vaticano I sean obligatorios para todos los cristianos; aquel que ni siquiera cree que el papado era aceptado en el primer milenio?

La respuesta es evidente para cualquier persona sincera y honesta que considere estos hechos. Es el antipapa Benedicto XVI, y todos los que obstinadamente insisten en estar en unión con él, quienes niegan el papado; los verdaderos fieles al papado y de la unidad de la Iglesia son los sedevacantistas.

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, todoscaplos.fieles3, ex cathedra de Cristo deben creer que ‘la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice poseen el primado sobre todo el orbe, y que el mismo Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los apóstoles, y verdadero vicario de Jesucristo y cabeza de toda la Iglesia, (Enseñamos,…) por ende, y declaramos, que la Iglesia Romana, por disposición del Señor, posee el principado de potestad ordinaria sobre todas las otras (…)Tal es la doctrina de la verdad católica, de la que nadie puede desviarse sin menoscabo de su fe y su salvación49.

Por otra parte, nótese que Benedicto XVI reconoce que los gestos simbólicos de Pablo VI con el patriarca cismático “fueron un intento de expresar precisamente esto”,¡es decir, sus gestos (como arrodillarse ante el representante no católico, el cismático patriarca Atenágoras) expresaron que los cismáticos no necesitan que creer en el papado y en el Vaticano I! Consideren esto como una prueba contundente de todo lo que hemos dicho con respecto a los gestos continuos de Juan Pablo II hacia los cismáticos, por ejemplo: darles reliquias, darles ofrendas, elogiar susglesias“i”,sentarse a rezar en igualdad con ellos, firmar declaraciones comunes con ellos, levantar las excomuniones contra ellos.

Hemos señalado una y otra vez que con estas solas acciones (ni siquiera considerando sus otras declaraciones) constituyen una demostración de que ellos enseñan que los cismáticos no tienen que aceptar el dogma del papado. Innumerables falsos tradicionalistas y miembros de la Iglesia del Vaticano II lo niegan y tratan de explicar estos gestos como meramente escandalosos u otra cosa, pero no heréticos en sí. Bueno, aquí tenemos a Ratzinger –ahora Benedicto XVI como nuevo “jefe”de la Iglesia del Vaticano II –admitiendo precisamente lo que hemos dicho.

En la sección sobre las herejías de Benedicto XVI, hemos cubierto con gran detalle sus otras negaciones del Vaticano I. No vamos a repetirlo todo aquí; por favor consulte esa sección al respecto.

Por lo tanto, por favor dígame, querido lector: ¿Quién realmente niega el Concilio Vaticano I? ¿Quién niega los dogmas sobre la perpetuidad, la autoridad y las prerrogativas del oficio papal? ¿Quién niega lo que Cristo instituyó en San Pedro? ¿No son acaso los sedevacantistas los que señalan acertadamente que aquella persona que niega el Vaticano I esta fuera de la Iglesia, fuera de la unidad –puesto que él rechaza, entre otras cosas, el principio perpetuo de la unidad que es el papado –y, por lo tanto, esa persona no puede ocupar ningún cargo ni dirigir una Iglesia en la cual él mismo no cree?

San Roberto Belarmino (1610), Doctor deUn laPapa queIglesia:semanifiestehereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia: “De hecho, sería uno de los más extraños monstruos que podrían verse –si la cabeza de la Iglesia no fuera de la Iglesia50.

¿O acaso los verdaderos negadores del papado y del Vaticano I no son aquellos que profesan la unión con aquel que claramente ni siquiera cree en el Concilio Vaticano I, aquel que ni siquiera cree que el papado y el Vaticano I sean obligatorios para todos los cristianos; aquel que ni siquiera cree que el papado era aceptado en el primer milenio?

La respuesta es evidente para cualquier persona sincera y honesta que considere estos hechos. Es el antipapa Benedicto XVI, y todos los que obstinadamente insisten en estar en unión con él, quienes niegan el papado; los verdaderos fieles al papado y de la unidad de la Iglesia son los sedevacantistas.

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, todoscaplos.fieles3, ex cathedra de Cristo deben creer que ‘la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice poseen el primado sobre todo el orbe, y que el mismo Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los apóstoles, y verdadero vicario de Jesucristo y cabeza de toda la Iglesia, (Enseñamos,…) por ende, y declaramos, que la Iglesia Romana, por disposición del Señor, posee el principado de potestad ordinaria sobre todas las otras (…)Tal es la doctrina de la verdad católica, de la que nadie puede desviarse sin menoscabo de su fe y su salvación49.

Por otra parte, nótese que Benedicto XVI reconoce que los gestos simbólicos de Pablo VI con el patriarca cismático “fueron un intento de expresar precisamente esto”,¡es decir, sus gestos (como arrodillarse ante el representante no católico, el cismático patriarca Atenágoras) expresaron que los cismáticos no necesitan que creer en el papado y en el Vaticano I! Consideren esto como una prueba contundente de todo lo que hemos dicho con respecto a los gestos continuos de Juan Pablo II hacia los cismáticos, por ejemplo: darles reliquias, darles ofrendas, elogiar susglesias“i”,sentarse a rezar en igualdad con ellos, firmar declaraciones comunes con ellos, levantar las excomuniones contra ellos.

Hemos señalado una y otra vez que con estas solas acciones (ni siquiera considerando sus otras declaraciones) constituyen una demostración de que ellos enseñan que los cismáticos no tienen que aceptar el dogma del papado. Innumerables falsos tradicionalistas y miembros de la Iglesia del Vaticano II lo niegan y tratan de explicar estos gestos como meramente escandalosos u otra cosa, pero no heréticos en sí. Bueno, aquí tenemos a Ratzinger –ahora Benedicto XVI como nuevo “jefe”de la Iglesia del Vaticano II –admitiendo precisamente lo que hemos dicho.

 En la sección sobre las herejías de Benedicto XVI, hemos cubierto con gran detalle sus otras negaciones del Vaticano I. No vamos a repetirlo todo aquí; por favor consulte esa sección al respecto.

Por lo tanto, por favor dígame, querido lector: ¿Quién realmente niega el Concilio Vaticano I? ¿Quién niega los dogmas sobre la perpetuidad, la autoridad y las prerrogativas del oficio papal? ¿Quién niega lo que Cristo instituyó en San Pedro? ¿No son acaso los sedevacantistas los que señalan acertadamente que aquella persona que niega el Vaticano I esta fuera de la Iglesia, fuera de la unidad –puesto que él rechaza, entre otras cosas, el principio perpetuo de la unidad que es el papado –y, por lo tanto, esa persona no puede ocupar ningún cargo ni dirigir una Iglesia en la cual él mismo no cree?

San Roberto Belarmino (1610), Doctor deUn laPapa queIglesia:semanifiestehereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia:

“De hecho, sería uno de los más extraños monstruos que podrían verse –si la cabeza de la Iglesia no fuera de la Iglesia”50.

¿O acaso los verdaderos negadores del papado y del Vaticano I no son aquellos que profesan la unión con aquel que claramente ni siquiera cree en el Concilio Vaticano I, aquel que ni siquiera cree que el papado y el Vaticano I sean obligatorios para todos los cristianos; aquel que ni siquiera cree que el papado era aceptado en el primer milenio?

La respuesta es evidente para cualquier persona sincera y honesta que considere estos hechos. Es el antipapa Benedicto XVI, y todos los que obstinadamente insisten en estar en unión con él, quienes niegan el papado; los verdaderos fieles al papado y de la unidad de la Iglesia son los sedevacantistas.

 

 

 



 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
9 mayo 2014 5 09 /05 /mayo /2014 15:33

 

 sede_vacante.JPGPapa Vigilio,

Segundo Concilio de Constantinopla, 553:

 “…tenemos en cuenta lo que fue prometido acerca de la Santa Iglesia y a Aquel que dijo que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (por ellas entendemos como las lenguas mortales de los herejes)…”1.

 Suelen plantearse muchas objeciones en contra de la posición sedevacante –la cual se explica en este libro –que dice que la cátedra de San Pedro está vacante debido a que los “Papas”post-Vaticano II no son verdaderos Papas, sino más bien antipapas no católicos. Respondemos ahora a las principales objeciones que suelen presentarse contra de esta posición.

 1ª objeción: Las puertas del infierno no pueden prevalecer contra la Iglesia, como Cristo dijo (Mateo 16). Él dijo que estaría con su Iglesia todos los días hasta el fin del mundo (Mateo 28). Decir que la sede está vacante es contrario a las promesas de Cristo.

 Respuesta: No, la indefectibilidad (la promesa de Cristo que siempre estará con su Iglesia, y que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella) significa que la Iglesia, hasta el fin de los tiempos, permanecerá siendo esencialmente lo que es. La indefectibilidad de la Iglesia requiere que exista a lo menos un remanente de la Iglesia hasta el fin del mundo, y que un verdadero Papa en su misión apostólica nunca podría enseñar el error a toda la Iglesia. Esto no excluye la posibilidad que hayan antipapas que falsamente digan ser Papas (como ha ocurrido en numerosas ocasiones en el pasado, incluso que reinaron en Roma) ni tampoco excluye que haya una falsa secta que reduzca a un pequeño remanente a los fieles de la verdadera Iglesia católica en los últimos días. Esto es precisamente lo que se predijo que ocurriría en los últimos días y lo que ocurrió durante la crisis arriana (siglo IV).

 San Atanasio:Loscatólicosquese mantienen fieles a la Tradición aún si ellos son reducidos a un manojo, ellos son la verdadera Iglesia de Jesucristo2.

 ¡Además, cabe señalar que la Iglesia definió que los herejes son las puertas del infierno, palabras que son mencionadas por nuestro Señor en Mateo 16!

 Papa Vigilio, Segundo Concilio de Constantinopla, 553:

 “…tenemos en cuenta lo que fue prometido acerca de la Santa Iglesia y a Aquel que dijo que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (por ellas entendemos como las lenguas mortales de los herejes)…”3.

 Papa San León IX, 2 de septiembre de 1053:LaSanta Iglesia“ edificada sobre la piedra, esto es, sobre Cristo, y sobre Pedro (…) porque en modo alguno había de ser vencida por las puertas del infierno, es decir, por las disputas de los herejes, que seducen a los vanos para su ruina”4.

 Santo Tomás de Aquino (+1262):ellenarloscorazones“La desabiduríalo pued fieles, y silenciar la terrible insensatez de los herejes, adecuadamente representados como las puertas del infierno5. (Introducción a Aurea Catena)

 Nótese que los herejes son las puertas del infierno. Los herejes no son miembros de la Iglesia. Por eso un hereje nunca podría ser un Papa. Las puertas del infierno (los herejes) nunca podrían tener autoridad sobre la Iglesia de Cristo. Los que denuncian a los antipapas herejes del Vaticano II no son los que afirman que las puertas del infierno han prevalecido contra la Iglesia; son más bien aquellos que obstinadamente los defienden como Papas, a pesar de que se puede demostrar claramente que son herejes manifiestos.

 Papa Inocencio III, Eius exemplo, 18 de diciembre de 1208:

 “Creemos de todo corazón y profesamos con nuestros labios una sola Iglesia, no de herejes, sino la Santa Iglesia, Romana, Católica y Apostólica, fuera de la cual creemos que nadie se salva”6.

 San Francisco de Sales (siglo XVII), Doctor de la Iglesia, The Catholic Controversy [La

Controversia Católica], edición inglesa, pp. 305-306:  “Ahora bien, cuando él [el

Papa] es explícitamente un hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia…” .

 No hay ninguna enseñanza de la Iglesia católica que se pueda citar que sea contraria al hecho de que actualmente exista una falsa secta que ha reducido a la verdadera Iglesia católica a un pequeño remanente en los días de esta Gran Apostasía, dirigida por antipapas que falsamente dicen ser Papas. Los que afirman que la secta del Vaticano II es la Iglesia católica afirman que la Iglesia católica aprueba oficialmente las falsas religiones y las falsas doctrinas. Esto es imposible y significaría que las puertas del infierno habrían prevalecido contra la Iglesia católica.

 2ª objeción: ¿Cuál es su autoridad para hacer estos juicios? El uso de las declaraciones dogmáticas es una interpretación privada.

 Respuesta: La autoridad que un católico tiene para determinar que los herejes no son miembros de la Iglesia es el dogma católico que nos enseña que aquellos que se apartan de la fe se consideran fuera de ella.

 Papa León XIII, Satis cognitum, # 9, 29 de junio de 1896:

 “Tal ha sidoconstantela costumbredelaIglesia,apoyada por el juicio unánime de los Santos Padres, que siempre han mirado como excluido de la comunión católica y fuera de la Iglesia a cualquiera que se separe en lo más mínimo de la doctrina enseñada por el magisterio auténtico7.

 Además, afirmar que adherir a este dogma católico es una interpretación privada, como dice esta objeción, es decir precisamente lo que condenó el Papa San Pío X en su Syllabus de errores modernos.

 Papa San Pío X, Lamentabili, Decreto sobre los errores del modernismo, 3 de julio de

 1907, Los#22:dogmasque la Iglesia presenta como revelados, no son verdades venidas del Cielo, sino una interpretación de hechos religiosos que la mente humana se elaboró con trabajoso esfuerzo”8. –Condenado

 Papa San Pío X, Lamentabili, Decreto sobre los errores del modernismo, 3 de julio de

 1907, Los#54:dogmas , “los sacramentos, la jerarquía, tanto en su noción como en su realidad, no son sino interpretaciones y desenvolvimientos de la inteligencia cristiana, que por externos acrecentamientos aumentaron y perfeccionaron el exiguo germen oculto en el Evangelio”9. - Condenado

Nótese que la idea de que los dogmas son interpretaciones está condenada. Sin embargo, eso es textualmente lo que afirma esta objeción, ya si lo quieran admitir o no. Están diciendo que el hacer uso de la verdad de un dogma es una “interpretación privada”. Además esta objeción también se refuta por el hecho de que, en su Decreto sobre el Sacramento del Orden, el Concilio de Trento declaró solemnemente que los cánones dogmáticos son para el uso de todos los fieles.

Papa Pío IV, Concilio de Trento, sesión 23, cap. 4: “Estos desonmodo los puntos q general ha parecido al sagrado Concilio enseñar a los fieles cristianos acerca del sacramento del Orden. Y determinó condenar lo que a ellos se opone con ciertos y propios cánones al modo que sigue, a fin de que todos, usando, con la ayuda de Cristo, de la regla de la fe, entre tantas tinieblas de errores puedan más fácilmente conocer y mantener la verdad católica10.

 La palabra “canon”(en griego: kanon) significa una caña, una vara recta, una vara de medir, algo que sirva para determinar, guiar o medir. ¡El Concilio de Trento está declarando infaliblemente que sus cánones son varas de medir para “todos”, para que así, haciendo uso de estas reglas de fe, puedan entre las tinieblas, conocer y defender fácilmente la verdad! Esta declaración tan importante destruye la afirmación de aquellos que dicen que usar los dogmas para comprobar puntos controversiales es una “interpretación.Eldogmaprivada”católicoeslaautoridad de todos aquellos que llegan a conclusiones correctas.

 Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 7, 15 de agosto de 1832:nada debe“…quitarse de cuanto ha sido definido, nada mudarse, nada añadirse, sino que debe conservarse puro tanto en la palabra como en el sentido11.

 3ª objeción: Usted no puede saber si alguien es un hereje, ni denunciarlo como tal, sin que primero haya un juicio y sentencia declaratoria.

 Respuesta: No es así. La sentencia declaratoria que viene después de una excomunión automática no es más que un reconocimiento legal de algo que ya existe. Si esto no fuera así, la excomunión automática no tendría sentido.

 Canon 2314, Código de Derecho Canónico de 1917: “ cristiana y todos y cada uno de los herejes o cismáticos: 1) incurren ipso facto[“en el acto”inmediatamenteo“”] en excomunión12.…”

La persona excomulgada ya está separada de la Iglesia. La mayoría de los herejes son conocidos por ser herejes sin ningún juicio o sentencia declaratoria, y deben ser denunciados como tal.

 Papa Pío VI, Auctorem fidei, 28 de agosto de 1794:

 “47Igualmente. la proposición que afirma ser necesario según las leyes naturales y divinas que tanto a la excomunión como a la suspensión deba preceder el examen personal, y que por lo tanto las sentencias dichas ipso facto no tienen otra fuerza

que la de una seria conminación sin efecto actual alguno, es falsa, temeraria, injuriosa a la potestad de la Iglesia y errónea13.

 Como vemos aquí, la Iglesia católica enseña que los procesos y sentencias formales no son necesarios para surtir efecto en las excomuniones ipso facto (“en el inmediatamenteacto”o ”)“.Sonmuy a menudo reconocimientos formales de la excomunión ipso factoque ya se han realizado, como en el caso del hereje Martín Lutero. Esto debería ser evidente para cualquier católico, pero para ilustrar este punto, he aquí lo que Martín Lutero dijo antes de ser públicamente condenado como hereje por el Papa. 

 Martín Lutero, hablando antes de la bula del Papa León X en la que se le daba sesenta días para retractarse antes de que se publicara la declaración de excomunión: En“ cuanto a mí, la suerte está echada: desprecio por igual el favor y la furia de Roma, no deseo reconciliarme con ella, ni tener comunión alguna con ella. Que me condene y queme mis libros, yo, a su vez, a menos que no pueda encontrar ningún fuego, condenaré y quemaré públicamente todo el derecho pontificio, ese pantano de herejías14.

 ¿Acaso hemos de creer que el hombre que pronunció estas palabras (mucho antes de que fuera condenado formalmente como hereje por una sentencia declaratoria) hubiera continuado siendo católico o hubiera podido ser considerado como tal? Si esta idea no es evidentemente absurda, entonces nada lo es. Es obvio que Martín Lutero era un hereje manifiesto antes de la declaración pública, y cualquier católico consciente de sus creencias podría y debería haberlo denunciado como un hereje manifiesto una vez que ese católico llegare a enfrentarse con esas opiniones escandalosamente heréticas.

 Por eso, antes del juicio de Lutero, el cardenal Cayetano   “secontactó con el príncipe elector Federico, soberano y protector de Lutero, instándolo a que no ‘deshonreelbuennombre de sus antepasados’ por apoyar a un hereje”15.

El mismo principio se aplica a un tal hereje llamado John Kerry, un político estadounidense que está a favor del aborto. Casi todos los que profesan ser católicos de mentalidad conservadora de inmediato estarían de acuerdo en que John Kerry es hereje y no un católico, ya que él rechaza obstinadamente la doctrina católica contra el aborto. Pero este “juicio” hacenlopor cuenta propia, puesto que ninguna sentencia declaratoria se ha publicado aún en su contra. Por lo tanto, ellos aprueban el punto de queno es necesaria una declaración pública para condenar a un hereje. La mayoría de los herejes en la historia de la Iglesia, y casi todos los herejes en el mundo de hoy, han sido y deben ser considerados herejes, sin ningún tipo de declaración, por el simple hecho de que su herejía es manifiesta.

