Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 abril 2014 1 28 /04 /abril /2014 13:47

 

Palabras del maestro judío Gilbert Levine a Larry King de CNN sobre Juan Pablo II:

“KING: ¿El Papa lo felicitó por el bar mitzvahs de sus hijos?

”LEVINE: No solo nos felicitó, él nos envió una menorah.

”KING: ¿Él le envió una menorah?

”LEVINE: En realidad él no la envió, sino que nos la dio. En realidad

nos dio una menorah. Creo que es del siglo XVI de Praga. Es la más

hermosa menorah. Él nos enviaba una carta por ocasión del bar

mitzvah de cada uno de nuestros hijos. También le ordenó al

cardenal a cargo de las relaciones católicos/judíos que nos enviara

una carta que fue leída en mi sinagoga ortodoxa por ocasión del

bar mitzvahs más reciente de mi hijo. Y el rabino la leyó como si

viniera de un rabino”1.

 

JUAN PABLO II

 

Juan Pablo II ensenó la salvación universal, esto es, que todos los

hombres se salvan

 

 

JUAN PABLO II. 1

 

 

La única dificultad en la discusión de las herejías de Juan Pablo II es decidirse por dónde empezar. 

Sus herejías son tan numerosas que uno se queda casi abrumado al decidir por dónde partir.  Un buen

punto de inicio es con su constante enseñanza sobre la salvación universal.  La idea de que todos los

hombres se salvan es contraria a las claras palabras del Evangelio y a numerosos dogmas católicos,

especialmente a los referentes a los dogmas de fuera de la Iglesia católica no hay salvación y que todos los

que mueren en pecado original o mortal no se pueden salvar.

 

Papa Gregorio X, Segundo Concilio de Lyon, ex cathedra:

“Las almas de aquellos que mueren en pecado mortal o con solo el original,

descienden inmediatamente al infierno, para ser castigados, aunque con penas

desiguales”2.

 

Sin embargo, Juan Pablo II sostuvo y enseñó que en la Encarnación, el Hijo de Dios se unió con cada

hombre en una unión inquebrantable, lo que hace imposible, según él, que alguien vaya al infierno. 

Juan Pablo II enseñó explícitamente que esta unión entre Cristo y cada hombre dura eternamente.

 

Juan Pablo II, Redemptor hominis, # 13, 4 de marzo de 1979:

“Se trata de «cada» hombre, porque cada uno ha sido comprendido en el misterio de

la Redención y con cada uno se ha unido Cristo, para siempre, por medio de este

ministerio”3.

 

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 4, 7 de diciembre de 1990:

“En el hecho de la Redención está la salvación de todos, „porque cada uno ha sido

comprendido en el misterio de la Redención y con cada uno Cristo se ha unido, para

siempre, por medio de este misterio‟”4.

 

Juan Pablo II, Centecimus annus, # 53, 1991: 

“No se trata del hombre abstracto, sino del hombre real, concreto e histórico: se trata

de cada hombre, porque a cada uno llega el misterio de la redención, y con cada uno se

ha unido Cristo para siempre a través de este misterio”5.

 

Nótese la palabra “para siempre” en las tres citas. Sí, en tres diferentes encíclicas, Juan Pablo II afirma

sin rodeos que cada hombre se une con Cristo para siempre. Esto significa que todos los hombres se

salvan. El infierno es la separación eterna de Dios, pero nadie se separa nunca de Dios según Juan

Pablo II. Todos están unidos con Dios para siempre. Esto es la salvación universal.

 


Las herejías de Juan Pablo II  176

 

Hay muchas otras citas que se podrían presentar para demostrar que Juan Pablo II enseñó que todos

los hombres se salvan. Por ejemplo, en 1985, Juan Pablo II explicó cómo la sangre redentora de Cristo

no está sólo disponible para todos (lo que es cierto), sino que en realidad llega a todos y salva a todos.