 Canon 1325 §1-2, Código de Derecho Canónico de 1917: §1“.Están obligados los fieles cristianos a confesar públicamente la fe siempre que su silencio, tergiversación o manera de obrar llevaría consigo negación implícita de la fe, desprecio de la religión, ofensa de Dios o escándalo del prójimo. §2. Si alguien después de haber recibido el bautismo, conservando el nombre de cristiano, niega pertinazmente alguna de las verdades que han de ser creídas con fe divina y católica o la pone en duda, es hereje; si abandona por completo la fe cristiana, es apóstata…”.

 Cuando la herejía es manifiesta y claramente obstinada (pertinaz), como en el caso de Lutero o de Benedicto XVI (que dice que no debemos convertir a los no católicos y toma parte activa en el culto de la sinagoga), los católicos no sólo pueden denunciarlo como un no católico sin ningún juicio, sino que deben hacerlo. Esta es precisamente la razón de por qué San Roberto Belarmino, doctor de la Iglesia, al abordar esta misma cuestión, afirma inequívocamente que el hereje manifiesto es depuesto y debe ser evitado como un no católico antes de cualquier “excomunión o sentencia judicial”que ya no tiene autoridad. En este contexto, San Roberto usa la palabra “excomunión”para referirse a la pena de ferendae sententiae (la declaración formal de un Papa o un juez).

 San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30, hablando de un reclamante del oficio papal:Porque, “en primer lugar, se demuestra con argumentos de autoridad y por la razón de que el hereje manifiesto es depuesto ‘ipso facto’.El argumento se basa en la autoridad de San Pablo (Tito 3, 10), que ordena que evitemos al hereje después de dos advertencias, es decir, después de haber mostrado ser manifiestamente obstinado –lo que significa que es antes de cualquier excomunión o sentencia judicial. Y es por eso que San Jerónimo escribe, agregando que los otros pecadores están excluidos de la Iglesia por la pena de excomunión, pero los herejes, por sus propios actos, se destierran y se separan del cuerpo de Cristo”.

 Repitamos esto: ¡LO QUE SIGNIFICA QUE ES ANTES DE CUALQUIER EXCOMUNIÓN O SENTENCIA JUDICIAL! Así que podemos ver que los anti-sedevacantistas, cuando argumentan que los católicos no pueden denunciar a los herejes manifiestos, como a Benedicto XVI, ya que no ha habido un juicio formal, en realidad, lo entienden todo mal. Su conclusión es una burla completa de la unidad de fe en la Iglesia. Para los que se les haya olvidado, es útil recordar que en la Iglesia católica hay unidad de fe (como una, santa, católica y apostólica).

 Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi, # 22:

 “Así que,enla verdaderacomo congregación de los fieles existe un solo Cuerpo, un solo Espíritu, un solo Señor y un solo Bautismo, así no puede haber sino una sola fe; y, por lo tanto, quien rehusare oír a la Iglesia, según el mandato del Señor, ha de ser tenido por gentil y publicano. Por lo cual, los que están separados entre sí por la fe o por la autoridad, no pueden vivir en este único Cuerpo, ni tampoco, por lo tanto, de este su único Espíritu”16.

 Según la conclusión de los anti-sedevacantistas, los católicos tendrían que afirmar que están en comunión con un hombre que admitió públicamente que no quería tener comunión con la Iglesia católica y que sostenía que todo el derecho pontifico es un pantano de herejías; o con un hombre que es obstinadamente a favor del aborto. Decir que los católicos deben estar en comunión con un hereje manifiesto porque contra él no se ha llevado a cabo ningún proceso, es contrario a la doctrina católica, a la tradición católica y al sentido católico; además de que es contrario a la caridad.

 San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30:

 “… puesloshombres no están obligados, o en condición de leer los corazones, perocuando ven que alguien es un hereje por sus obras exteriores, lo juzgan puro y simplemente que es un hereje, y lo condenan como tal”.

 4ª objeción: ¿Qué hay sobre la herejía material? ¿No pueden ser sólo herejes materiales los Papas del Vaticano II?

 Respuesta: Un hereje “material”es un católico errado de buena fe sobre un problema dogmático. No hay duda que los antipapas del Vaticano II son verdaderos herejes. Ellos no pueden ser herejes materiales (católicos errados de buena fe) por varias razones. Las más importantes entre estas razones son: 1) ellos no guardan los misterios esenciales de la fe, 2) ellos rechazan dogmas evidentes de los cuales están plenamente conscientes.

 Un “hereje material”es un término utilizado por los teólogos para describir a un católico errado de buena fe con respecto a algunas enseñanzas de la Iglesia, pero que no las ha negado deliberadamente. La única manera en que se pueda ser un “hereje material”es no estando consciente de que la posición que se sostiene es contraria a la enseñanza de la Iglesia. Tal persona cambiaría inmediatamente su posición una vez que se le informe acerca de la enseñanza de la Iglesia. Por lo tanto, el supuesto “hereje material”no es un hereje, sino más bien es un católico confundido que no niega nada de lo que él sabe que la Iglesia ha enseñado. El hecho de que el supuestohereje“material”no sea un hereje se demuestra por el hecho de que el supuestoherejematerial“”no deja de ser miembro de la Iglesia, y ya hemos probado por muchas citas que todos los herejes dejan de ser miembros de la Iglesia.

 Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Cantate Domino”, 1441:

 “La Santa Iglesiafirmemente cree,Romanaprofesay enseña que aquéllos que no están en el seno de la Iglesia católica, no solamente los paganos, sino también los judíos o herejes y cismáticos17.…”

 Además, el supuesto del “hereje material” (un católicodo)nohacequeerracaigasobre su cabeza el castigo eterno por negar la fe; en cambio, en todos los herejes cae sobre sus cabezas el castigo eterno por negar la fe.

 Papa San Celestino I, Concilio de Éfeso, 431:

“…todoslos herejes corrompen las verdaderas expresiones del Espíritu Santo con sus propias mentes inicuas y hacen que caigan sobre sus cabezas una llama inextinguible”18.

 Un hereje material, por lo tanto, no es un hereje, sino un católico que inocentemente está equivocado sobre alguna enseñanza de la Iglesia. Por lo tanto, los que afirman que Benedicto XVI no está consciente de todos los dogmas que él niega, y por lo tanto sería sólo un “hereje material”(en otras palabras, un católico errado) no sólo están argumentando algo que es absurdo, sino más bien algo que es IMPOSIBLE. Es imposible que Benedicto XVI sea sólo un supuestoherejematerial“”por tres razones: No 1): Es un hecho que Benedicto XVI conoce muchos de los dogmas de la Iglesia que él niega. Él sabe más sobre la enseñanza católica que casi ningún otro hombre en el mundo. Todo el tiempo da discursos de los pronunciamientos dogmáticos de la Iglesia –los mismos que él contradice y rechaza, como son los del Concilio Vaticano I.

 Benedicto XVI, Principios de la Teología Católica (1982), p. 239: “Cualquier per se pregunte sobre la enseñanza de la Iglesia respecto a las órdenes sagradas, encontrará a su disposición un suministro relativamente rico de fuentes materiales; tres concilios han hablado extensamente sobre el tema: Florencia, Trento y el Vaticano II. Cabe también mencionar la importante constitución apostólica de Pío XII (Sacramentum ordinis) del año 1947”19.

 Benedicto XVI, Principios de la Teología Católica (1982), pp. 197-198:Por parte de occidente, la máxima exigencia sería que oriente reconociera la primacía del obispo de Roma en todo el ámbito de la definición de 1870 y al hacerlo, someterse en la práctica, a una primacía, como ha sido aceptada por las iglesias uniatas (…) ningunas de las soluciones máximas ofrecen una esperanza real de unidad20.

 En estas citas podemos constatar la familiaridad de Benedicto XVI con la enseñanza católica, incluyendo los mismos concilios que él niega. Lo mismo ocurre con Juan Pablo II y sus “predecesores”. Por ejemplo, en el acuerdo aprobado por Juan Pablo II con la iglesia luterana sobre la justificación, en 1999, Juan Pablo II estuvo de acuerdo que el Concilio de Trento ya no se aplica.

Acuerdo entre el Vaticano y los luteranos sobre la Justificación, 31 de octubre de 1999: A“#13laluzde. dicho consenso, las respectivas condenas doctrinales del siglo XVI [es decir, los cánones del Concilio de Trento] ya no se aplican a los interlocutores de nuestros días21.

No hace falta decir que él no podía ignorar el Concilio de Trento si él está de acuerdo en que ya no tiene aplicación. Por otra parte, Benedicto XVI tiene varios doctorados en teología y ha escrito muchos libros que tratan con las complejidades del dogma católico. Nosotros hemos leído veinticuatro de sus libros, y podemos decir que Benedicto XVI está más familiarizado con lo que enseña la Iglesia católica que ninguna otra persona en el mundo. Decir que Benedicto XVI o Juan Pablo II o Pablo VI o Juan XXIII no tenían conocimiento de las enseñanzas más simples de la Iglesia que ellos niegan, tales como, la enseñanza respecto a nuestro Señor, la enseñanza contra el protestantismo, sobre la salvación, en contra de las falsas religiones, sobre la libertad religiosa, etc., es algo falso y ridículo en grado máximo. Es una pura locura afirmar, por ejemplo, que Benedicto XVI no está consciente del dogma de que los protestantes están obligados, bajo pena de herejía, a aceptar el papado –recuérdese que él enseña todo lo contrario. Esto equivale a decir que uno podría ser chef de un restaurante de primera clase y no saber qué es una lechuga. Pero eso es exactamente lo que nos quieren hacer creer aquellos que promueven el argumento del “hereje material”.

No 2): Es imposible que Benedicto XVI sea sólo un “hereje material”  

 

suponiendo por un momento que él no estuviera consciente de los muchos dogmas que él niega (cosa

que, como hemos dicho, es definitivamente falso) –siendo un hombre que pretende ser obispo y

Papa, él está obligado a haberlas aprendido. Por lo tanto, él no tiene excusa como para decir que no

está consciente de los dogmas fundamentales de la Iglesia que él niega.


 

Un  manual  de  derecho  canónico  enseña: Siel  delincuente  que  hace  esta

aseveración es un clérigo, su alegato a favor de la mitigación debe ser desestimada,

ya sea como falsa, o bien como una indicación de ignorancia fingida, o bien crasa y

supina. (…)  Su formación  eclesiástica  en el  seminario,  con su teología  moral y

dogmática, su historia  eclesiástica,  por no hablar de  su derecho

canónico,  todo

 

 

22

asegura que le debe ser impartida la   actitud   de   la   Iglesia.

No 3): Es imposible que Benedicto XVI solo sea meramentehereje unmaterial“”porque hay ciertas cosas que todo adulto debe sostener por necesidad de medio para ser católico, y Benedicto XVI no sostiene esas cosas. Todo católico adulto debe creer (para justificarse y salvarse) en la Santísima Trinidad, en la Encarnación del Verbo, que Jesucristo y su Iglesia son verdaderos, y que las religiones distintas a la que estableció nuestro Señor Jesucristo son falsas. Estos misterios esenciales deben ser conocidos por necesidad de medio.

Papa Benedicto XIV, Cum religiosi, # 1, 26 de junio de 1754:

“No pudimos alegrarnos, sin embargo, cuando se Nos informó posteriormente que en el curso de la instrucción religiosa preparatoria a la confesión y a la santa comunión, se descubría muy a menudo que esas personas eran ignorantes de los misterios de la fe, incluso de aquellos aspectos que deben ser conocidospor necesidad de medio; en consecuencia, no estaban habilitados para participar de los sacramentos”23.

En otras palabras, todo católico por sobre la edad de la razón debe tener un conocimiento positivo de ciertos misterios de la fe para salvarse. No hay excusas, ni siquiera por la ignorancia. Por lo tanto, si uno tiene una creencia que menoscaba la fe en esos misterios, aunque se le haya enseñado de forma incorrecta, él no es católico.

Papa Benedicto XIV, Cum religiosi, # 4: “…los confesores deben cumplir esta parte de su deber, no sea que alguien se encuentre ante su tribunal y no sepa lo que debe saber por necesidad de medio para salvarse…”24.

Papa San Pío X, Acerbo nimis, # 3, 15 de abril de 1905:

“Y por eso Nuestro predecesor Benedicto XIV escribió justaDeclaramosente:que ‘ un gran número de los condenados a las penas eternas padecen su perpetua desgracia por ignorar los misterios de la fe, que necesariamente deben saber y creer para ser contados entre los elegidos’”25.

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
7 mayo 2014 3 07 /05 /mayo /2014 15:23

CONCLAVE DEL MAL

 

CARDENAL BERGOGLIO

Francisco dijo:

Francisco, Discurso, 20 de marzo de 2013: “Ayer por la mañana, durante la misa, he reconocido espiritualmente presentes a través de vosotros a las comunidades que representáis”[37].

Luego más adelante dijo que los apreciaba.

Como acabamos de mostrar, Francisco rechaza por completo la enseñanza infalible de la Iglesia católica de que los miembros de las falsas religiones necesitan aceptar la fe católica para la salvación.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, sesión 8, 22 de noviembre de 1439, ex cathedra: “Todo el que quiera salvarse, ante todo es menester que mantenga la fe católica; y el que no la guardare íntegra e inviolada, sin duda perecerá para siempre[38].

FRANCISCO RESPETA A LOS ATEOS

En el libro Sobre el Cielo y la Tierra, pp. 27-28, Francisco dice que él respeta a los ateos y no trata de convertirlos o hacer proselitismo:

No encaro la relación para hacer proselitismo con un ateo, lo respeto… no le diría que su vida está condenada porque estoy convencido de que no tengo derecho a hacer un juicio sobre la honestidad de esa persona… todo hombre es imagen de Dios, sea creyente o no. Por esa sola razón cuenta con una serie de virtudes, cualidades, grandezas”[39].

Un ateo entrevistó a Francisco para el periódico italiano, La Repubblica, la cual se publicó el 1 de octubre de 2013. En ella Francisco explícitamente le dijo al ateo que no era su intención convertirlo. En cuatro distintas ocasiones en la entrevista, Francisco rechazó el proselitismo. Él declaró que:

“El proselitismo es una solemne tontería, no tiene sentido”[40].

A continuación Francisco dice que cada persona tiene su propia idea del bien y del mal. También anima al individuo a seguir el bien como él lo concibe. ¡Esto es apostasía indignante!

En su carta del 11 de septiembre de 2013, al periódico italiano, La Repubblica, Francisco enseña que los que no creen en Dios se pueden salvar.

Francisco, Carta a La Repubblica, 11 de septiembre de 2013: “En primer lugar, me pregunta si el Dios de los cristianos perdona a quien no cree y no busca la fe. Partiendo de que la misericordia de Dios no tiene límites –que es lo más importante– si acudimos a él con corazón sincero y contrito, la cuestión para quien no cree está en obedecer a la propia concienciaHay pecado, también para quien no tiene fe, cuando se va contra la conciencia. Escucharla y obedecerla significa, de hecho, decidirse frente a lo que se percibe como bueno o como malo. Y en esta decisión se juega la bondad o la maldad de nuestras acciones[41].

¡Esto es apostasía total de la fe católica!

FRANCISCO RESPETA A AQUELLOS QUE SE SUICIDAN

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 92: “Hubo un momento en que no se le hacían funerales al suicida, porque no seguía andando hacia la meta, le ponía fin al camino cuando quería. Pero respeto al suicida, es una persona que no pudo sobreponerse a las contradicciones. No lo rechazo”[42].

LA ENSEÑANZA DE FRANCISCO SOBRE EL HOMBRE

Francisco, Conversaciones, p. 162: “Para mí la esperanza está en la persona humana… Creo en el hombre. No digo que es bueno o malo, sino que creo en él…”[43].

LA ENSEÑANZA HERÉTICA DE FRANCISCO SOBRE EL PECADO

Francisco, Conversaciones, pp. 101-102: “Suelo decir que la única gloria que tenemos, como subraya San Pablo, es ser pecadores”[44].

San Pablo no dice esto. ¡Qué indignante! Francisco luego dice en la siguiente página:

“Por eso, para mí el pecado no es una mancha que tengo que limpiar”.

Francisco, Conversaciones, p. 107: “… es un problema de pecado. Desde hace unos cuantos años, la Argentina vive una situación de pecado, porque no se hace cargo de la gente que no tiene pan, ni trabajo”[45].

Nótese bien que el único pecado del que habla Francisco es el de no dar de comer a las personas ni darles trabajo; él no dice nada de los pecados contra Dios y su fe.

Francisco, Entrevista con La Repubblica, 1 de octubre de 2013: “Los más graves entre los males que afligen al mundo en estos años son el paro [desempleo] de los jóvenes y la soledad en que son dejados los viejos… Este es, a mi manera de ver, el problema más urgente que la Iglesia tiene que enfrentar”[46].

FRANCISCO SOBRE EL COMUNISMO

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 126: “Recuerdo que en el industrial había un profesor comunista. Teníamos una relación bárbara con él, nos cuestionaba todo y nos hizo mucho bien. Pero nunca nos mintió…”[47].

Francisco, Conversaciones, p. 50: “Es cierto que yo era, como toda mi familia, un católico práctico. Pero mi cabeza no estaba puesta sólo en las cuestiones religiosas… Leía Nuestra Palabra y Propósitos, una publicación del partido comunista y me encantaban todos los artículos de uno de sus conspicuos miembros… Leónidas Barletta…”[48].

FRANCISCO SOBRE LA PENA DE MUERTE

Francisco, Conversaciones, p. 89: “… ahora hay una conciencia creciente sobre la inmoralidad de la pena de muerte”[49].

Esta declaración es completamente herética. La Iglesia católica siempre ha estado a favor de la legitimidad de la pena de muerte contra crímenes extremadamente graves.

FRANCISCO PROMUEVE LA EDUCACIÓN SEXUAL

Francisco, Conversaciones, p. 94: “La Iglesia no se opone a la educación sexual. Personalmente, creo que debe haberla a lo largo de todo el crecimiento de los chicos, adaptada a cada etapa. En verdad, la Iglesia siempre impartió educación sexual, aunque acepto que no siempre lo hizo de un modo adecuado”[50].

Papa Pío XI, encíclica Divini illius magistri, 31 de diciembre de 1931: “Corrientemente, en efecto, se hallan muchos que, tan necia como peligrosamente, defienden y proponen aquel método educativo que repugnantemente llaman educación ‘sexual’…”[51].

FRANCISCO ANIMA A LOS SACERDOTES QUE DEJEN EL SACERDOCIO SI ELLOS SE ENAMORAN

Francisco, Conversaciones, p. 100: “Es cierto que, a veces, se produce el enamoramiento y el sacerdote tiene que revisar su sacerdocio y su vida. Entonces va al obispo, le informa ‘hasta acá llegué… no sabía que iba a sentir algo tan lindo… a esta mujer realmente la amo…’ y pide dejar el ministerio sacerdotal.

— ¿Y usted que hace frente a esos casos?

Francisco: No lo dejo solo, lo acompaño en todo el camino; en la elaboración espiritual de lo que está viviendo. Si está seguro de su decisión, incluso lo ayudo a conseguir trabajo… que solicitemos lo que llamamos ‘la dispensa’, el permiso a Roma y así pueda estar en condiciones de recibir el sacramento del matrimonio”[52].

Entonces un hombre que ha hecho votos permanentes de castidad ante Dios, Francisco le ayudaría a quebrantar sus votos y dejar el sacerdocio.

LA ENSEÑANZA HERÉTICA DE FRANCISCO SOBRE EL “MATRIMONIO” GAY Y SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD

Hasta ahora se ha documentado y confirmado que Francisco estuvo a favor de las uniones civiles homosexuales cuando vivió en Argentina. Él apenas no quiso que se le llamara matrimonio a una unión civil homosexual. Esto es herejía. Ello significa que Francisco aprobó el comportamiento sexual perverso y abominable condenado en la Escritura y en la enseñanza católica. Su postura no es para nada diferente a apoyar el aborto bajo la condición de que el Estado no le dé al aborto un estatus especial o privilegiado usando para ello fondos fiscales.

Observe las siguientes declaraciones repugnantes que Francisco hace acerca del “matrimonio” gay y acerca de los homosexuales.

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, pp. 112-113: “Cuando el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, no apeló el dictamen de una jueza de primera instancia autorizando la boda [entre personas del mismo sexo], sentí que tenía algo para decir, para orientar, me vi en la obligación de manifestar mi opinión. Fue la primera vez en dieciocho años de obispo que señalé a un funcionario. Si analizan las dos declaraciones que formulé, en ningún momento hablé de homosexuales ni hice alguna referencia peyorativa hacia ellos… Macri me dijo que eran sus convicciones; yo se las respeto, pero un jefe de Gobierno no tiene que trasladar sus convicciones personales a la ley. En ningún momento hablé despectivamente de los homosexuales…”[53].

Francisco dice que él respeta aquellos que están a favor de la abominación del “matrimonio” del mismo sexo, y dice que él nunca fue despectivo hacia los sodomitas y pervertidos.

Francisco también menciona cómo él permitió al defensor del “matrimonio” gay, el ex presidente de Argentina, Néstor Kirchner, que presidiera un servicio memorial “católico” para honrar a unos seminaristas y “sacerdotes católicos” fallecidos:

Francisco, Conversaciones, p. 116: “… cuando llegó a la iglesia, le pedí que presidiera la ceremonia…”[54].

Más tarde cuando murió el presidente apóstata, Francisco inmediatamente le ofreció públicamente una “misa de réquiem”[55],[56].

Francisco también permitió en su “misa” de instalación que recibieran la “comunión” los políticos explícitamente defensores del aborto y del “matrimonio” gay.

El 19 de agosto de 2013, Francisco fue entrevistado por la revista Razón y Fe, en la página 14 Francisco claramente enseña que los homosexuales activos no son rechazados ni condenados por Dios.

Francisco, Entrevista a la revista Razón y Fe, 19 de agosto de 2013, p. 14: “En Buenos Aires recibía cartas de personas homosexuales que son verdaderos ‘heridos sociales’, porque me dicen que sienten que la Iglesia siempre les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso. Durante el vuelo en que regresaba de Río de Janeiro dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quién para juzgarla… Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: ‘Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?’. Hay que tener siempre en cuenta a la persona. Y aquí entramos en el misterio del ser humano. En esta vida Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición”[57].

Sin embargo, la Iglesia basada en la Escritura enseña lo contrario.

LA ENSEÑANZA HERÉTICA DE FRANCISCO SOBRE LOS HEREJES Y CISMÁTICOS

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 123: “Tampoco acuerdo con las clases de religión que supongan discriminación a los no católicos”[58].

En Argentina, a los “católicos” que pedían un exorcismo, Francisco solía recomendarles un exorcista luterano[59].

En su libro Sobre el Cielo y la Tierra, p. 78, Francisco cita lo que su abuela le había dicho cuando él era chico con respecto a dos mujeres no católicas:

“Ella me contestó: ‘No, son protestantes, pero son buenas’. Ésa fue la sapiencia de la verdadera religión”[60].

En el 2006, Francisco se arrodilló para recibir la bendición de los protestantes durante una reunión ecuménica[61].

bergoglio-ecumenismo-marcos-witt g-copia-1

Él hizo la misma cosa inmediatamente después de ser elegido antipapa el 13 de marzo de 2013. Francisco (en vez de bendecir a la gente) le pidió a la multitud que lo bendijera a él (multitud que incluía numerosos miembros de varias religiones no católicas)[62].

El 18 de marzo de 2013, Francisco le escribió al nuevo líder de la secta anglicana[63]. Él llamó de “reverendo” al laico Justin Welby, a pesar de que la Iglesia católica bajo el Papa León XIII reafirmó, el 13 de septiembre de 1896, que el rito anglicano de ordenación es totalmente inválido. Francisco dijo que Welby tiene un “ministerio pastoral” y lo llamó “Arzobispo” de Canterbury, lo que significa que él cree que el líder de la herética y cismática secta anglicana es el verdadero líder jurisdiccional de la verdadera Iglesia para Canterbury, Inglaterra. También le pidió a este hereje y cismático líder que rezara por él.

En su discurso del 14 de junio de 2013 para el cismático Welby, Francisco le dio la bienvenida “no como huésped y forastero, sino como conciudadano de los santos y de la familia de Dios”[64]. Francisco por tanto enseña categóricamente que Welby, el no católico, a quien Francisco lo calificó de “Vuestra Gracia”, es un miembro de la Iglesia de Cristo. Esta es una herejía indignante. Francisco luego dice que él está “profundamente agradecido” de que el laico herético y cismático haya rezado por él. Francisco continuó diciendo que tiene un profundo respeto por los anglicanos y que ahora hay una mejor apreciación por la espiritualidad anglicana y sus llamadas tradiciones litúrgicas.

Al igual como lo enseña el Vaticano II, Francisco sostiene que los protestantes y los “ortodoxos” están dentro de la Iglesia de Cristo, y que ellos no necesitan convertirse a la fe católica para la salvación. Esto es herejía.

Francisco, Discurso al cismático “Papa ortodoxo” de Alejandría, Egipto, 10 de mayo de 2013: “Santidad, al asegurarle de corazón mi oración para que toda la grey confiada a su cuidado pastoral sea siempre fiel a la llamada del Señor, invoco la protección común de los santos Pedro apóstol y Marcos evangelista”[65].

Francisco llama “Santidad” al cismático y dice que Dios le ha confiado su grey a un cismático. También lo llama pastor, lo que significa que él cree que el líder cismático es un verdadero líder jurisdiccional de la única verdadera Iglesia de Cristo.

En su discurso del 28 de junio de 2013 a la delegación de la Iglesia cismática oriental “ortodoxa” de Constantinopla, Francisco les suplica que recen por él diciendo: “En fin, les pido que recen por mí – necesito de sus oraciones…”[66].

Francisco, Audiencia general, 19 de junio de 2013: “… hoy, antes de salir de casa, estuve cuarenta minutos, más o menos, media hora, con un pastor evangélico y rezamos juntos…”[67].

 

 

En el libro Sobre el Cielo y la Tierra, p. 201, Francisco recomienda que las distintas denominaciones deben “caminar juntos en una diversidad reconciliada… en hacer cosas juntos, en rezar juntos… sin anular las diversas tradiciones…”[68].

Aquí Francisco promueve la herejía de que no debemos convertir a los no católicos, sino que caminar y rezar juntos con ellos sin anular sus diversas tradiciones heréticas y cismáticas.

Francisco, hablando acerca de los cismáticos “ortodoxos” en su entrevista del 19 de agosto de 2013, dice:

Francisco, Entrevista a la revista Razón y Fe, 19 de agosto de 2013, p. 17: “Tenemos que caminar unidos en las diferencias: no existe otro camino para unirnos. El camino de Jesús es ese”[69].

Entonces para Francisco los cismáticos deben continuar en su rechazo de las enseñanzas católicas y no necesitan convertirse.

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 10, 6 de enero de 1928: “… la unión de los cristianos no se puede fomentar de otro modo que procurando el retorno de los disidentes a la única y verdadera Iglesia de Cristo…”[70].

FRANCISCO EL REVOLUCIONARIO LITÚRGICO

bergoglio-francisco-misa-de-ninos 300 (1)

Aquí tenemos a Francisco celebrando una “misa” modernista de niños con una bailarina litúrgica[71].

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 101: “En el catolicismo, por ejemplo, muchas mujeres conducen una liturgia de la palabra…”[72].

Por supuesto, Francisco ha dado la “comunión” en la mano toda su vida.

Francisco nunca ha oficiado una misa válida, no solo porque la que él ofrece es la Nueva Misa inválida, sino también porque él fue “ordenado” el 13 de diciembre de 1969 con el nuevo rito inválido de ordenación. Francisco, como su predecesor Benedicto XVI, fue “consagrado obispo” en el nuevo rito inválido de consagración. Un verdadero Papa es el obispo de Roma. Francisco no es un obispo. Esa es otra razón por la que él no es el Papa.

LOS MASONES APOYAN A FRANCISCO

Francisco recientemente fue elogiado por el gran maestre de la Gran Logia Oriental de Italia[73] y el de la Argentina[74]. Ellos públicamente apoyaron la elección de Francisco como nuevo antipapa.

anti-papa-francisco-mason g

En esta foto de Francisco, podemos ver que él da lo que parece ser la señal del maestro del segundo velo en la masonería. Este es claramente un gesto de mano dado por los masones a través de la historia. No extrañaría si se descubriera que Francisco es un masón, porque sus creencias manifestadas por palabras y hechos en realidad son masónicas. La enseñanza principal de la masonería es que todas las religiones conducen a Dios. Como claramente lo probamos en este breve resumen de Francisco – esto es exactamente lo que él cree.

En resumen, Francisco firmemente cree y enseña las mismas herejías que han sido promovidas por los otros antipapas del Vaticano II. Francisco es un completo hereje y un apóstata. El dogma católico define que un hereje no es miembro de la Iglesia católica. Es, por lo tanto, infalible que Francisco no es un Papa válido, sino un hereje antipapa no católico.

 

 

Fuentes de Información:


[1] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, Edición B de Books, 2013, p. 153.
[2] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, Edición Vintage Español, 2013, p. 176.
[3] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 46.
[4] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, pp. 203-204.
[5] YouTube, “Cardenal Bergoglio recuerda a Victimas del Holocausto” –http://www.youtube.com/watch?v=YgZ8ba74mmg
[6] http://www.lanacion.com.ar/637973-el-gesto-de-dos-amigos
[7] http://www.parroquiasannicolas.com.ar/noche_de_los_cristales_rotos.htm
[8] http://www.lanacion.com.ar/942600-teshuva-fidelidad-y-ternura
[9] YouTube, “Palabras del Papa Francisco sobre libro de Sergio Bergman” – http://www.youtube.com/watch?v=5qAXW5Bsmqc
[10] YouTube, “Bergoglio en la AMIA firma el libro de visitas ilustres” –http://www.youtube.com/watch?v=yBcjoNnv1xc
[11] http://www.radiojai.com.ar/online/notiDetalle.asp?id_Noticia=49261
[12] http://www.periodistadigital.com/religion/america/2010/06/07/cardenal-bergoglio-mutual-judia-buenos-aires-iglesia-argentina-religion.shtml
[13] http://pagina-catolica.blogspot.com.ar/2012/11/rabino-ofende-la-iglesia-en-la-uca.html
[14] http://www.aica.org/4058-conmemoracion-judeo-cristiana-de-la-noche-los-cristales-rotos.html
[15] YouTube, “Profanan la Catedral de Buenos Aires Primera Parte 12 11 12” – http://youtu.be/hOyLzrOSBug?t=10m47s
[16] http://es.jn1.tv/video/news/los-jud-os-argentinos-celebran-januc.html
[17] http://www.news.va/es/news/intercambio-de-mensajes-entre-el-papa-y-el-rabino
[18] http://www.news.va/pt/news/francisco-felicita-pesach-al-rabino-jefe-de-la-c-2
[19]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/speeches/2013/june/documents/papa-francesco_20130624_international-jewish-committee_sp.html
[20] http://vaticaninsider.lastampa.it/en/the-vatican/detail/articolo/francesco-francis-francisco-28206/ [Traducción nuestra].
[21] YouTube, “Palabras del Papa Francisco sobre libro de Sergio Bergman” – http://www.youtube.com/watch?v=XwG8-7yHN60
[22] http://edant.clarin.com/diario/2005/08/02/sociedad/s-03601.htm
[23] http://www.lanacion.com.ar/726634-se-hara-hoy-el-sepelio-de-adel-made
[24] Santo Tomás de Aquino, Summa Theologiae, Pt. II, q. 12, art. 1, obj. 2.
[25] http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=22291
[26]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/homilies/2013/documents/papa-francesco_20130708_omelia-lampedusa_sp.html
[27] http://www.vatican.va/holy_father/francesco/messages/pont-messages/2013/documents/papa-francesco_20130710_musulmani-ramadan_sp.html
[28] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 218.
[29]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/speeches/2013/may/documents/papa-francesco_20130518_veglia-pentecoste_sp.html
[30] http://www.lanacion.com.ar/334678-ceremonia-ecumenica
[31] Claudia Carlen, The Papal Encyclicals [Las Encíclicas Papales], Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 3 (1903-1939), p. 317.
[32] http://www.lanacion.com.ar/368653-sintesis
[33] http://www.par.org.ar/bergoglio.htm
[34] http://comipaz.wordpress.com/2011/10/13/peregrinos-de-la-paz/
[35] YouTube, “El Papa Francisco, entonces Cardenal Jorge Bergoglio, en el 110º Aniversario de YMCA Argentina” – https://www.youtube.com/watch?v=2O_5ForfDCo
[36] YouTube, “El Papa Francisco: sí al diálogo ecuménico e interreligioso” –http://www.youtube.com/watch?v=Lo_07FJhJi4
[37]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/speeches/2013/march/documents/papa-francesco_20130320_delegati-fraterni_sp.html
[38] Decrees of the Ecumenical Councils [Decretos de los Concilios Ecuménicos], Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, vol. 1, pp. 550‐553; Denzinger 39‐40.
[39] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, pp. 27-28.
[40]http://www.repubblica.it/cultura/2013/10/01/news/el_papa_as_voy_a_cambiar_la_iglesia-67692129/
[41]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/letters/2013/documents/papa-francesco_20130911_eugenio-scalfari_sp.html
[42] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 92.
[43] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, pp. 162.
[44] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, pp. 101-102.
[45] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 107.
[46]http://www.repubblica.it/cultura/2013/10/01/news/el_papa_as_voy_a_cambiar_la_iglesia-67692129/
[47] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 126.
[48] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 50.
[49] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 89.
[50] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 94.
[51] Denzinger, El Magisterio de la Iglesia, Editorial Herder, 1963, no. 2214.
[52] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 100.
[53] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, pp. 112-113.
[54] Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 123.
[55] http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=24073&edition_id=1362
[56] YouTube, “C5N MURIÓ NÉSTOR KIRCHNER: MISA DE BERGOGLIO” –http://www.youtube.com/watch?v=DjY7V3zHvLs
[57] http://razonyfe.org/images/stories/Entrevista_al_papa_Francisco.pdf
[58] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 123.
[59] http://www.diariopopular.com.ar/notas/150119-la-historia-del-exorcista-favorito-del-papa-francisco
[60] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 78.
[61] http://www.lanacion.com.ar/816217-masiva-oracion-por-la-unidad-cristiana
[62] http://www.vatican.va/holy_father/francesco/elezione/index_sp.htm
[63] http://www.osservatoreromano.va/en/news/in-fidelity-to-the-gospel
[64]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/speeches/2013/june/documents/papa-francesco_20130614_welby-canterbury_sp.html
[65]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/speeches/2013/may/documents/papa-francesco_20130510_tawadros_sp.html
[66]http://en.radiovaticana.va/news/2013/06/28/pope_to_orthodox_delegation_from_ecumenical_patriarchate/en1-705667
[67]http://www.vatican.va/holy_father/francesco/audiences/2013/documents/papa-francesco_20130619_udienza-generale_sp.html
[68] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 201.
[69] http://razonyfe.org/images/stories/Entrevista_al_papa_Francisco.pdf
[70] The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 317.
[71] YouTube, “MISA DE NIÑOS 2011 – 2.wmv” –http://www.youtube.com/watch?v=RwS9umpEkvs
[72] Jorge Bergoglio y Abraham Skorka, Sobre el cielo y la tierra, p. 101.
[73] http://www.grandeoriente.it/comunicati/2013/03/il-gran-maestro-raffi-con-papa-francesco-nulla-sara-piu-come-prima.aspx
[74] http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=175015

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
6 mayo 2014 2 06 /05 /mayo /2014 14:21

anti-papa-francisco

Este breve resumen probará, por las acciones y palabras de Francisco, que él es un hereje. Las citas están tomadas del periódico oficial del Vaticano L’Osservatore Romano y de dos libros de Francisco que documentan sus creencias sobre varios temas: Conversaciones con Jorge Bergoglio Sobre el Cielo y la Tierra.

 LAS HEREJÍAS DE FRANCISCO SOBRE LOS JUDÍOS

bergoglio-francisco-januca-sinagoga-2012 300


Los judíos rechazan que Jesucristo es Dios, sin embargo, Jesús dice en Juan 8, 24:

“Si no creyereis que Yo soy, moriréis en vuestros pecados”.

La Iglesia católica enseña infaliblemente que se debe creer en Jesucristo y guardar la fe católica para la salvación. Ella enseña que es un pecado mortal observar o practicar el judaísmo. Pero Francisco apoya la falsa religión del judaísmo y reza en las sinagogas:

Francisco, Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 153: “Hace poco estuve en una sinagoga participando de una ceremonia. Recé mucho y, mientras lo hacía, escuché una frase de los textos sapienciales que no recordaba: ‘Señor, que en la burla sepa mantener el silencio’. La frase me dio mucha paz y mucha alegría”[1].

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 176: “La Iglesia oficialmente reconoce que el pueblo de Israel sigue siendo depositario de las promesas. En ningún momento dice: ‘Perdieron el partido, ahora nos toca a nosotros’. Es un reconocimiento al pueblo de Israel”[2].

Claramente esto significa que el pueblo judío (que rechaza a Cristo), “sigue siendo el pueblo depositario de las promesas”, esto es, que el pueblo judío sigue siendo el pueblo elegido de Dios. Esto es una blasfemia contra Dios.

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 46: “También existe la intercesión ministerial de un rabino o presbítero que ora o pide por la salud de otro y se da. Para mí lo que avala una persona que está según la ley de Dios en la sanación es la sencillez, la humildad, la falta de espectacularidad”[3].

Entonces Francisco cree que los rabinos judíos tienen un verdadero ministerio espiritual de intercesión “según la ley de Dios”.

Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, pp. 203-204, dirigiéndose al rabino judío Skorka, Francisco dice: “… no olvido que usted me invitó dos veces a orar y hablar en su sinagoga. Y yo lo invité para que les hablara sobre los valores a mis seminaristas[4].

En la catedral de Buenos Aires, Argentina, el 15 de abril de 1998, Francisco realizó un servicio interreligioso para honrar a judíos fallecidos. Durante esa reunión, Francisco les dijo a los judíos:

“… todos somos hermanos, porque llevamos el sello de Dios en nuestro corazón[5].

En septiembre de 2004, Francisco participó en un servicio judío dentro de una sinagoga[6]. Y el 9 de noviembre de 2005, Francisco realizó otro servicio en una basílica conmemorando a los judíos fallecidos[7]. Él encendió el candelabro en honor de los judíos.