 

Juan Pablo II, Homilía, 6 de junio de 1985:

“La eucaristía es el sacramento de la alianza del cuerpo y sangre de Cristo, de la

alianza que es eterna. Esta es la alianza que incluye a todos. Esta sangre llega a todos

y a todos salva”6.

 

En contraste a esto, la enseñanza dogmática de la Iglesia Católica afirma que la sangre de Cristo no

llega ni salva a todos.

 

Papa Paulo III, Concilio de Trento, sesión, 6, ex cathedra: “Mas, aun cuando Él murió

por todos [2 Cor. 5, 15], no todos, sin embargo, reciben el beneficio de su muerte, sino

sólo aquellos a quienes se comunica el mérito de su pasión”7.

 

Sólo aquellos que son liberados del pecado original por el bautismo, y unidos a Él por los

sacramentos y la verdadera fe, reciben los beneficios de la muerte de Cristo.

 

Juan Pablo II, Homilía, 27 de abril de 1980:

“… Jesús nos hace, en sí mismo, una vez más hijos de su Padre eterno. Él obtiene, de

una vez por todas, la salvación del hombre: de cada hombre y de todos…”8.

 

Juan Pablo II, Audiencia general, 27 de diciembre de 1978:

“Jesús es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad hecho hombre, y por

lo tanto, en Jesús, la naturaleza humana y la humanidad toda es redimida,

salvada, ennoblecida en la medida de la participación en la ‗vida divina‘

por medio de la gracia”9.

 

Aquí Juan Pablo II explica que toda la humanidad ha sido salvada y participa de la vida divina. La

frase “participación en la vida divina” se refiere al estado de justificación o estado de gracia

santificante. Al decir que toda la humanidad participa en la vida divina, ¡Juan Pablo II está diciendo

que toda la humanidad está en estado de gracia! Esto significa que nadie está en pecado mortal o

pecado original.

JUAN PABLO II. 2

 

Con una doctrina como esta, ¿quién no sería amado por el mundo? Juan Pablo II apeló a y fue amado

por las masas, porque él aceptaba la religión de todos y enseñaba que todo el mundo estaba unido

con Cristo sin importar en que creyera o hiciera. Este es el indiferentismo religioso que caracterizó su

antipontificado.

 

Juan Pablo II enseñó que el Espíritu Santo es el responsable de las

religiones no cristianas

 

Además de su increíble doctrina de la salvación y justificación universal, hay muchas otras herejías de

Juan Pablo II que debemos examinar. De particular importancia es su enseñanza sobre la Tercera

Persona de la Santísima Trinidad, el Espíritu Santo. Lo que Juan Pablo II enseñó sobre el Espíritu

Santo es tan  blasfemo y herético que podría decirse que es su peor herejía.

 

Juan Pablo II, Redemptor hominis, # 6, 4 de marzo de 1979:

“¿No sucede quizá a veces que la creencia firme de los seguidores de

las religiones no cristianas, —creencia que es efecto también del

Espíritu de verdad, que actúa más allá de los confines visibles del

Cuerpo Místico…”10.

 

Juan Pablo II dice que la creencia firme de los seguidores de las religiones no cristianas procede del

Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad. Sabemos por la Sagrada Escritura y la enseñanza católica que

Satanás es el autor de todas las religiones no cristianas, lo que declara aquí Juan Pablo II es que el

Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad, en realidad es el espíritu de las mentiras: Satanás. Ésta es una

increíble blasfemia contra Dios.

 

La Escritura y la Tradición nos enseñan que las religiones no cristianas pertenecen al diablo, y que los

“dioses” que ellos adoran en realidad son demonios.

 

Salmos, 95, 5: “Todos los dioses de los gentiles son demonios…”.

 

1 Corintios, 10, 20: “Antes bien, digo que lo que sacrifican los gentiles, a los demonios

y no a Dios lo sacrifican. Y no quiero yo que vosotros tengáis parte con los

demonios”.