En 2007, Francisco asistió a los servicios judíos de Rosh Hashaná en una sinagoga en Argentina. Durante su visita le dijo a la congregación judía que él había ido a la sinagoga para examinar su corazón, “como caminante, junto a ustedes mis hermanos mayores”[8].

El 7 de julio de 2008, Francisco aprobó los libros del rabino Sergio Bergman. Francisco lo llamó un “creyente” y dijo que “… su trabajo es el de un rabino que, como maestro, nos ayuda…”[9].

El 7 de junio de 2010, Francisco visitó el centro judío en Argentina[10

y llamó a los judíos de “nuestros hermanos mayores”[11] y “el pueblo elegido de Dios”[12]. También rezó delante de una lista de judíos fallecidos rindiéndoles honor.

 

11 de octubre de 2012, Francisco le otorgó al rabino Abraham Skorka – quien se sabe es defensor de la homosexualidad – un título honoris causa en una universidad “católica”. Después que el rabino recibió el doctorado, dijo: “Estamos esperando el Mesías, pero para que Él llegue, le tenemos que preparar el terreno…”[13].

 

Entonces el rabino rechazó explícitamente al Mesías Jesucristo justo en frente de Francisco.

El 12 de noviembre de 2012, Francisco fue el orador principal y tomó parte activa en otra ceremonia religiosa judía dentro de la catedral de Buenos Aires, Argentina[14]. Esta ceremonia religiosa judía se dedicó nuevamente en honor a los judíos fallecidos. El último candelabro que conmemoraba a los judíos muertos fue encendido por Francisco junto con un rabino[15].

Bajo la dirección de Francisco, los servicios memoriales para honrar a los judíos fallecidos se han celebrado en las supuestas iglesias católicas en Argentina cada año desde 1998.

Tomar parte en una ceremonia religiosa judía por judíos muertos es apostasía total de la fe católica.

El 14 de diciembre de 2012, pocos meses antes de su elección como antipapa, Francisco celebró la Janucá con los judíos en Argentina, en la que Francisco encendió una menorá[16].

El 13 de marzo de 2013, tan sólo unas horas después que Francisco fuera elegido Antipapa, él envió una carta de saludo al negador de Cristo, el rabino jefe de Roma[17].

El 25 de marzo de 2013, Francisco envió un telegrama al rabino jefe de Roma con motivo de la Pascua, diciéndoles que él estimaba a los judíos y les pidió que rezaran por él. También pidió para que Dios “siga librándoos de todo mal”[18] a pesar que el rabino rechaza a Jesús – el único que puede librarnos del mal.

En su discurso del 24 de junio de 2013 para los miembros del comité judío internacional, Francisco llamó a los judíos de creyentes y les pidió que rezaran por él[19].

A finales de septiembre, Francisco invitó al Vaticano a su amigo, el rabino judío Abraham Skorka. Una entrevista con el periódico La Stampa Skorka habló de su visita y dijo que Francisco supervisó que comida fuera kosher y, además, rezó con él.

“‘Desayunamos, almorzamos y cenamos juntos cada día. Él cuida de mí, y me supervisa la comida, controlando que sea kosher, y según mis tradiciones religiosas. Para mí son días festivos, tengo que hacer ciertas bendiciones a la hora de las comidas y, desarrollo la última oración y la traduzco. Él me acompaña junto con los demás en la mesa – sus secretarios y un obispo, y todos ellos responden al final con un «Amén», dijo el rabino’.

‘Estamos soñando con el Papa ir juntos a Israel pronto. Se está trabajando en el tema… Hablé con él [Francisco] acerca de la evangelización, y me afirmó enfáticamente que la Iglesia católica no puede participar en el proselitismo’, dijo”[20].

El proselitismo es tratar de convertir al otro. Francisco enseña enfáticamente que las personas no deben tratar de convertir a los no católicos a la fe católica.

Francisco, Mensaje de video por la fiesta de San Cayetano, 7 de agosto de 2013: “¿Voy a convencer a otro a que sea católico? ¡No, no, no!”[21].

 

LAS HEREJÍAS DE FRANCISCO SOBRE EL ISLAM

bergoglio-francisco-centro-islamico-argentina 300

El 2 de agosto de 2005, Francisco oró frente al cadáver del presidente musulmán del Centro Islámico en Argentina[22]. El cuerpo fue colocado en dirección al oriente hacia la Mecca. El imam islámico recitó versículos del Corán y pidió por las bendiciones de Mahoma. Francisco dijo:

“Con mi oración pido al Creador, Clemente, Misericordioso, le retribuya todo el bien que hizo”[23].

Santo Tomás de Aquino enseñó:

“… si alguien adorara el sepulcro de Mahoma, sería considerado como apóstata”[24].

La acción de Francisco de venerar el cadáver de un líder musulmán es equivalente a adorar el sepulcro de Mahoma.

El 29 de junio de 2010 Francisco visitó un centro islámico y dijo:

“Yo vine como hermano a estrechar vínculos”[25].

En su homilía del 8 de julio de 2013, Francisco habló de los musulmanes diciendo:

“Quiero tener un recuerdo para los queridos inmigrantes musulmanes que esta tarde comienzan el ayuno del Ramadán, con el deseo de abundantes frutos espirituales”[26].

 

En su mensaje del 10 de julio de 2013 a los musulmanes por la conclusión del Ramadán, Francisco dijo:

“… aprecio y amistad para todos los musulmanes, especialmente aquellos que son líderes religiosos. (…) Entre cristianos y musulmanes, estamos llamados a respetar la religión del otro, sus enseñanzas, símbolos y valores. Un respeto especial se debe a los líderes religiosos y los lugares de culto… a pensar y hablar de un modo respetuoso de otras religiones y de sus seguidores, evitando ponerlos en ridículo o denigrar sus creencias y prácticas… ¡Feliz fiesta a todos vosotros!”[27].

Respetar a una falsa religión, sus enseñanzas o sus seguidores – como lo hace Francisco – está condenado por la enseñanza católica. Eso es apostasía de la fe católica.

LAS HEREJÍAS DE FRANCISCO SOBRE LAS OTRAS FALSAS RELIGIONES

En el libro Sobre el Cielo y la Tierra, página 218, Francisco escribió acerca de los nuevos sistemas y movimientos de creencias religiosas. Él declaró:

“Soy respetuoso de nuevas propuestas espirituales… Sobrevivir al paso del tiempo es la mejor prueba de la pureza espiritual”[28].

Por tanto, según el apóstata Francisco, la falsa religión del hinduismo es una espiritualidad verdadera y pura sólo porque ha existido por 3.000 años y ha sobrevivido al “paso del tiempo”.

Francisco, Discurso, 18 de mayo de 2013: “… promover la libertad religiosa para todos, ¡para todos! Cada hombre y cada mujer deben ser libres en la propia confesión religiosa, cualquiera que ésta sea”[29].

 

La Iglesia católica condena la idea de que la libertad religiosa debe ser un derecho civil universal.

Después del atentado en los Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001, Francisco participó en una reunión de oración con líderes de otras falsas religiones, al pie de un obelisco en Argentina[30]. El obelisco es un símbolo fálico masónico.

En su encíclica Mortalium animos del 6 de enero de 1928, el Papa Pío XI condenó como apostasía la participación de los católicos en reuniones de oración interreligiosa. Él enseñó que aquellos que están a favor de esta actividad han abandonado la religión católica. También dijo:

“Bien claro se muestra, pues, Venerable Hermanos, por qué esta Sede Apostólica no ha permitido nunca a los suyos que asistan a los citados congresos de no católicos…”[31].

Sin embargo, como ya hemos visto, Francisco ha estado involucrado en numerosas reuniones de oración interreligiosa.

El 24 de enero de 2002, Francisco invitó a varios diferentes líderes de falsas religiones para rezar en la catedral de Buenos Aires, Argentina[32]. La reunión incluyó a líderes desde el hinduismo, el budismo, el islam y el judaísmo. El anuncio de Francisco durante la reunión fue que “cada grupo religioso rezará según su propia fe, idioma y tradición, en pleno respeto a los demás”. Esto es apostasía.

El 5 de mayo de 2006, Francisco rezó con los miembros del Parlamento Argentino de Religiones[33] y en el 2011 Francisco realizó su propia reunión de oración interreligiosa[34][35].

El 20 de marzo de 2013, Francisco realizó una reunión con líderes de diferentes religiones la que incluyó a cismáticos, judíos y musulmanes[36]

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
6 mayo 2014 2 06 /05 /mayo /2014 13:38

Joseph-Ratzinger-con-uniforme.jpg

 

JOVEN Ratzinger

 

papa hitleriano

 

Libro Jesus + B. XVI

 

Libro Jesus + B. XVI + nº.2

 

Libro Jesus + B. XVI + nº.1

 

HEREJÍAS EN JESÚS DE NAZARET – SEMANA SANTA:


-BENEDICTO XVI CRITICA EL EVANGELIO DE SAN MATEO Y RECHAZA SU EXACTITUD HISTÓRICA 
-BENEDICTO XVI ENSEÑA DESCARADAMENTE LA JUSTIFICACIÓN POR LA SOLA FE
-BENEDICTO XVI PROMUEVE QUE LOS JUDÍOS NO DEBEN SER CONVERTIDOS
-BENEDICTO XVI NIEGA DESCARADAMENTE LA NECESIDAD DE CREER EN EL EVANGELIO PARA LA SALVACIÓN
-BENEDICTO XVI JUSTIFICA LA CONDENACIÓN DE CRISTO
-BENEDICTO XVI DICE QUE LOS JUDÍOS NO MATARON A JESÚS
-BENEDICTO XVI CUESTIONA LA AUTENTICIDAD DEL CAPÍTULO 2 DE LOS  HECHOS DE LOS APÓSTOLES
-BENEDICTO XVI NIEGA LA CONCLUSIÓN DEL EVANGELIO DE SAN MARCOS – ÉL DICE QUE FUE AÑADIDA 
-BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE LA BIBLIA SE CONTRADICE 
-BENEDICTO XVI CUESTIONA EL HECHO DE QUE JESÚS HAYA PROFETIZADO LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO
-BENEDICTO XVI ADMITE QUE SU LIBRO PRESUPONE UNA EXÉGESIS HISTÓRICO-CRÍTICA
-BENEDICTO XVI COMPARA BLÁSFEMAMENTE LA PERFECCIÓN DE CRISTO Y EL CUMPLIMIENTO DE LA EXPIACIÓN EN SU “ORACIÓN SACERDOTAL ” (JUAN 17) CON CÓMO EL JUDAÍSMO SE REDESCUBRIÓ A SÍ MISMO DESPUÉS DE LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO

- BENEDICTO XVI SE ALEGRA QUE SE HAYA ESCRITO UN LIBRO PARA REFLEJAR LAS CREENCIAS DEL PROTESTANTISMO Y QUE SE COMPLEMENTA CON SU LIBRO

- BENEDICTO XVI SU TILMENTE ENSEÑA QUE EL HOMBRE ES DIOS
- BENEDICTO XVI APRUEBA LAS PALABRAS “POR TODOS” EN LA CONSAGRACIÓN
- BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE JESÚS ACOGIÓ A LA HUMANIDAD ENTERA Y A TODA CARNE 
- BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE TODOS LOS HOMBRES TIENEN FILIACIÓN DIVINA 
- BENEDICTO XVI PROMUEVE EN TODO SU LIBRO LA EVOLUCIÓN 
- REFLEXIONES FINALES

 

 

BENEDICTO XVI CRITICA EL EVANGELIO DE SAN MATEO Y RECHAZA SU EXACTITUD HISTÓRICA

 

Esta debe ser una de las peores herejías de Benedicto XVI. Ella se presenta en el contexto de sus repetidos intentos de excusar a los judíos de cualquier culpa por la muerte de Cristo.

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret – Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 218 : “El ochlos[“muchedumbre del pueblo” en griego] de Marcos se amplía en Mateo con fatales consecuencias, pues habla del ‘pueblo entero’ (27, 25), atribuyéndole la petición de que se crucificará a Jesús. Con ello Mateo no expresa seguramente un hecho histórico: ¿cómo podría haber estado presente en ese momento todo el pueblo y pedir la muerte de Jesús? La realidad histórica aparece de manera notoriamente correcta en Juan y Marcos”.

 

¡Impresionante, ¿no?! Benedicto comenta sobre las palabras de Mateo 27, 25: “Y todo el pueblo contestó diciendo: Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. Benedicto XVI no solamente critica las palabras del Evangelio de Mateo como algo de “fatales” consecuencias, sino que también niega de plano que el relato de San Mateo sea históricamente preciso. Esto simplemente es un rechazo de la indefectibilidad de la Sagrada Escritura. Es una negación de la revelación divina y de la fe católica. Ya es hora que la gente despierta y vea a este hombre por lo que es y lo que enseña. Él profiere esta tremenda herejía simplemente porque, como su libro deja claro , quiere exonerar a los judíos.

 

Papa León XIII, Providentissimus Deus, #20-21, 18 de noviembre de 1893: “En efecto, los libros que la Iglesia ha recibido como sagrados y canónicos, todos e íntegramente, en todas sus partes, han sido escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo; y está tan lejos de la divina inspiración el admitir error, que ella por sí misma no solamente lo excluye en absoluto, sino que lo excluye y rechaza con la misma necesidad con que es necesario que Dios, Verdad suma, no sea autor de ningún error. Tal es la antigua y constante creencia de la Iglesia definida solemnemente por los concilios de Florencia y de Trento, confirmada por fin y más expresamente declarada en el concilio Vaticano, que dio este decreto absoluto: ‘Los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, íntegros, con todas sus partes, como se describen en el decreto del mismo concilio (Tridentino) y se contienen en la antigua versión latina Vulgata, deben ser recibidos por sagrados y canónicos. La Iglesia los tiene por sagrados y canónicos, no porque, habiendo sido escritos por la sola industria humana, hayan sido después aprobados por su autoridad, ni sólo porque contengan la revelación sin error, sino porque, habiendo sido escritos por inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios por autor’. Por lo cual nada importa que el Espíritu Santo se haya servido de hombres como de instrumentos para escribir, como si a estos escritores inspirados, ya que no al autor principal, se les pudiera haber deslizado algún error. Porque É l de tal manera los excitó y movió con su influjo sobrenatural para que escribieran, de tal manera los asistió mientras escribían, que ellos concibieran rectamente todo y sólo lo que Él quería, y lo quisieran fielmente escribir, y lo expresaran aptamente con verdad infalible; de otra manera, É l no sería el autor de toda la Sagrada Escritura. Tal ha sido siempre el sentir de los Santos Padres. (…) pero lo que de ninguna manera puede hacerse es limitar la inspiración a solas algunas partes de las Escrituras o conceder que el autor sagrado haya cometido error”.

 

Papa Benedicto XV, Spiritus Paraclitus, # 22, 15 de septiembre de 1920: “Y no discrepan menos de la doctrina de la Iglesia – comprobada por el testimonio de San Jerónimo y de los demás Santos Padres – los que piensan que las partes históricas de la Escritura no se fundan en la verdad absoluta de los hechos…”.

 

BENEDICTO XVI ENSEÑA DESCARADAMENTE LA JUSTIFICACIÓN POR LA SOLA FE

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, pp. 275 -276 : “Pablo, que tanto resalta la imposibilidad de la justificación fundándose en la propia moralidad, presupone indudablemente en esto que el nuevo culto de los cristianos, en el cual ellos mismos son ‘víctima viva y santa’, sólo es posible participando en el amor hecho carne de Jesucristo, ese amor que, mediante el poder su santidad, supera toda nuestra insuficiencia.

    “Si debemos decir, por un lado, que con esta exhortación Pablo no cede a ninguna forma de moralismo y no desmiente para nada su doctrina acerca de la justificación mediante la fe –y no por las obras–, por otro queda claro que con esta doctrina de la justificación no se condena al hombre a la pasividad: no se convierte en un destinatario meramente pasivo de la justicia de Dios, la cual, en ese caso, sería en el fondo algo externo a él”.

 

Esto es protestantismo. Benedicto XVI afirma claramente que la doctrina de San Pablo sobre la justificación es ¡“mediante la fe –y no por las obras–“! Para aclarar esta herejía en su perspectiva, piénsense de esta manera: La próxima vez que se enfrente con un protestante en una discusión sobre la fe católica, y él (erróneamente) trae a colación el pasaje de San Pablo, en su intento de probar la justificación por la sola fe sin las obras, recuérdese que Benedicto XVI está de acuerdo con el protestante.

 

Santiago 2, 24: “Ved, pues, cómo por las obras y no por la fe solamente se justifica el hombre”.

 

Romanos 2, 5-6: “… del justo juicio de Dios, que dará a cada uno según sus obras”.

 

Romanos 2, 13: “Porque no son justos ante Dios los que oyen la Ley, sino los cumplidores de la Ley, ésos serán declarados justos”.

 

No es de extrañar que Benedicto XVI haya estado íntimamente involucrado en la formulación y aprobación de la herética Declaración C onjunta con los L uteranos sobre la Doctrina de la Justificación. Ella también enseña que la justificación es por la sola fe.

 

Declaración C onjunta sobre la Doctrina de la Justificación, Anexo a la Declaración oficial común, # 2, C [ “católicos” y luteranos juntos]: “La justificación tiene lugar só lo por gracia, por la sola fe; la persona se justifica sin las obras”.

 

BENEDICTO XVI PROMUEVE QUE LOS JUDÍOS NO DEBEN SER CONVERTIDOS

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 60 : “Hildegard Brem comenta así este pasaje: ‘Según Romanos 11, 25, la Iglesia no tiene que preocuparse por la conversión de los judíos, porque hay que esperar el momento establecido por Dios, ‘hasta que entren todos los pueblos’ (Ro m. 11, 25)”.

 

Benedicto XVI cita a Hildegard Brem (lo que significa que él lo aprueba), quien enseña que la Iglesia no debe convertir a los judíos. Benedicto XVI no contradice esta enseñanza, sino que la promueve y está de acuerdo con ella. En la siguiente página, él amplia aún más el punto,  d eclarando que los judíos conservan su propia “misión”.

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 61: “Hemos comprobado, además, que el anuncio de un tiempo de los gentiles forma parte del núcleo del mensaje escatológico de Jesús, un tiempo durante el cual se debe llevar el Evangelio a todo el mundo y a todos los hombres: sólo después la historia puede alcanzar su meta.

    "Entretanto, Israel conserva su propia misión. Está en las manos de Dios, que lo salvará ‘por entero’ en el tiempo apropiado, una vez que el número de los paganos esté completo. Es obvio y nada sorprendente que no se pudiera calcular la duración histórica de este periodo”.

 

Según él, los judíos no necesitan convertirse porque ellos retienen su propia misión y están “en las manos de Dios”. Por supuesto, esto es una negación de Jesucristo, del Evangelio, de la fe católica, y de muchos dogmas. Es por esto también que lo vimos alentar en su “misión” al rabino jefe de Roma .

 

Benedicto XVI, Discurso al rabino jefe de Roma, 16 de enero de 2006: “Distinguido señor rabino jefe, recientemente se le ha encomendado la guía espiritual de la comunidad judía romana; usted ha asumido esta responsabilidad con su experiencia de estudioso y de médico, que ha compartido alegrías y sufrimientos de mucha gente. Le expreso de corazón mis mejores deseos para su misión, y le aseguro mi estima y mi amistad cordial, así como las de mis colaboradores”.

 

Es un fraude monumental que este hombre pueda decirse ser el Papa y el jefe de la Iglesia cristiana. Los apóstoles fueron judíos conversos. Los mismos apóstoles evangelizaron a los judíos. El Gran Mandato de Jesús (Mc. 16; Mt. 28) consistió en encomendarle a los apóstoles llevar el Evangelio a todo el mundo . Es un dogma que los judíos ( al igual que los otros no cristianos) no pueden salvarse sin el bautismo y la fe en Cristo.

 

Hechos 4, 12: “… en nombre de Jesucristo (…) pues ningún otro nombre nos ha sido dado bajo el cielo, entre los hombres,por el cual podamos ser salvos”.

 

Hechos 13, 45-46: “Pero viendo los judíos a la muchedumbre, se llenaron de envidia e insultaban y contradecían a Pablo. Mas Pablo y Bernabé respondían valientemente, diciendo: A vosotros os habíamos de hablar primero la palabra de Dios, mas puesto que la rechazáis y os juzgáis indignos de la vida eterna, nos volveremos a los gentiles”.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, sesión 8, 22 de noviembre de 1439, ex cathedra: “Todo el que quiera salvarse, ante todo es menester que mantenga la fe católica; y en que no la guardare íntegra e inviolada, sin duda perecerá para siempre. –Ahora bien, la fe católica es que veneremos a un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad, (…) El que quiera, pues, salvarse, así ha de sentir de la Trinidad.
    “Pero es necesario para la eterna salvación creer también fielmente en la encarnación de Nuestro Señor Jesucristo (…) hijo de Dios, es Dios y hombre. (…) Ésta es la fe católica y el que no la creyere fiel  y firmemente, no podrá salvarse”.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Cantate Domino”, 1441, ex cathedra: 
“[La Santa Iglesia romana] firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irán al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles (Mat. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica”.

 

BENEDICTO XVI NIEGA DESCARADAMENTE LA NECESIDAD DE CREER EN EL EVANGELIO PARA LA SALVACIÓN

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, pp. 58-59 : “El caminar incansable de S an Pablo hacia los pueblos para llevar el mensaje a todos y cumplir así la tarea, posiblemente ya durante su vida, muestra precisamente una tenacidad que sólo se explica por su convencimiento del significado histórico y escatológico del anuncio: ‘No tengo más remedio, y ¡ay de mí si no anuncio el Evangelio!’ (1 Co 9, 16). En este sentido, la urgencia de la evangelización en la generación apostólica no está motivada tanto por la cuestión sobre la necesidad de conocer el Evangelio para la salvación individual de cada persona, cuanto más bien por esta gran concepción de la historia: para que el mundo alcance su meta, el Evangelio tiene que llegar a todos los pueblos”.

 

Benedicto XVI dice que la urgencia de la evangelización no se basaba tanto en la necesidad de conocer el Evangelio para la salvación individual de cada persona. Más bien era importante para que el mundo pudiera cumplir su destino. Para el hereje Benedicto XVI, no es necesario que las personas conozcan y crean en el Evangelio para la salvación.

 

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, 1870: “… nadie, sin embargo, ‘puede consentir a la predicación evangélica’,como es menester para conseguir la salvación, ‘sin la iluminación e inspiración del Espíritu Santo, que da a todos suavidad en consentir y creer a la verdad’”. (Denz. 1791)

 

Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 13, 15 de agosto de 1832: “Si dice el Apóstol que hay ‘un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo’ (Ef. 4, 5), entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, ‘están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo’ (Luc. 11, 23) y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es ‘indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha’ (Credo Atanasiano)”.

 

BENEDICTO XVI JUSTIFICA LA CONDENACIÓN DE CRISTO

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p . 19 9: “… sobre el ‘caso’ Jesús. (…) Según Juan, se reunieron conjuntamente los jefes de los sacerdotes y los fariseos, los dos grupos dominantes en el judaísmo en tiempos de Jesús, aunque hubiera discrepancias entre ellos sobre muchos puntos. Su preocupación común era: ‘Vendrán los romanos y nos destruirán ‘el lugar’ (es decir, el templo, el lugar sagrado de la veneración de Dios) y la nación’ (11, 48). Uno estaría tentado de decir que el motivo para proceder contra Jesús era una preocupación política, en la cual concordaban tanto la aristocracia sacerdotal como los fariseos, aunque por razones diferentes (…) Con todo, hay que ser cautelosos a la hora de condenar a la ligera la perspectiva ‘puramente política’ propia de los adversarios de Jesús. En efecto, en el ordenamiento hasta entonces vigente, las dos dimensiones –la política y la religiosa– eran de hecho absolutamente inseparables una de otra”.

 

Benedicto XVI claramente intenta exonerar a quienes fueron responsables por la muerte de Cristo (es decir, los judíos).

 

Hechos 3, 12-19: “Visto lo cual por Pedro, habló así al pueblo: Varones israelitas, ¿qué os admiráis de esto o qué nos miráis a nosotros, como si por nuestro propio poder o por nuestra piedad hubiéramos hecho andar a éste? (…) Vosotros negasteis al Santo y al Justo y pedisteis que se os hiciera gracia de un homicida. Disteis la muerte al autor de la vida, a quien Dios resucitó de entre los muertos, de lo cual nosotros somos testigos. (…) Dios ha dado así cumplimiento a lo que había anunciado por boca de todos los profetas, la pasión de su Cristo. Arrepentíos, pues, y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados…”.

 

Errores de Pedro Abelardo, condenados por Inocencio II, 16 de julio de 1140, #10: “No pecaron los que crucificaron a Cristo por ignorancia, y cuanto se hace por ignorancia no debe atribuirse a culpa”. – Condenado

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LOS JUDÍOS NO MATARON A JESÚS

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p . 217: “Pero preguntémonos antes de nada: ¿Quiénes eran exactamente los acusadores? ¿Quién ha insistido en que Jesús fuera condenado a muerte? En las respuestas que dan los Evangelios hay diferencias sobre las que hemos de reflexionar.Según Juan, son simplemente ‘los judíos’Pero esta expresión de Juan no indica en modo alguno el pueblo de Israel como al –como quizás podría pensar el lector moderno–, y mucho menos aún comporta un tono ‘racista’. (…) Esta expresión tiene en Juan un significado bien preciso y rigurosamente delimitado: con ella designa la aristocracia del templo”.

 

Este es otro decidido esfuerzo del antipapa Benedicto XVI – el hombre que lleva la estrella judía de David en su mitra – para reescribir el Evangelio y excusar a los judíos. [foto] Su enseñanza constante a favor de los judíos es consistente con quien lidera la falsa Iglesia judía del anticristo. La revelación divina, sin embargo, es clara al decir que los judíos fueron los responsables por la muerte de Cristo.

 

1 Tesalonicenses 2, 14-15: “Pues vosotros, hermanos, os habéis hecho imitadores de las iglesias de Dios que hay en Judea, en Cristo Jesús, pues habéis padecido de vuestros conciudadanos, lo mismo que ellos de los judíos, de aquellos que dieron muerte al Señor Jesús y a los profetas, y a nosotros nos persiguen, y que no agradan a Dios y están contra todos los hombres…”.

 

Hechos 10, 39: “Y nosotros somos testigos de todo lo que hizo en la tierra de los judíos y en Jerusalén, y de cómo le dieron muerte suspendiéndole de un madero”.

 

Hechos 2, 5, 22-23, 37-38: “Residían en Jerusalén judíos, varones piadosos, de cuantas naciones hay bajo el cielo, (…) Varones israelitas, escuchad estas palabras: Jesús de Nazaret, varón probado por Dios entre vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por Él en medio de vosotros, como vosotros mismos sabéis, a éste, entregado según los designios de la presciencia de Dios, le alzasteis en la cruz y le disteis muerte (…) En oyéndole, se sintieron compungidos de corazón y dijeron a Pedro y a los demás apóstoles: ¿Qué hemos de hacer, hermanos? Pedro les contestó: Arrepentíos y bautizaos en el nombre de Jesucristo para remisión de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

 

Benedicto XVI admite que en el Evangelio de San Marcos, el “círculo de los acusadores” se amplía. Sin embargo, él (por supuesto) aun encuentra manera para no culpar a los judíos.

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, pp. 217-218: “En Marcos, en el contexto de la amnistía pascual (Barrabás o Jesús), el círculo de los acusadores se amplía: aparece el ‘ochlos’, que opta por dejar libre a Barrabás. ‘Ochlos’ significa ante todo simplemente un montón de gente, la ‘masa’. No es raro que la palabra tenga una connotación negativa, en el sentido de ‘chusma’. En cualquier caso, no indica el ‘pueblo’ de los judíos propiamente dicho”.

 

BENEDICTO XVI CUESTIONA LA AUTENTICIDAD DEL CAPÍTULO 2 DE LOS  HECHOS DE LOS APÓSTOLES

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p . 298: “Pedro presupone a David como el orante originario de este Salmo, y ahora puede constatar que en David no se ha cumplido esta esperanza: ‘David murió y lo enterraron, y conservamos su sepulcro hasta el día de hoy’ (Hch 2, 29). (…) No es necesario discutir aquí sobre si este discurso es de Pedro o fue redactado por otro, y por quién, como tampoco sobre cuándo y dónde fue compuesto exactamente. Cualquiera sea la razón, se trata de un tipo antiguo de anuncio de la resurrección, cuya autoridad en la Iglesia de los inicios se demuestra por el hecho de que se le atribuyó a Pedro mismo y fue considerado el anuncio original de la resurrección”.

 

El capítulo 2 de los Hechos de los Apóstoles contiene el sermón de San Pedro el día de Pentecostés, uno de los discursos más importantes en la historia de la Iglesia. Benedicto XVI pone en duda que este discurso pueda atribuirse a San Pedro. Esta es una herejía escandalosa y un sucio modernismo. El 1 de julio de 1933, la Pontificia Comisión Bíblica respondió a una pregunta respecto a Hechos 2, 24-33, el mismo pasaje que menciona Benedicto XVI. La respuesta declaró que ni siquiera está permitido interpretar las palabras de Salmo 15, 10-11, citados por San Pedro en Hechos 2, 27, que no sea sobre la resurrección de Jesucristo (Denz. 2272). Es decir, esas palabras de San Pedro se refieren definitivamente a la resurrección de Cristo. Nos podemos imaginar cómo habría respondido la Comisión Bíblica si alguien cuestionara que el discurso haya sido pronunciado por San Pedro.

 

BENEDICTO XVI NIEGA LA CONCLUSIÓN DEL EVANGELIO DE SAN MARCOS – ÉL DICE QUE FUE AÑADIDA

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, pp. 304 -305 : “La conclusión del Evangelio de Marcos presenta un problema particular. Según manuscritos importantes, el texto termina con el versículo 16, 8: Ellas, las mujeres, ‘salieron corriendo del sepulcro, temblando de espanto. Y no dijeron nada a nadie, del miedo que tenían’. El texto auténtico del Evangelio, en la forma que ha llegado a nosotros, concluye con el susto y el temor de las mujeres. (…) Por qué nuestro texto queda interrumpido en este punto no lo sabemos. En el siglo II se ha añadido un relato sintético en el que se recogen las más importantes tradiciones sobre la resurrección, así como de la misión de los discípulos de predicar por todo el mundo (Mc. 16, 9-20)”.

 

Según Benedicto XVI, todo lo dicho a partir de San Marcos 16, 9 a San Marcos 16, 20 no es parte de la Biblia. Él excluye esta sección importante del texto bíblico.

 

Marcos 16, 15-20: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; mas el que no creyere, se condenará. A los que creyeren les acompañarán estas señales: en mi nombre echarán los demonios, hablarán lenguas nuevas, tomarán en sus manos serpientes, y, si bebieren ponzoña, no les dañará; pondrán las manos sobre los enfermos, y estos recobrarán la salud. El Señor Jesús, después de haber hablado con ellos, fue levantado a los cielos, y está sentado a la diestra de Dios. Ellos se fueron, predicando por todas partes, cooperando con ellos el Señor y confirmando su palabra con las señales consiguientes”.

 

El hecho de que haya habido diversas opiniones en manuscritos antiguos con respecto a San Marcos 16 es algo irrelevante. En la Iglesia primitiva, hubo también disputas acerca de qu é libros constituían la Escritura canónica. Una vez que la Iglesia confirmó la autenticidad del Evangelio de San Marcos, de principio a fin, como se ha creído siempre en la Iglesia católica, esta declaración de Benedicto XVI es herejía. De hecho, es interesante tener en cuenta que el Primer Concilio Vaticano incorporó dogmáticamente, en su decreto infalible, el mismo extracto del Evangelio de San Mateo, precisamente el mismo que niega Benedicto XVI.

 

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, constitución dogmática sobre la fe católica, cap. 2, de la revelación: “Por eso, tanto Moisés y los profetas, como sobre todo el mismo Cristo Señor, hicieron y pronunciaron muchos y clarísimos milagros y profecías; y de los Apóstoles leemos: Y ellos marcharon y predicaron por todas partes, cooperando el Señor y confirmando su palabra con los signos que se seguían [Mc. 16, 20]. Y nuevamente está escrito: Tenemos palabra profética más firme, a la que hacéis bien en atender como a una antorcha que brilla en un lugar tenebroso [2 Petr. 1, 19]”.

 

Si usted todavía cree que Benedicto XVI es el Papa, entonces usted y él no tienen ni siquiera la misma Biblia.

 

BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE LA BIBLIA SE CONTRADICE

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 129 : “El problema de la datación de la Última Cena de Jesús se basa en las divergencias sobre este punto entre los Evangelios sinópticos, por un lado, y el Evangelio de Juan, por otro”.

 

Benedicto XVI dedica una buena parte de su libro en examinar lo que él considera son contradicciones en los relatos bíblicos.

 

BENEDICTO XVI CUESTIONA EL HECHO DE QUE JESÚS HAYA PROFETIZADO LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 134 : “Jesús acudía al templo para las grandes fiestas. Incluso si predijo su fin, y lo confirmó con un dramático gesto simbólico, Él observó el calendario judío de las festividades, como lo demuestra sobre todo el Evangelio de Juan” (*).

 

No hay motivo para poner en duda que Jesús haya profetizado la destrucción del templo si se cree en las palabras de la Biblia. La profecía de Jesús está en Mateo 24, 1-2, y se cumplió. Benedicto XVI dice, “Incluso si él predijo su destrucción”, como si no hubiera certeza de que Jesús la hubiera profetizado. Esto es una herejía.

 

Algunos responderán diciendo que la expresión de Benedicto XVI es só lo una manera de hablar. Todo lo contrario, su libro esta llenó de detalladas discusiones que cuestionan la veracidad y precisión histórica de los acontecimientos relatados en el Nuevo Testamento. Él dice c laramente que los Evangelios se contradicen entre sí. Él t ambién admite que su libro adopta el método de exégesis histórico-crítico , que en nuestros días equivale a una deconstrucción ( en lugar de una aceptación) de la historia registrada en la Biblia.

 

(*) N. del T.: En este párrafo hay una discrepancia entre la edición inglesa y la española. La edición española dice “Jesús acudía al templo para las grandes fiestas. Aunque predijo su fin…”, lo que obviamente cambia el sentido de la frase. Puesto que el autor hace el análisis de su artículo en base a la edición inglesa del libro de Benedicto XVI, hemos trascrito aquí la traducción al español de la edición inglesa, conservando, por tanto, las conclusiones del autor.

 

BENEDICTO XVI ADMITE QUE SU LIBRO PRESUPONE UNA EXÉGESIS HISTÓRICO-CRÍTICA

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 341 : “Como he indicado en el prólogo este libro presupone la exégesis histórico-crítica y utiliza sus resultados, pero pretende ir más allá de este método para llegar a una interpretación propiamente teológica”.

 

BENEDICTO XVI COMPARA BLASFEMAMENTE LA PERFECCIÓN DE CRISTO Y EL CUMPLIMIENTO DE LA EXPIACIÓN EN SU “ORACIÓN AL PADRE ETERNO” [CONOCIDA TAMBIÉN COMO “ORACIÓN SACERDOTAL”] (JUAN 17) A CÓMO EL JUDAÍSMO SE REDESCUBRIÓ A SÍ MISMO DESPUÉS DE LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO

 

En su libro, Benedicto XVI señala correctamente cómo la oración de Jesús al Padre, en Juan 17 –conocida hoy día como su “oración sacerdotal”– corresponde a la oración del sumo sacerdote en el día de la Expiación del Antiguo Testamento.

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret – Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 97 : “La estructura del rito descrito en Levítico 16 es retomada precisamente en la oración de Jesús: así como el sumo sacerdote hace la expiación por sí mismo, por la clase sacerdotal y por toda la comunidad de Israel, también Jesús ruega por sí mismo, por los Apóstoles y, finalmente, por todos los que después, por medio de su palabra, creerán en Él: por la Iglesia de todos los tiempos (Juan 17, 20)”.

 

Benedicto XVI dedica algunas páginas en las que establece que la “oración sacerdotal” de Jesús es el cumplimiento divino del ritual y tipo [bíblico] del Antiguo Testamento. En Cristo, ha llegado el verdadero sumo sacerdote. Sin embargo, más adelante ¡Benedicto XVI compara la perfección de Jesús y el cumplimiento de la Expiación a cómo el judaísmo se redescubrió a sí mismo después de la destrucción del templo y la finalización de su culto!

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 90: “Esta ‘verdad’ purificadora y santificadora es, en último análisis, Cristo mismo. Han de ser sumergidos en Él, han de ser como ‘revestidos’ de Él y, de este modo, hacerse partícipes de su consagración, de su cometido sacerdotal, de su sacrificio.
    “Tras el fin del templo, también el judaísmo ha tenido que buscar por su parte una nueva interpretación de las prescripciones cultuales. Éste veía ahora la ‘santificación en el cumplimiento de los mandamientos: en la inmersión en la palabra sagrada de Dios y en la voluntad de Dios que en ella se manifiesta (Schnackenburg, Johannesevangelium [El Evangelio según San Juan], III, p. 211)”.

 

Esto es herejía, blasfemia y apostasía. La destrucción del templo judío y la finalización de su culto significaron que el judaísmo estaba definitivamente muerto. El Mesías había llegado. Todos los verdaderos judíos iban a ser incorporados en la alianza universal del Salvador. Ya no hay más futuro o redescubrimiento para el judaísmo después de la destrucción del templo. Estaba terminado y acabado; ese futuro fue pasado a la Iglesia.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1441, ex cathedra: “La Santa Iglesia Romana firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos (…) cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo (…) y empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento (…) Denuncia consiguientemente como ajenos a la fe de Cristo a todos los que, después de aquel tiempo (la promulgación del Evangelio), observan la circuncisión y el sábado y guardan las demás prescripciones legales y que en modo alguno pueden ser partícipes de la salvación eterna…”.