 

Puesto que Juan Pablo II enseñó que la creencia de esas religiones es el resultado del Espíritu de

Verdad, esa es la razón de que él repetidamente elogiara, promoviera y incluso rezara con los

miembros y líderes de las religiones no cristianas.

 

JUAN PABLO II. 3

 

Juan Pablo II con animista africano (brujo), trataremos más sobre esto más adelante

 

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 29, 7 de diciembre de 1990: ―La relación de la

Iglesia con las demás religiones está guiada por un doble respeto: „Respeto por el

hombre en su búsqueda de respuesta a las preguntas más profundas de la vida, y

respeto por la acción del Espíritu en el hombre‟”11.

 

Aquí Juan Pablo II dice que el respeto por las religiones no cristianas está dictado por el respeto de la

acción del Espíritu en el hombre. Esto significa claramente que el Espíritu es el responsable de esas

religiones no cristianas, lo que significa, una vez más, que el Espíritu Santo es comprendido como el

espíritu de la mentira: Satanás.

 

Juan Pablo II, Redemptoris missio, # 56, 7 de diciembre de 1990:

―Las otras religiones constituyen un desafío positivo para la Iglesia de hoy; en

efecto, la estimulan tanto a descubrir y a conocer los signos de la presencia de

Cristo y de la acción del Espíritu”12.

 

Juan Pablo II afirma que las otras religiones nos estimulan a descubrir la presencia y la acción del

Espíritu. Esto significa que las religiones no cristianas son obra del Espíritu – el Espíritu Santo – lo

que es igualar una vez más el Espíritu de verdad con el espíritu de mentira: Satanás.

 

Juan Pablo II enseñó y practicó por completo el indiferentismo

religioso

 

Papa Pío IX, Qui pluribus, # 15, 9 de noviembre de 1846:

―Tal es el sistema perverso y opuesto a la luz natural de la razón que propugna la

indiferencia en materia de religión, con el cual estos inveterados enemigos de la

Religión, quitando todo discrimen entre la virtud y el vicio, entre la verdad y el error,

entre la honestidad y vileza, aseguran que en cualquier religión se puede conseguir la

salvación eterna, como si alguna vez pudieran entrar en consorcio la justicia con la

iniquidad, la luz con las tinieblas, Cristo con Belial”13.

 

El indiferentismo religioso de Juan Pablo II fue tal vez la característica más común de sus volúmenes

de escritos y discursos. Él estimaba y elogiaba constantemente a las religiones no cristianas, negando

de esta manera a la Santísima Trinidad y la necesidad en la creencia en la única verdadera religión

católica, mientras que se burla de la muerte de los mártires.

 

Juan Pablo II, Discurso en el aeropuerto en Korea, 3 de mayo de 1984: ―Vuestro

orgulloso y tenaz pueblo, (…) que ha producido estupendos frutos en el arte, la

religión y la vida humana. Vuestros antepasados abrazaron esos abrumadores

mundos espirituales como el confucionismo y el budismo, haciéndolos, a pesar de

todo, verdaderamente vuestros, intensificándolos, viviéndolos e incluso

trasmitiéndolos a otros. Wonhyo y Sosan (…) expresan elocuentemente esta

hazaña”14.

 

La palabra “hazaña” significa un acto extraordinario. De manera que Juan Pablo II dice que las falsas

religiones del budismo y el confucionismo son frutos espléndidos de la religión, y que fue un acto

extraordinario que los coreanos trasmitieran a los demás esas religiones de Satanás.

 

Papa Gregorio XVI, Probe nostis, # 6, 18 de septiembre de 1840: “Estamos agradecidos

por el éxito de las misiones apostólicas en América, las Indias y en otras tierras de

infieles (…) Ellos buscan a los que habitan en las tinieblas y en la sombra de la

muerte para convocarlos a la luz y la vida de la religión católica (…) A fin de

arrebatarlos del dominio del Demonio, por el baño de la regeneración y llevarlos a

la libertad de los hijos adoptivos de Dios”15.