 

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi,# 29-30, 29 de junio de 1943: “Y, en primer lugar, con la muerte del Redentor, a la Ley Antigua abolida sucedió el Nuevo Testamento (…) en el patíbulo de su muerte Jesús abolió la Ley con sus decretos [Ef.2,15] (…) y constituyó el Nuevo en su sangre, derramada por todo el género humano. Pues, como dice San León Magno, hablando de la Cruz del Señor, ‘de tal manera en aquel momento se realizó un paso tan evidente de la Ley al Evangelio, de la Sinagoga a la Iglesia, de lo muchos sacrificios a una sola hostia, que, al exhalar su espíritu el Señor, se rasgó inmediatamente de arriba abajo aquel velo místico que cubría a las miradas el secreto sagrado del templo’. En la Cruz, pues, murió la Ley Vieja, que en breve había de ser enterrada y resultaría mortífera…”.

 

Benedicto XVI no solo indica que el judaísmo tiene un futuro, y que redescubrió un nuevo significado a sus prescripciones, sino que argumenta que el redescubrimiento del judaísmo es comparable (y por lo tanto tiene la misma validez) con la perfección de Jesús y el cumplimiento del día de Expiación del Antiguo Testamento . En otras palabras, para él, el judaísmo moderno es comparable (y por lo tanto válido) con las acciones, religión y realización divina del Salvador.

 

BENEDICTO XVI SE ALEGRA QUE SE HAYA ESCRITO UN LIBRO PARA REFLEJAR LAS CREENCIAS DEL PROTESTANTISMO Y QUE SE COMPLEMENTA CON SU LIBRO

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, Pró logo, pp. 5-6 : “También ha sido para mí un motivo de alegría que el libro haya ganado en este tiempo, por decirlo así, un hermano ecuménico en la voluminosa obra Jesús (2008), del teólogo protestante Joachim Ringleben. Quien lea los dos libros notará, por un lado, la gran diferencia en el modo de pensar y en los planteamientos teológicos determinantes, en los que se manifiesta concretamente la distinta procedencia confesional de los dos autores. (…) Si bien con enfoques dispares, es la misma fe la que actúa, produciendo un encuentro con el mismo Señor Jesús”.

 

Benedicto XVI se alegra de que un hereje publique un libro sobre Jesús. Él dice que el libro herético refleja los presupuestos teológicos y el ambiente confesional de los protestantes (es decir, herejía). Por lo tanto, Benedicto XVI aprueba y promueve un libro protestante. Además, Benedicto XVI dice que los protestantes tienen la misma fe en Jesús. Esto es herejía manifiesta.

 

Papa León XIII, Satis cognitum, # 5, 29 de junio de 1896: “La Iglesia de Cristo es, pues, única y, además, perpetua: quien se separa de ella se aparta de la voluntad y de la orden de Jesucristo nuestro Señor, deja el camino de salvación y corre a su pérdida. ‘Quien se separa de la Iglesia para unirse a una esposa adúltera, renuncia a las promesas hechas a la Iglesia. Quien abandona a la Iglesia de Cristo no logrará las recompensas de Cristo. Quien no guarda esta unidad, no guarda la ley de Dios, ni guarda la fe del Padre y del Hijo, ni guarda la vida ni la salud’”.

 

BENEDICTO XVI SUTILMENTE ENSEÑA QUE EL HOMBRE ES DIOS

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 233 : “’Ecce homo’: esta palabra adquiere espontáneamente una profundidad que va más allá de aquel momento. En Jesús aparece lo que es propiamente el hombre. En Él se manifiesta la miseria de todos los golpeados y abatidos”.

 

El hombre no se manifiesta [ni se puede reflejar] en Jesús, porque el hombre no es el Dios-hombre. Si bien esto está lejos de ser el pasaje más significativo o problemático de su libro, vale la pena señalarlo.

 

BENEDICTO XVI APRUEBA LAS PALABRAS “POR TODOS” EN LA CONSAGRACIÓN

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret – Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 161 : “[Joachim Jeremias] Trata de probar que la palabra ‘muchos’ significa en el Antiguo Testamento ‘la totalidad’ y, por tanto, se debería traducir por ‘todos’. Esta tesis se impuso rápidamente por entonces y se ha convertido en una convicción teológica común. Basándose en ella, en las palabras de la consagración, el ‘muchos’ se ha traducido en distintas lenguas por ‘todos’. ‘Derramada por vosotros y por todos’. Así oyen hoy los fieles en muchos países las palabras de Jesús durante la celebración eucarística”.

 

Esto es herejía, una mentira, y una escandalosa perversión de las palabras de Jesús.

 

Catecismo del Concilio de Trento, Sobre la forma de la Eucaristía, p. 173: “Respecto a las palabras que se añaden: Por vosotros y por muchos, las primeras están tomadas de San Lucas y las otras de San Mateo, pero que las juntó seguidamente la Santa Iglesia, instruida por el espíritu de Dios; y son muy propias para manifestar el fruto y las ventajas de la pasión. Porque, si atendemos a su valor, habrá que reconocer que el Salvador derramó su sangre por la salvación de todos; pero si nos fijamos en el fruto que de ella sacan los hombres, sin dificultad comprenderemos que su utilidad no se extiende a todos, sino únicamente a muchos. Luego, cuando dijo: por vosotros, dio a entender, o a los que estaban presentes, o a los escogidos del pueblo judío, cuáles eran sus discípulos, excepto Judas, con los cuales estaba hablando. Y cuando dijo: por muchos, quiso se entendieran los demás elegidos de entre los judíos o los gentiles. MUY SABIAMENTE, PUES, OBRÓ NO DICIENDO “POR TODOS”, puesto que entonces sólo hablaba de los frutos de su pasión, la cual sólo para los escogidos produce frutos de salvación”.

 

BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE JESÚS ACOGIÓ A LA HUMANIDAD ENTERA Y A TODA CARNE

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret –   Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 72 : “Y el Jesús que retorna no se despoja en modo alguno de su humanidad, como si ésta fuera una contaminación. El descenso tenía la finalidad de aceptar y acoger la humanidad entera y el retorno junto con todos, la vuelta de ‘toda carne’”.

 

Benedicto XVI dice que el descenso de Jesús al infierno y su regreso de allí, fue con la finalidad de “aceptar y acoger la humanidad entera” y “toda carne”. Esto es la salvación universal. Esto alude a la enseñanza herética de Juan Pablo II que decía que Cristo se unió con cada hombre en la Encarnación, y asumió toda “carne” [o “la carne de todos”]. Juan Pablo II enseñó que el Verbo, el Hijo de Dios, en realidad no se hizo hombre, sino que asumió a toda la humanidad.

 

Juan Pablo II, Dominum et v ivificantem, # 50, 18 de mayo de 1986: “La Encarnación de Dios-Hijo significa asumir la unidad con Dios no sólo de la naturaleza humana sino asumir también en ella, en cierto modo, todo lo que es ‘carne’,toda la humanidad, todo el mundo visible y material”.

 

BENEDICTO XVI ENSEÑA QUE TODOS LOS HOMBRES TIENEN FILIACIÓN DIVINA

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret – Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección, 2011, p. 19 1: “‘No se haga mi voluntad sino la tuya’ (Lc 22, 42), es realmente una oración del Hijo al Padre, en la que la voluntad natural humana ha sido llevada por entero dentro del Yo del Hijo, cuya esencia se expresa precisamente en el ‘no yo, sino tú’, en el abandono total de Yo al Tú de Dios Padre. Pero este ‘yo’ ha acogido en sí la oposición de la humanidad y la ha transformado, de modo que, ahora, todos nosotros estamos presentes en la obediencia del Hijo, hemos sido incluidos dentro de la condición de hijos”.

 

Só lo aquellos que están incorporados a Cristo reciben la filiación divina.

 

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, tercera sesión, 24 de abril de 1870: constitución dogmática sobre la fe católica, cap. 3: “Mas porque sin la fe es imposible agradar a Dios y llegar al consorcio de los hijos de Dios; de ahí que nadie obtuvo jamás la justificación sin ella, y nadie alcanzará la salvación eterna, si no perseverara en ella hasta el fin”.

 

BENEDICTO XVI PROMUEVE LA EVOLUCIÓN EN TODO SU LIBRO

 

Benedicto XVI promueve en todo su libro las herejías de evolución teológica y física. Él hace referencia al “mundo de los humanos tal como ha evolucionado en la historia”; habla de cómo la liturgia tuvo que “evolucionar”; dice que la resurrección de Jesús constituye “un salto evolutivo”; que la creación espera el último y supremo “salto evolutivo”; habla nuevamente de la resurrección de Cristo como un radical “salto evolutivo”, por citar algunos ejemplos.

 

Papa Pío X, Pascendi, # 26, 8 de septiembre de 1907, explicando la doctrina de los modernistas: “Si, pues, no queremos que el dogma, la Iglesia, el culto sagrado, los libros que como santos reverenciamos y aun la misma fe languidezcan con el frío de la muerte, deben sujetarse a las leyes de la evolución. No sorprenderá esto si se tiene en cuenta lo que sobre cada una de esas cosas enseñan los modernistas ”.

 

REFLEXIONES FINALES

 

Hay entre 20 a 40 pasajes del libro que son heréticos o están llenos de herejía y modernismo, pero creí que sería mejor focalizarme únicamente en las que les he presentado aquí. De todos los libros escritos por Benedicto XVI que he estudiado (un total de 27), este libro es quizás el más herético y definitivamente se encuentra en el top de los tres primeros más heréticos.

 

UN HEREJE NO PUEDE SER UN PAPA VÁLIDO

 

Es un hecho probado que Ratzinger (ahora Benedicto XVI) es un hereje no católico.  La Iglesia católica enseña que un hereje no puede ser válidamente elegido Papa, puesto que un hereje no es un miembro de la Iglesia católica.  Ratzinger, quien ahora es Benedicto XVI, es un antipapa no católico cuya elección fue totalmente nula e inválida.

 

Papa Pablo IV, bula Cum ex apostolatus officio, 15 de febrero de 1559: “6. Agregamos, [por esta Nuestra Constitución, que debe seguir siendo válida en perpetuidad, Nos promulgamos, determinamos, decretamos y definimos:] que si en algún tiempo aconteciese que un obispo, incluso en función de arzobispo, o de patriarca, o primado; o un cardenal, incluso en función de legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la fe católica, o hubiese caído en herejía:

1º.- o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; 
2º.- y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. 
3º.- Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes… 
4º.- los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder

10. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra Aprobación, Innovación, Sanción, Estatuto, Derogación, Voluntades, Decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios Omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo

Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor 1559, XV anterior a las calendas de Marzo, año 4º de nuestro Pontificado

 

+ Yo, Pablo, obispo de la Iglesia católica…”

 

San Roberto Belarmino: “Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”. (De Romano Pontifice, II, 30)

 

San Roberto Belarmino: “Este principio es de lo más cierto. El que no es cristiano no puede de ninguna manera ser Papa, como Cayetano lo dijo (ib. c. 26). La razón por esto es que no puede ser cabeza de lo que no es miembro; ahora quien no es cristiano no es miembro de la Iglesia, y quien se manifieste hereje no es un cristiano, como claramente se enseña por San Cipriano (lib. 4, epíst. 2), San Atanasio (Cont. arria.), San Agustín (lib. De great. Christ.), San Jerónimo (contra Lucifer), entre otros; por lo tanto, el hereje manifiesto no puede ser Papa” (De Romano Pontifice, II, 30).

 

San Francisco de Sales (siglo XVII), Doctor de la Iglesia, La Controversia Católica, edición inglesa,pp. 305-306: “Ahora, cuando él [el Papa] es explícitamente hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia…”.

San Antonino (1459): “En el caso en que el Papa se convirtiera en un hereje, se encontraría, por ese solo hecho y sin ninguna otra sentencia, separado de la Iglesia. Una cabeza separada de un cuerpo no puede, siempre y cuando se mantenga separado, ser cabeza de la misma entidad de la que fue cortada. Por lo tanto, un Papa que se separara de la Iglesia por la herejía por ese mismo hecho en sí dejaría de ser la cabeza de la Iglesia. No puede ser un hereje y permanecer siendo Papa, porque, desde que está fuera de la Iglesia, no puede poseer las llaves de la Iglesia”. (Summa Theologica, citado en Actes de Vatican I. V. Frond pub.).

 

Enciclopedia Católica, “Papal Elections” [Las Elecciones Papales], 1914, Vol. 11, p. 456: “Desde luego, la elección de un hereje, de un cismático, o de una mujer [como Papa] será nula e inválida”.

 

 

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
6 mayo 2014 2 06 /05 /mayo /2014 12:38

ANTI-PAPA-BENEDICTO-XVI

Nota introductoria:  Un hereje es un bautizado que rechaza un dogma de la Iglesia Católica Romana. Un cismático es quien niega estar en comunión con el Papa verdadero o con los verdaderos católicos. Un apóstata es quien rechaza por completo la fe cristiana. Todos los herejes, cismáticos y apostatas se separan automáticamente de la Iglesia Católica (Pío XII, encíclica Mistici corporis, 29 de junio de 1943). Por lo tanto, quien es hereje no es católico (Papa León XIII, encíclica Satis cognitum, 29 de junio de 1896). Y la mayoría de los herejes están convencidos que no niegan dogma alguno, cuando en realidad sí lo hacen.  Esta página se actualizará periódicamente.  (Todo el énfasis, como negrita, subrayado y cursiva no es necesariamente la del autor citado.)


ANTI-PAPA-BENEDICTO-XVI.png

- 11de junio de 2012 -

 

Benedicto XVI dice que las religiones falsas están presentes en el bautismo y mucho más

 

“Lectio Divina” de Benedicto XVI del 11 de junio de 2012, sobre el sacramento del bautismo:

“Ahora veamos el rito sacramental, para poder comprender aún más precisamente qué es el Bautismo. … Y con este elemento material —el agua— no sólo entra un elemento fundamental del cosmos, una materia fundamental creada por Dios, sino también todo el simbolismo de las religiones, porque en todas las religiones el agua tiene un significado. El camino de las religiones, esta búsqueda de Dios de diversas maneras —también equivocadas, pero siempre búsqueda de Dios— es asumida en el Sacramento. Las otras religiones, con su camino hacia Dios, están presentes, son asumidas, y así se hace la síntesis del mundo; toda la búsqueda de Dios que se expresa en los símbolos de las religiones… 


Aquí Benedicto XVI pronuncia escandalosas herejías en contra del Sacramento del Bautismo. Él dice que el bautismo representa todo el simbolismo de las religiones, y que las religiones falsas son asumidas en el sacramento. Benedicto XVI dice que las falsas religiones del mundo están presentes en el bautismo. ¡Eso es una herejía!


Carta de felicitaciones de Benedicto XVI del 7 de abril de 2012 con motivo del 50º aniversario de la consagración de “Su Santidad” Mar Dinkha IV, Patriarca de la “Iglesia” Asiria de oriente:
“Doy gracias al Señor por las muchas bendiciones que Él ha derramado sobre la Iglesia Asiria de oriente a través de vuestro ministerio, y estoy agradecido por vuestro compromiso en la promoción del diálogo constructivo, la cooperación fructífera y la creciente amistad entre nuestras iglesias... Su Santidad, en este significativo aniversario, rezo para que el amor de Dios Padre lo envuelva, la sabiduría del Hijo lo ilumine y el fuego del Espíritu Santo continúe inspirándolo. Con sentimientos de respeto, hago llegar a Su Santidad un fraterno abrazo en Cristo Jesús nuestro Salvador


Benedicto XVI afirma la herejía de que Jesús ha derramado muchas “bendiciones” sobre la “Iglesia” cismática Asiria de oriente por medio de este “ministerio” cismático. Por lo tanto, él dice que el cismático tiene un verdadero ministerio en la verdadera Iglesia. Benedicto XVI llama al líder cismático de “Su Santidad”, y heréticamente reza para que “el fuego del Espíritu Santo continúe inspirándolo”. Benedicto XVI reza para que el Espíritu Santo (el Espíritu de Verdad) siga inspirando a “Su Santidad” para que dirija la Iglesia cismática.


Benedicto XVI, entrevista en vuelo del 23 de marzo de 2012
“Hoy en día es evidente que la ideología marxista tal como fue concebida ya no corresponde a la realidad; ya no es posibleconstruir una sociedad o responderle de esta manera... Es obvio que la Iglesia está siempre en el lado de la libertad: la libertad de conciencia, la libertad de religión”


Benedicto XVI afirma que la ideología marxista “ya no” se corresponde con la realidad. Él dice que ella ya no es capaz de construir una sociedad. Decir que el marxismo “ya no” funciona, es decir que el marxismo funcionó en el pasado. El marxismo es un sistema perverso y totalmente ateo. La declaración de Benedicto XVI es malvada y herética.


Discurso de Benedicto XVI del 21 de junio de 2012:

 
“El Oriente, la patria de las antiguas tradiciones cristianas, se ve especialmente afectado por este proceso, lo que genera incertidumbre e inestabilidad, lo cual también tiene un impacto en la Iglesia y en los campos ecuménico e interreligioso... el derecho a la libertad religiosa personal y comunitaria. Este derecho debe ser garantizado en su profesión pública…”


Sólo existe una única verdadera tradición cristiana: la tradición católica. Las llamadas otras tradiciones cristianas de las que habla Benedicto XVI en esta cita son “tradiciones cristianas” cismáticas. Él también promueve la muchas veces condenada herejía de que las religiones falsas deben tener garantizado el derecho civil para promover y profesar en público sus religiones falsas.


Homilía de Benedicto XVI del 7 de abril de 2012:

“La narración de la creación los llama fuentes de luz, que Dios ha puesto en el firmamento del cielo. Con ello, los priva premeditadamente del carácter divino, que las grandes religiones les habían atribuido”

 

 

 



Estas citas vienen del L’ Osservatore Romano, edición inglesa a menos que se indique su versión española en vatican.va:

 L’ Osservatore Romano, 20 de junio de 2012, p. 3. (Versión española).

  L’ Osservatore Romano, 30 de mayo de 2012, p. 11.

 L’ Osservatore Romano, 28 de marzo de 2012, p. 3.

 L’ Osservatore Romano, 27 de junio de 2012, p. 3. (Versión española).

 L’ Osservatore Romano, 11 de abril de 2012, p. 8. (Versión española).

 

 

 

UN HEREJE NO PUEDE SER UN PAPA VÁLIDO.-


Es un hecho comprobado que Ratzinger (hoy Benedicto XVI) es un hereje no católico. La Iglesia Católica enseña que un hereje no puede ser válidamente elegido Papa, ya que un hereje no es miembro de la Iglesia Católica. Ratzinger, quien es ahora Benedicto XVI, es un antipapa no católico cuya elección fue absolutamente nula e inválida.


Papa Pablo IV, de la Bula Cum ex Apostolatus Officio, 15 de febrero de 1559:

“6. Agregamos, [por esta Nuestra Constitución, que debe seguir siendo válida en perpetuidad, Nos promulgamos, determinamos, decretamos y definimos:] que si en algún tiempo aconteciese que un obispo, incluso en función de arzobispo, o de patriarca, o primado; o un cardenal, incluso en función de legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al cardenalato o asunción al pontificado, se hubiese desviado de la fe católica, o hubiese caído en herejía:


1º.- La promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto;


2º.- Y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos;


3º.- Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes…


4º.- Los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder


10. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra aprobación, innovación, sanción, estatuto, derogación, voluntades, decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.


Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor 1559, XV anterior a las calendas de marzo, año 4º de Nuestro pontificado.


Yo, Pablo, obispo de la Iglesia católica…”.