 

 

JUAN PABLO II. 4

 

Juan Pablo II en el templo budista

 

En su segundo viaje a Asia en 1984, Juan Pablo II visitó el templo budista. Antes de llegar al templo él

expresó lo ansioso que estaba con reunirse con “su santidad el patriarca budista supremo en el

templo”. Pocos días antes de ir al templo budista, Juan Pablo II dijo también:

 

Juan Pablo II, 6 de mayo de 1984: “… el mundo mira a Corea con especial interés

puesto que el pueblo coreano, ha buscado, a lo largo de la historia, en la gran visión

ética y religiosa del budismo y el confucionismo, el camino de la auto renovación.

(…) ¿Podré dirigir un particular saludo a los miembros de la tradición budista

puesto que se preparan para celebrar la festividad de la Venida del Señor Buda?

Que vuestra alegría sea completa y vuestro gozo cumplido”16.

 


 

Juan Pablo II fue luego al templo de la idolatría y se inclinó ante el patriarca budista que estaba de pie

delante de la gigantesca estatua de Buda. Esto constituye un acto de apostasía.

 

 

JUAN PABLO II. 5


Juan Pablo II en el templo budista

 

Juan Pablo II, audiencia general, 11 de enero de 1995: 

―Me complace en esta ocasión asegurar a quienes practican la religión budista mi

profundo respeto y sincera estima”17.

 

Papa León XIII, 8 de diciembre de 1892:

“Todos deben evitar la familiaridad o amistad con cualquiera que sea sospechoso de

pertenecer a la masonería o a grupos afiliados. Conocedlos por sus frutos y evitadlos.

Debe evitarse toda familiaridad, no sólo con aquellos impíos libertinos que

promueven abiertamente el carácter de la secta, sino también con aquellos que se

esconden bajo la máscara de la tolerancia universal, el respeto a todas las

religiones…”18.

Juan Pablo II, Homilía, 12 de abril de 1997:

“… la Iglesia, que sólo busca poder predicar libremente (…) con el respeto (…) por

todas las religiones”19.

 

JUAN PABLO II. 6

Juan Pablo II recibió la marca de los adoradores de Shiva

 

JUAN PABLO II. 7

El 2 de febrero de 1986, Juan Pablo II recibió en su frente el Tilac o Tika, la pasta de polvo rojo de los

hindúes, el signo de reconocimiento de los adoradores de Shiva. Esto es una total apostasía e

idolatría.

 

Juan Pablo II veneró al hindú Gandhi

 

En marzo de 1986, Juan Pablo II viajó a Nueva Delhi, el lugar donde el hindú Mahatma Gandhi fue

incinerado. Mahatma Gandhi fue un pagano e idolatra que adoraba dioses falsos.

 

Juan Pablo II se quitó los zapatos delante del monumento de Gandhi y declaró: “Hoy, como peregrino

de la paz, he venido aquí a rendir homenaje a Mahatma Gandhi, héroe de la humanidad”20.

 

Un idolatra y pagano era un “héroe de la humanidad” para Juan Pablo II.

 

JUAN PABLO II. 8

 

JUAN PABLO II. 9

 

JUAN PABLO II. 10

 

Como hemos visto aquí, Juan Pablo II también lanzó flores sobre la tumba de Gandhi para honrar y

conmemorar a este pagano. Santo Tomás de Aquino explica que, así como hay afirmaciones heréticas,

también hay acciones heréticas y apóstatas.

 

Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, Pt. I-II, q. 103, art. 4: ―Son las ceremonias

otras tantas profesiones de la fe, en que consiste el culto interior; y tal es la profesión

que el hombre hace con las obras cual es la que hace con las palabras. Y, si en una y

otra profesa el hombre alguna falsedad, peca mortalmente”21.

 

Santo Tomás incluso nos da un ejemplo:

 

Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, Pt. II, q. 12, art. 1, obj. 2: “… si alguien

(…) adorara el sepulcro de Mahoma, sería considerado como apóstata”22.