 

San Roberto Belarmino: “Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción” (De Romano Pontifice, II, 30).

 

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
5 mayo 2014 1 05 /05 /mayo /2014 22:57

JUAN PABLO II. 31

 

Juan Pablo II sentado junto al rabino judío para el concierto del Holocausto (un servicio de oración judío) en el Vaticano.-

JUAN PABLO II. 30jpg

 

El concierto comenzó con “Kol Nidre”, la oración cantada en el día más sagrado del calendario judío.

Algunos de los muchos judíos que asistieron encendieron velas durante la ceremonia, convirtiéndose

rápidamente en un servicio religioso judío en el Vaticano. Después del concierto Levine comentó:

 

―Fue como si estuviera en un servicio litúrgico judío en el Vaticano. Fue una noche

de oración (…) de oración judía”64.

 

Después del concierto Juan Pablo II pidió que Levine recibiera el título de caballero del Vaticano.

Levine se convirtió en caballero comandante de la Orden Ecuestre de San Gregorio Magno. Juan

Pablo II escogió al “cardenal” Lustiger de París para otorgarle el honor. El mismo Lustiger, que se crió

judío, declaró en una entrevista en 1981: “Yo soy un judío. Para mí las dos religiones son una”65. El honor

que Juan Pablo II le otorgó a Levine es uno de los más altos que un laico puede recibir.

 

Gilbert Levine reveló el alcance total de la apostasía de Juan Pablo II

en una entrevista en el programa Larry King Live, el 4 de abril de

2005.

 

Durante una entrevista en el programa de CNN Larry King Live, el 4 de abril de 2004,

Gilbert Levine reveló que Juan Pablo II:

 

- Le envió una carta a cada uno de sus hijos para felicitarlos por su bar mitzvah;

- Que el mismo Juan Pablo II le dio una menorah judía a su familia;

- Que Juan Pablo II envió por medio del “cardenal” Kasper a Levine una “asombrosa”

carta por ocasión del bar mitzvah, en que les decía debían estar orgullosos de su

herencia judía y vivirla plenamente, y que la carta era tan judía que el rabino dijo

que era de un rabino, cuando en realidad venía de Kasper a petición de Juan Pablo

II.

 

 

Esto demuestra que Juan Pablo II alentó oficialmente la práctica del judaísmo; que él alentó

oficialmente la negación de Jesucristo; que él oficialmente ayudó a las personas practicar la Antigua

Alianza; y que él celebraba la observancia de la religión judía con ellos. A la luz de estos hechos,

quien niegue que Juan Pablo II haya sido un apóstata no-católico simplemente niega a Jesucristo, es

evidente. He aquí un extracto de la entrevista en vivo en el programa Larry King Live de la CNN:

 

“KING: ¿Cuánto entendía él de música?

 

”LEVINE: Maravillosamente. Tanto es así que yo, como director de orquesta judío,

sugerí para el concierto de 1994 que yo dirigiera una obra de Malher. Y él dijo:

‗¿No se convirtió Malher al catolicismo para lograr ser el director de música de la

Filarmónica de Viena?‘ Como músico yo no pensé en ello. No lo pensé. No es que

yo no lo supiera, no lo pensé. Ese era el tipo de sensibilidad que él tenía hacia los

asuntos judíos. Y él quiso que se ampliara. Y lo que ocurría era que él se sentía

como si la música fuera un vehículo para el diálogo interreligioso.

 

”KING: ¿El Papa felicitó el bar mitzvah de sus hijos?

 

”LEVINE: No solo nos felicitó, él nos envió una menorah.

 

”KING: ¿Él le envió una menorah?

 

”LEVINE: En realidad él nos la dio, no la envió. Creo que es de Praga del siglo XVI.

Es la más hermosa menorah. Él nos envió una carta por ocasión del bar mitzvah de

cada uno de mis hijos. Él también nos envió por medio del cardenal encargado de

las relaciones católicos/judíos que fue leída en mi sinagoga ortodoxa por ocasión

del reciente bar mitzvah de mi hijo. Y el rabino la leyó como si viniera de un

rabino. Al final, él dijo: ‗Es del rabino Joel Schwartz. Dijo él, pero no era del

rabino Joel Schwartz. Era del rabino – el cardenal Kasper. Fue asombroso. Era una

carta que decía, debéis estar orgulloso de vuestra herencia judía y vivirla a

plenitud.

 

”KING: ¿Dónde ha estado usted? ¿Por qué lo hemos recién encontrado? ¿Usted

dirige en todo el mundo?

 

”LEVINE: Sí. Yo dirijo en todo el mundo y he dirigido para él en el Vaticano varias

veces. También dirigí para él en el Día Mundial de la Juventud en Denver. Yo,

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
5 mayo 2014 1 05 /05 /mayo /2014 21:56

ASIS 2

El 14 de mayo de 1999, Juan Pablo II reverenció y besó el Corán. El Corán es el libro sagrado de los

musulmanes que blasfema contra la Santísima Trinidad y niega la divinidad de Jesucristo. El

reverenciar el libro sagrado de una falsa religión siempre ha sido considerado un acto de apostasía –

un rechazo total de la verdadera religión. Este solo acto hace de Juan Pablo II un apóstata; porque ello

equivale a adorar la tumba de Mahoma, y a lo que Santo Tomás considera ser un apóstata.

 

Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, Pt. II, q. 12, art. 1, obj. 2: “… si alguien

(…) adorara el sepulcro de Mahoma, sería considerado como apóstata”.

 

Durante su visita a Alemania el 17 de noviembre de 1980, Juan Pablo II alentó a los musulmanes a

“vivir su fe también en un país extranjero…”38.

 

En febrero de 2000, Juan Pablo II se reunió con el “gran jeque” de la república islámica Mohammed.

Juan Pablo II cometió otro acto de apostasía en su discurso a los musulmanes.

 

Juan Pablo II, mensaje al “gran jeque Mohammed”, 24 de febrero de 2000: “El islam

es una religión. El cristianismo es una religión. El islam se ha convertido en una

cultura. El cristianismo también se ha convertido en una cultura (…) Doy gracias a

vuestra universidad, el mayor centro de cultura islámica. Agradezco a quienes están

desarrollando la cultura islámica…”39.

 

Juan Pablo II agradeció a quienes desarrollan la cultura islámica. Él agradece a los infieles por

desarrollar una cultura que niega a Jesucristo, la Trinidad y la fe católica a nivel masivo, y que

mantiene a cientos de millones en las tinieblas del diablo. De todas las cosas malas que uno puede

pensar en el mundo, la cultura islámica probablemente se ubica entre las cinco primeras de las más

malas.

 

Papa Calixto III: “Yo prometo (…) exaltar la fe verdadera, y exterminar con la secta

diabólica de los reprobados e infieles de Mahoma [islam] en el Oriente”40.

 

En la Edad Media hubo una constante batalla espiritual y física entre los cristianos de occidente y las

hordas islámicas. Esta declaración de Juan Pablo II constituye un rechazo de Jesucristo y una

apostasía formal. Ningún católico jamás haría una declaración como esa.

 

¡Juan Pablo II le pidió a San Juan Bautista que protegiera al islam!

 

El 21 de marzo de 2000, Juan Pablo II le pidió a San Juan Bautista para que protegiera el islam (la

religión de los musulmanes), que niega a Cristo y a la Trinidad, y mantiene a ciento de millones de

almas en las tinieblas del diablo.

 

Juan Pablo II, 21 de marzo de 2000:


―Que San Juan Bautista proteja el islam y al pueblo de Jordania…”41.

 

Esto es pedirle a San Juan Bautista que proteja la negación de Jesucristo y la condenación de las almas.

JUAN PABLO II. 22

El 12 de abril de 2000, Juan Pablo II se reunió con el rey de Marruecos, un descendiente del falso

profeta del islam, Mahoma. Juan Pablo II le preguntó “¿Usted es un descendiente del profeta, no es

así?”42.

 

La apostasía de Juan Pablo II en la mezquita

 

El 6 de mayo de 2001, culminó su apostasía acumulada del año con los musulmanes al viajar y asistir

a la “Gran Mezquita Omeya” de Damasco. En la mezquita Juan Pablo II se quitó los zapatos como

gesto de reverencia en el templo de la infidelidad.

JUAN PABLO II. 23

 

JUAN PABLO II. 24

JUAN PABLO II. 25

En la foto superior, vemos a Juan Pablo II entrando en la “Gran Mezquita Omeya” de

Damasco, el 6 de mayo de 2001. En las otras fotos lo vemos en la mezquita con el infiel gran jeque

Sheikh Ahmad Kfutaro. En la mezquita Juan Pablo II se sentó en una silla idéntica a la del gran jeque

infiel. Esta es la declaración que ese día hizo Juan Pablo II a los musulmanes:

 

Juan Pablo II, Discurso a los musulmanes de la mezquita, 6 de mayo de 2001: “Es en las

mezquitas e iglesias que las comunidades musulmana y cristiana forman su

identidad religiosa, (…) ¿Qué sentido de identidad se les inculca en los jóvenes

cristianos y musulmanes en nuestras iglesias y mezquitas? Es mi ardiente esperanza

que los líderes religiosos y maestros musulmanes y cristianos presentarán nuestras

dos grandes comunidades en un respetuoso diálogo, nunca más como comunidades

en conflicto”43.

 

Es muy interesante notar que el califato “Omeya” (una línea de gobernantes musulmanes), a cuya

mezquita asistió Juan Pablo II, fue una línea de gobernantes que estuvo enormemente involucrada en

la guerra de 700 años contra la España católica.

 

“Abderrahmán, fue el último sobreviviente de los Omeyas había sido gobernante

de la España musulmana cerca de la época en que Fruela se convirtió en

gobernante de la España cristiana. Por 759 años, los dos reyes se enfrentaron en

Galicia”44.

 

El hecho de que la mezquita a la que él asistió llevase el nombre de un grupo que es tan

representativo de la lucha contra el cristianismo sólo añade insulto a su apostasía. La sangre de todos

los fieles católicos que murieron luchando contra los Omeyas por la supervivencia de la España

cristiana clama contra él.

 

Apocalipsis 17, 6: ―Vi a la mujer embriagada con la sangre de los mártires de Jesús,

y viéndola me maravillé sobremanera”.

 

Juan Pablo II enseña que los musulmanes y católicos tienen el mismo

Dios.-

La enseñanza herética del Vaticano II que dice que los católicos y

musulmanes adoran al único Dios verdadero. Juan Pablo II repitió esta herejía del Vaticano II en

innumerables ocasiones.

 

Juan Pablo II, Encíclica Sollicitudo rei socialis, # 47, 30 de diciembre de 1987: 

“… y a quienes, como nosotros, creen en Dios justo y misericordioso, es decir, los

musulmanes…”45.

 

Juan Pablo II, Homilía, 13 de octubre de 1989: 

“… los seguidores del islam que creen en el mismo Dios bueno y justo”46.

 

Juan Pablo II, Homilía, 28 de enero de 1990: 

“… nuestros hermanos y hermanas musulmanes (…) que adoran como nosotros al

Dios único y misericordioso”47.

 

Juan Pablo II, Audiencia general, 16 de mayo de 2001: 

“… los creyentes del islam, a quienes estamos unidos por la adoración del único

Dios”48.

 

Juan Pablo II, Audiencia general, 5 de mayo 1999: 

“Hoy me gustaría repetir lo que dije a los jóvenes musulmanes algunos años atrás en

Casablanca: ‗Creemos en el mismo Dios…‟”49.

 

Esto es una blasfemia y apostasía. Los musulmanes rechazan la Santísima Trinidad. Ellos no adoran al

único Dios verdadero. Al afirmar que los católicos y musulmanes creen en el mismo Dios una y otra

vez, Juan Pablo II niega la Santísima Trinidad sucesivamente. Por otra parte, llama la atención la

especificidad con la que Juan Pablo II (al igual que el Vaticano) negó a Jesucristo en muchas de estas

citas, por ejemplo:

 

Juan Pablo II, Nuevo Catecismo, párrafo 841: “… los musulmanes, que profesan tener

la fe de Abraham y adoran con nosotros al Dios único y misericordioso que juzgará a

los hombres al fin del mundo”50.

 

Aquí nos encontramos con el catecismo de Juan Pablo II enseñando que el dios de los musulmanes

(que no es Jesucristo) juzgará a los hombres al fin del mundo. Esto significa que Jesucristo no juzgará

a la humanidad en el último día, sino que lo hará el dios de los musulmanes. Esta es una negación de

la segunda venida de Jesucristo para juzgar a los vivos y los muertos.

 

Papa San Dámaso, Concilio de Roma, 382, can. 15: “Si alguno no dijere que Él

[Cristo]… ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, es hereje”51.

La apostasía de Juan Pablo II con los judíos

 

El 13 de abril de 1986, Juan Pablo II visitó la sinagoga judía de Roma.

JUAN PABLO II. 26

Juan Pablo II llegando a la sinagoga de Roma el 13 de abril de 1986

 

Aquí vemos a Juan Pablo II llegando a la sinagoga de Roma en 1986 donde participó en un servicio de

culto judío. Al tomar parte en un servicio judío, Juan Pablo II cometió un acto público de apostasía, y

mostró una vez más que él es un hereje manifiesto y un apóstata. Nótese que Juan Pablo II y el rabino

se saludaron como si fueran muy buenos amigos por mucho tiempo. Durante su estancia en la

sinagoga, Juan Pablo II inclinó su cabeza como rezan los judíos pidiendo la venida de su Mesías.

JUAN PABLO II. 27 

Juan Pablo II en la sinagoga con los judíos

 

Este increíble acto de apostasía de Juan Pablo II estaba directamente relacionado con su enseñanza

herética de que la Antigua Alianza está todavía vigente. La Iglesia Católica enseña que la venida de

nuestro Señor Jesucristo y la promulgación del Evangelio, la Antigua Alianza (es decir, el acuerdo

hecho entre Dios y los judíos por la mediación de Moisés) cesó, y fue reemplazada por la Nueva

Alianza de nuestro Señor Jesucristo. Es cierto que en algunos aspectos la Antigua Alianza sigue

siendo válida, puesto que están incluidas en el Nuevo y Eterno Testamento de Jesucristo, como los

diez mandamientos; pero la Antigua Alianza en sí (el acuerdo entre Dios y el pueblo judío) cesó con

la venida del Mesías. Por lo tanto, decir que la Antigua Alianza sigue siendo válida es afirmar que el

judaísmo es una religión verdadera y que Jesucristo en realidad no es el Mesías. Ello también es una 

negación del dogma católico definido, como la enseñanza del Concilio de Florencia, que definió ex

cathedra que la Antigua Ley ahora está muerta y que aquellos que la practican (es decir, los judíos) no

se pueden salvar.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1441, ex cathedra: ―La Santa Iglesia Romana

firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o

sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados,

sacrificios y sacramentos (…) cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo (…) y

empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento (…) Denuncia

consiguientemente como ajenos a la fe de Cristo a todos los que, después de aquel

tiempo (la promulgación del Evangelio), observan la circuncisión y el sábado y

guardan las demás prescripciones legales y que en modo alguno pueden ser

partícipes de la salvación eterna…”52.

 

El Papa Benedicto XIV reiteró este dogma en su encíclica Ex quo primum.

 

Papa Benedicto XIV, Ex quo primum, # 61: 

―La primera consideración es que las ceremonias de la ley mosaica fueron

derogadas por la venida de Cristo y que ya no pueden ser observadas sin pecado

después de la promulgación del Evangelio”53.

 

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi, # 29-30, 29 de junio de 1943: “Y, en primer

lugar, con la muerte del Redentor, a la Ley Antigua abolida sucedió el Nuevo

Testamento (…) en el patíbulo de su muerte Jesús abolió la Ley con sus decretos [Ef.

2, 15] (…) y constituyó el Nuevo en su sangre, derramada por todo el género

humano. Pues, como dice San León Magno, hablando de la Cruz del Señor, „de tal

manera en aquel momento se realizó un paso tan evidente de la Ley al Evangelio,

de la Sinagoga a la Iglesia, de lo muchos sacrificios a una sola hostia, que, al exhalar

su espíritu el Señor, se rasgó inmediatamente de arriba abajo aquel velo místico

que cubría a las miradas el secreto sagrado del templo‘. En la Cruz, pues, murió la

Ley Vieja, que en breve había de ser enterrada y resultaría mortífera…”54.

 

Juan Pablo II repudió este dogma en repetidas ocasiones, un dogma enseñado por la Iglesia Católica

por 2000 años, definido infaliblemente por el Concilio de Florencia, y claramente afirmado por lo

Papas Benedicto XIV y Pío XII.

 

En un discurso ante los judíos en Mainz, Alemania Occidental, el 17 de noviembre de 1980,

Juan Pablo II dijo que “la Antigua Alianza nunca fue revocada por Dios…”55.

 

Papa Benedicto XIV, Ex quo primum, # 59, 1 de marzo de 1756: 

“Sin embargo, ellos no intentan observar los preceptos de la Antigua Alianza, los

cuales, como todo el mundo sabe, fueron revocados con la venida de Cristo”56.

 

Aquí vemos que el Papa Benedicto XIV condena la herejía enseñada por Juan Pablo II, ¡que la Antigua

Alianza ha sido revocada por Dios! Juan Pablo II repitió la misma audaz herejía en un discurso en

1997:

 

Juan Pablo II, Reunión sobre las raíces del antisemitismo, 1997: ―Este pueblo [los judíos],

ha sido llamado y guiado por Dios, creador del cielo y la tierra. Su existencia no es

apenas un acontecimiento natural o cultural, (…) Es un acontecimiento sobrenatural.

A pesar de todo, este pueblo continua siendo el pueblo de la alianza…”57.

 

Es importante tener en cuenta que el “arzobispo” de Estrasburgo, Francia, de la secta del Vaticano II,

Joseph Dore, recordó con júbilo la mencionada herejía de Juan Pablo II sobre la Antigua Alianza, que

Juan Pablo II pronunció en un discurso en Mainz, Alemania y en otros lugares. Nótese que el 

“Arzobispo” Dore, admite que el Vaticano II cambió la enseñanza tradicional de la Iglesia sobre la

cesación de la Antigua Alianza.

 

“Arzobispo” Joseph Dore de Estrasburgo, Francia, discurso a la B'nai B'rith (masones

judíos), agosto de 2003: “Cualquiera que sea la descripción [de los judíos en el arte

católico tradicional] (…) el mensaje teológico es el mismo – la elección de Dios ha

pasado ahora al pueblo cristiano; y la Iglesia, la verdadera Israel, puede triunfar;

ella que confiesa la verdad salvadora que Cristo ha traído‖.

 “En el Concilio Vaticano II, la Iglesia Católica finalmente revisó esta

enseñanza y entendió en qué medida ella contradice la Biblia misma (…) En 1973, el

episcopado Francés, particularmente bajo la influencia de Mons. Elchinger [fallecido]

obispo de Estrasburgo, publicó un documento acerca de la incomparable sobre fuerza

moral de las relaciones judeo-cristianas, mientras que el Papa Juan Pablo II recordó

en numerosas ocasiones la permanencia de la Primera Alianza [la Antigua Alianza],

‗que nunca fue revocada‘ por Dios [Juan Pablo II, Mainz, Alemania, 1980]. Hoy en

día, deseamos trabajar juntos con nuestros hermanos mayores hacia la reconciliación

y el diálogo fraterno. Sin embargo, debemos tener la humildad de reconocer que la

doctrina del desprecio y la ‗teología de la sustitución‘ – que hace que la Iglesia sea

la nueva y la única Israel de Dios – todavía penetra la mente de muchos”58.

 

De hecho, Juan Pablo II enseña la misma herejía sobre la Antigua Alianza en su nuevo catecismo,

oponiéndose directamente una vez más al dogma católico.

 

Juan Pablo II, Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 121: “…porque la Antigua

Alianza no ha sido revocada”59.

El increíble mensaje de Juan Pablo II en conmemoración de la

sinagoga judía

Juan Pablo II, Mensaje al Gran Rabino de Roma, 23 de mayo de 2004: “Distinguidísimo Dr. Riccardo Di

Segni, Gran Rabino de Roma. ¡Shalom! Con profunda alegría me uno a la comunidad judía de

Roma que celebra el centenario de la Gran Sinagoga de Roma, un símbolo y un recordatorio de la

presencia milenaria en esta ciudad del pueblo de la Alianza del Sinaí. Por más de 2000 años vuestra

comunidad ha sido una parte integral en la vida de la ciudad; ella puede gloriarse de ser la más

antigua comunidad judía de Europa occidental y de haber desempañado un rol importante en la

difusión del judaísmo en todo el continente. La conmemoración de hoy, por lo tanto, adquiere un

significado especial (…) Puesto que no estoy en condiciones de asistir en persona, le he pedido a mi

vicario general Camillo Ruini que me represente; él está acompañado del cardenal Walter Kasper,

presidente de la Comisión de la Santa Sede para las Relaciones con los Judíos. Ellos expresan

formalmente mi deseo de estar con vosotros en este día. 

 ”Al ofreceros mi respetuoso saludo, distinguido Dr. Riccardo Di Segni, extiendo mi cordial

saludo a todos los miembros de la comunidad, a vuestro presidente, el Sr. Leone Elio Paserman, y a

todos los que están reunidos para presenciar una vez más la importancia y el vigor del patrimonio

religioso que se celebra cada sábado en la Gran Sinagoga de Roma.

 ‖La celebración de hoy, en cuya alegría todos nos unimos, recuerda el primer centenario de

esta majestuosa Sinagoga. Ella se encuentra en ribera del Tíber, testimoniando con la armonía de sus

líneas arquitectónicas la fe y la alabanza al Todopoderoso. La comunidad cristiana de Roma junto al

sucesor de San Pedro, se une a vosotros en agradecimiento al Señor por esta feliz ocasión [¡el 100°

aniversario de la sinagoga!]. Como dije durante mi primera visita, os saludamos como nuestros

‗queridos hermanos‘ en la fe de Abraham, nuestro patriarca (…) vosotros continuáis siendo el

pueblo primogénito de la Alianza (Liturgia del Viernes Santo, intenciones generales por el pueblo judío)… 

 ”[Estas amistosas relaciones] nos vieron unidos en la conmemoración de las víctimas de la

Shoa [los judíos fallecidos que no aceptaron a Cristo], especialmente aquellos que fueron

arrancados de sus familias y de vuestra amada comunidad judía en Roma en octubre de 1943 e

internados en Auschwitz. Que su memoria sea bendita y nos induzca a trabajar como hermanos y 

hermanas…”

 ”… la Iglesia no ha dudado en expresar su profundo pesar por las „fallas de sus hijos e hijas en

todas las épocas‟ y, en un acto de arrepentimiento, ha pedido perdón por su responsabilidad por

haber estados conectados de alguna manera con el flagelo del anti-judaísmo y del antisemitismo…

 ”En el día de hoy, (…) dirigimos una ferviente plegaria al Eterno, al Dios de Shalom, para que la

enemistad y el odio nunca más subyuguen a aquellos que acuden a nuestro padre, Abraham –

judíos, cristianos y musulmanes… 

 ”Nuestra reunión de hoy es, por así decirlo, en preparación para vuestra inminente solemnidad

de Shavout y de nuestro Pentecostés que proclaman la plenitud de nuestras respectivas celebraciones

pascuales. Que estas fiestas nos vean unidos en la oración del Hallel pascual de David”.

(L’Osservatore Romano, 2 de junio de 2004, p. 7).

 

He aquí un breve resumen del mensaje de conmemoración de la Sinago

ga de Juan Pablo II:

 

1) Él se une a la comunidad judía para conmemorar el 100 aniversario de la sinagoga – apostasía.

 

2) Él dice que esta comunidad judía puede gloriarse de ser la más antigua sinagoga de Europa

occidental y de hacer difundido el judaísmo – apostasía total.

 

3) Él expresa formalmente su deseo de haber podido estar con ellos en la conmemoración de la

sinagoga – apostasía.

 

4) Él alaba la importancia y el vigor de la religión que se celebra cada sábado en Roma – apostasía. La

palabra “vigor” significa “fuerza o energía física activa, condición física floreciente, vitalidad; fuerza mental o

moral, fuerza o energía”. Por lo tanto, él les está diciendo nuevamente que su Alianza con Dios es

válida, floreciente, en vigor.

 

5) En nombre de toda la comunidad cristiana de Roma, como supuesto “sucesor de San Pedro”, ¡él

agradece formalmente al Señor por los 100 años de la sinagoga! – ¡apostasía!

 

6) Él saluda a los judíos como queridos hermanos en la fe de Abraham, lo que es otra negación total

de Cristo, ya que enseña la Escritura que sólo aquellos que son de Cristo tienen la fe de Abraham.

 

Gálatas 3, 14: “Para que la bendición de Abraham se extendiese sobre las gentes en Jesucristo

y por la fe recibamos la promesa del Espíritu”.

 

Gálatas 3, 29: ―Y si sois de Cristo, luego sois descendientes de Abraham, herederos

según la promesa”.

 

Papa San Gregorio Magno (590): “… si sois de Cristo entonces sois de la simiente de

Abraham (Gál. 3, 29). Si debido a nuestra fe en Cristo son considerados hijos de

Abraham, los judíos, por lo tanto, por su perfidia han dejado de ser su

descendencia”60.

 

Papa San León Magno, carta dogmática a Flaviano, (449), leída en el Concilio de

Calcedonia (451), ex cathedra: “La promesa fue dirigida a Abraham y su

descendencia. Él no dice „a su descendencia‟ – como refiriéndose a la multiplicidad –

sino a una sola, ‗y tu descendencia‘, que es Cristo (Gal., 3, 16)”61.

 

7) Él afirma que los judíos “continúa siendo el pueblo primogénito de la Alianza” citando la oración

del Viernes Santo de la Nueva Misa, que dice que los judíos “continúan en fidelidad a la Alianza de

Dios”. Juan Pablo II, está enseñando descaradamente, una vez más, que la Alianza de los judíos con

Dios sigue siendo válida – apostasía.

 

8) Él conmemora a aquellos que murieron como judíos y dice que su memoria sea bendita – herejía.

9) En nombre de “la Iglesia”, él se arrepiente de todo anti-judaísmo – apostasía. Esto incluiría el

dogma anti-judío de la Iglesia de que los judíos que mueren sin convertirse al catolicismo van al

infierno, y por lo tanto necesitan convertirse para salvarse. Él se está burlando de nuestro Señor y de la

Iglesia.

 

Este discurso se alinea a las principales blasfemias y herejías de Juan Pablo II. Juan Pablo II fue

totalmente a favor de la negación de Cristo; él enseñó claramente que la Antigua Alianza sigue siendo

válida; él negó totalmente a Jesucristo y la fe católica; él puso su apostasía frente a la cara de todo el

mundo. Aquellos que sostienen que este apostata y hereje manifiesto fue un católico, estando

conscientes de estos hechos, y rechazan denunciarlo como un hereje, son en realidad enemigos de

Dios.

 

1 Juan 2, 22: “¿Quién es el embustero sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es

el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo”.

 

El mejor amigo de Juan Pablo II, Jerzy Kluger, era un judío.
JUAN PABLO II. 28

Juan Pablo II abrazando a su mejor amigo judío Jerzy Kluger.

 

Por supuesto, Juan Pablo II nunca trató de convertir a Kluger. Kluger afirmó explícitamente que Juan

Pablo II nunca le dio a él la más mínima indicación de que él quería convertirlo. Por el contrario,

Kluger acredita su relación de toda la vida con Juan Pablo II haciéndolo “sentir más judío”. En su

juventud, Juan Pablo II jugó de arquero de fútbol en un equipo judío con Kluger; ellos jugaban contra

los católicos. En una carta a Kluger, el 30 de marzo de 1989, en referencia a la destrucción de una

sinagoga durante la Segunda Guerra Mundial, Juan Pablo II escribió lo siguiente:

 

―Yo también (…) venero este lugar de culto [la sinagoga], que los invasores

destruyeron”62.

 

Esto es apostasía descarada. Al venerar la sinagoga, Juan Pablo II está venerando la negación de los

judíos de Jesucristo como Mesías.

 

Pero Jerzy Kluger no fue el único judío que se sintió más judío por Juan Pablo II. También lo es el

maestro judío, Gilbert Levine.

JUAN PABLO II. 29

El maestro judío Gilbert Levine con Juan Pablo II(63)

 

Levine señaló que, en sus muchos años de relación, Juan Pablo II nunca le dio la más mínima

indicación de que quería convertirlo. Levine también señaló públicamente que, después de conocer a

Juan Pablo II, él volvió a la práctica del judaísmo.

 

Juan Pablo II le pidió a Levine que dirigiera un concierto en el Vaticano para conmemorar el

holocausto. Levine accedió, y con la asistencia del antipapa Juan Pablo II se realizó el concierto en el

Vaticano. Todos los crucifijos fueron cubiertos.

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo
29 abril 2014 2 29 /04 /abril /2014 13:53

ANTI-PAPA-JUAN-PABLO-II

 

ANTI PAPA JUAN PABLO II

 

Juan Pablo II, Discurso, 22 de mayo de 2002: “Alabados seáis, seguidores del islam,

(…) Alabado seáis, pueblo judío (…) Alabado seáis especialmente, Iglesia

ortodoxa…”27.

 

Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 13, 15 de agosto de 1832: “Si dice el Apóstol que hay

un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo (Ef. 4, 5), entiendan, por lo tanto, los que

piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del

Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo (Luc. 11, 23) y que los

que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que

perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin

mancha”28.

 

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 10, 7 de diciembre de 1990: “La universalidad de

la salvación no significa que se conceda solamente a los que, de modo explícito, creen

en Cristo y han entrado en la Iglesia”29.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, credo dogmático Atanasiano, 1439: “Todo el

que quiera salvarse, ante todo es menester que mantenga la fe católica; y el que no la

guardare íntegra e inviolada, sin duda perecerá para siempre. (…) Pero es necesario

para la eterna salvación creer también fielmente en la encarnación de nuestro

Señor Jesucristo…”30.

 

Las otras reuniones ecuménicas de Juan Pablo II

 

Juan Pablo II continuó, después del evento de Asís, con su desenfrenado programa de apostasía,

totalmente condenado por la enseñanza de la Iglesia Católica. Juan Pablo II patrocinó encuentros de

oración paganos en Kioto (1987), Roma (1988), Bari (1990), y Malta (1991), así como numerosas

reuniones después de 1991.

 

JUAN PABLO II. 13

 

Juan Pablo II siendo “bendecido” en un ritual pagano por un chamán indio en 1987(31)

 

Hubo una escandalosa reunión de oración pagana en 1999, que se denominó oficialmente “El

encuentro pan-cristiano”, en la que una gran concurrencia de religiones falsas fueron al Vaticano a

petición de Juan Pablo II (más sobre esto en un momento).

 

Juan Pablo II oró con los animistas africanos

 

JUAN PABLO II. 14

 

El 8 de agosto de 1985, Juan Pablo II oró con animistas africanos (brujos). Juan Pablo II recordó la

reunión:

 

“Particularmente notable fue la reunión de oración en el santuario de Nuestra

Señora de la Misericordia en el lago Togo, donde, por primera vez, yo

también recé junto a un grupo de animistas”32.

 

Se dice que en realidad en Togo él prestó homenaje a las serpientes sagradas.

 

En Cotonú, África, el 4 de febrero de 1993, niñas cantoras invitaron a Juan Pablo II a una “inducción

de trance” de danza vudú.

 

ASIS 7

 

Juan Pablo II también participó en numerosos eventos tanto en Roma como en el extranjero, donde

se incluían rituales paganos. Estos rituales, que tienen su origen de culturas que son totalmente

demoniacas y satánicas en todos los aspectos de sus prácticas religiosas, a pesar de todo, fueron

incluidas en muchas celebraciones litúrgicas de Juan Pablo II.

 

JUAN PABLO II. 16

 

 

Arriba, “misa” de Juan Pablo II en ciudad de México en 2002, que incorporó las costumbres de la

cultura demoniaca azteca. Indios bailaron delante del altar vistiendo atuendos y corazas dejando

descubierto media parte de su cintura. A medida que ellos realizaban sus bailes, se escuchaban

silbidos de serpiente de cascabel y el batir de tambores. En realidad, el mismo Juan Pablo II fue el que

recibió una purificación pagana que realizó una mujer.

 

JUAN PABLO II. 17

 

El encuentro "pan-cristiano": la reunión de oración apóstata de Juan

Pablo II en 1999

 

JUAN PABLO II. 18

 

En la foto superior aparece Juan Pablo II rodeado por un surtido grupo de paganos e idólatras,

algunos a medio vestir, el 7 de noviembre de 1992 (otra de sus incontables reuniones apóstatas de

oración interreligiosas). Nótese el encapuchado pagano justo detrás de Juan Pablo II a su derecha.

Juan Pablo II fue por ellos elogiado por su estima por sus falsas religiones del demonio. Esto no es

otra cosa que ocultismo.

 

Esta reunión se denominó “Encuentro Pan Cristiano”. Esto es interesante si se considera que, en su

encíclica Mortalium animos, el Papa Pío XI describe como “pan-cristianos” a los herejes que promueven

el indiferentismo religioso(33). Algunas de las cosas que incluyó la reunión pan-religiosa de Juan Pablo

II en 1999: un indio americano pivotante en el centro de la Plaza de San Pedro al atardecer

“bendiciendo los cuatro cantos de la tierra”, y musulmanes que extendían alfombras en el Vaticano

para rezar de rodillas en dirección a la Meca(34).

 

JUAN PABLO II. 19

Papa León X, Quinto Concilio de Letrán, sesión 9, 5 de mayo de 1514:

“La hechicería, por medio de encantamientos, adivinaciones, supersticiones y la

invocación de demonios, están prohibidas por la leyes civiles y las sanciones de los

cánones sagrados”35.

 

La reunión de oración con las falsas religiones de Juan Pablo II: otra

reunión apóstata de oración en 2002

 

Más recientemente hubo un espectáculo en Asís. El 24 de enero de 2002, Juan Pablo II celebró otra

reunión de oración pagana en la ciudad de Asís, Italia, una repetición del evento abominable que tuvo

lugar en 1986. Sin embargo, esta reunión de Asís, fue aún peor.

JUAN PABLO II. 20

Durante la segunda reunión de oración de Asís, se autorizó a los representantes de todas las falsas

religiones que participaron subieran al púlpito y dieran un sermón sobre la paz mundial. En la

presencia de Juan Pablo II, un sumo sacerdote vudú subió al pulpito superior de la Basílica de San

Francisco y dio la prescripción vudú para la paz mundial (recuérdese que los vudús son brujos). Por

lo tanto, según las disposiciones de Juan Pablo II, desde el púlpito superior de la histórica Basílica de

San Francisco, ¡se le permitió a un brujo dar un sermón y ofrecer una receta para la paz mundial! Esto

implicaría cortar las gargantas de las cabras, gallinas y palomas y drenar la sangre de sus arterias.

 

La mujer hindú dijo a toda la multitud reunida que todos eran Dios y en presencia de Juan Pablo II.

Después que el judío, el budista, el musulmán, el brujo y el resto terminaran su predicación, los

distintos líderes religiosos se dirigieron a diferentes salones para rezar a sus dioses falsos.

4. Invitación a la oración:

    El Santo Padre los invita a todos los

presentes a proceder a sus lugares

respectivos para la oración.

 

    II. Oración en diferentes lugares

 

1. Acceso a los diferentes lugares para la

oración:

 

    A. Basílica primer piso: Cristianos

 

    B. Sacro-convento:

Cuarto A: Islam

Cuarto B: Budistas

Cuarto C: Siquismo

Cuarto D: Religiones africanas tradicionales

Cuarto E: Hinduismo

Cuarto F: Tenrikyō

Cuarto G: Sintoísmo

Cuarto H: Judaísmo

Cuarto I: Zoroastrismo, jainismo, y

confucianismo

 

Juan Pablo II había dispuesto de antemano que se le designara a cada religión falsa una sala separada

en la cual adorasen al diablo.

 

Todos los crucifijos fueron retirados, y los que no pudieron ser retirados fueron cubiertos. Juan Pablo

II se aseguró que los infieles, brujos y paganos no vieran ningún signo de Jesucristo.

 

Los musulmanes necesitaban una sala que estuviera orientada hacia el este, hacia la Meca, y se les

concedió una. Los zoroastrianos necesitaban una habitación con una ventana, de manera que el humo

de las ramas que ellos quemaban al diablo pudiera salir por ella, y se les concedió una. Los judíos

querían una sala que nunca antes hubiera sido bendecida, es decir, una habitación que nunca haya

sido bendecida en el nombre de Jesucristo, y Juan Pablo II les proporcionó una. No es posible

imaginar una mayor abominación, blasfemia y rechazo al verdadero Dios.

 

Concilio de Elvira, 305 d.C.: ―Se decreta que los adultos que después de recibir el

bautismo hayan entrado en templos paganos para adorar a los ídolos, lo que es un

crimen mortal y el sumo de la maldad, no podrán ser admitidos a la comunión,

incluso en la muerte”36.

 

Vemos que en este concilio regional en la Iglesia primitiva consideraba el sumo de la maldad que se

entrara a un templo pagano a adorar a los ídolos (lo que Juan Pablo II hizo en Tailandia). Ello

representaba una tal apostasía de la fe que aquellos que se arrepentían de haber ido sólo eran

admitidos a la confesión (no a la comunión). Si entrar en un templo pagano era considerado una tan

grave apostasía, ¿qué habrían dicho acerca de un supuesto líder de la Iglesia que convierte las

mismas Iglesias católicas en templos paganos para que los paganos puedan adorar en ellas a sus

falsos dioses? Sin duda considerarían aquello el sumo de la apostasía.

 

Papa Pío XI, Ad salutem, #27, 20 de abril de 1930: “…toda compulsión y locura, todo

ultraje y lujuria, son introducidos en la vida del hombre por los demonios a través de

la adoración de dioses falsos”37.

 

 


 

 

 

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo

Presentación

  • : RESISTENCIA BENEDICTINA
  • RESISTENCIA BENEDICTINA
  • : Comunidad Religiosa Protestante con la "ESPIRITUALIDAD DEL HERMANO CHARLES DE FOUCAULD"
  • Contacto

Artículos Recientes

Enlaces