 

La apostasía se puede manifestar por palabras y por obras. Por lo que él hizo, además de lo que dijo,

Juan Pablo II manifestó lo equivalente a adorar la tumba de Mahoma al rendirle culto a un hindú.

 

La apostasía de Juan Pablo II en Asís.-

 

JUAN PABLO II. 11

 

El 27 de octubre de 1986, Juan Pablo II invitó a los principales líderes de todas las falsas religiones del

mundo a acudir a Asís, Italia para una Jornada Mundial de Oración por la Paz. Juan Pablo II oró con

más de 100 líderes religiosos de diferentes falsas religiones, repudiando de ese modo, la enseñanza de

la Escritura y el magisterio de 2000 años de la Iglesia Católica que prohíbe la oración con las religiones

falsas.

 

Toda la jornada de oración con los paganos, infieles y herejes fue idea de Juan Pablo II. Durante esta

reunión, el Dalai Lama colocó una estatua de Buda sobre el tabernáculo en la iglesia de San Francisco.

 

La estatua de buda sobre el tabernáculo en Asís

 

JUAN PABLO II. 12

 

 

Entre los distintos líderes de religiones falsas en Asís, había rabinos, muftíes musulmanes, monjes

budistas, sintoístas, un surtido de ministros protestantes, animistas, jainistas, entre otros.

 

Durante la reunión, un miembro de cada religión falsa ofreció una oración por la paz; oraciones

blasfemas, por ejemplo, como la del hindú que dijo: “La paz sea con todos los dioses” (El líder animista

oró al “Gran Pulgar”). Pero sus dioses son demonios, como vimos más arriba, ¡por lo que se rezaba

por la paz a todos los demonios (que crearon las falsas religiones) en el Vaticano, patrocinador de la

Jornada Mundial de Oración por la Paz! La religión del Vaticano II quiere que estemos en comunión

con los demonios.

 

En 1928, el Papa Pío XI condenó autoritativamente esta actividad inter-religiosa y la denunció como

una apostasía de la verdadera fe.

 

" valign="top">

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 2, 6 de enero de 1928: “Con tal fin suelen estos mismos organizar

congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí

promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron

miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión.

Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que

están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca

diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan

igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos

obedientemente su imperio. Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino

también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a

parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales

opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios”.

 

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 10: “Siendo todo esto así, claramente se ve que ni la

Sede Apostólica puede en manera alguna tener parte en dichos Congresos [con los

no católicos], ni de ningún modo pueden los católicos favorecer ni cooperar a

semejantes intentos…”23.

 

Juan Pablo II, Discurso del ángelus, 12 de octubre de 1986: “En pocos días iremos a

Asís, representantes de la Iglesia católica, de otras iglesias cristianas y comunidades

eclesiales, y otras grandes religiones del mundo. (…) He hecho esta invitación a los

„creyentes de todas las religiones‟”24.

 

Juan Pablo II, Redemtoris missio, # 55, 7 de diciembre de 1999: “Dios (…) no deja de

hacerse presente de muchas maneras, no sólo en cada individuo sino también en los

pueblos mediante sus riquezas espirituales, cuya expresión principal y esencial son

las religiones…”25.

 

Encontramos aquí una vez más una clara expresión de la apostasía. Él dice que Dios se hace presente

a través de las riquezas espirituales de los pueblos, de los cuales sus religiones son su principal

expresión. Esto significa que Dios se hace presente a los pueblos mediante las religiones no cristianas,

lo que significa que las religiones no cristianas son verdaderas e inspiradas por Dios.

 

Papa Pío VIII, 24 de mayo de 1829: “Contra estos experimentados sofistas, al pueblo

se le debe enseñar que la profesión de la fe católica es la única verdad, como clama

el apóstol: „un Señor, una fe, un bautismo‟”26.

 

Juan Pablo II, Discurso, 22 de mayo de 2002: “Alabados seáis, seguidores del islam,

(…) Alabado seáis, pueblo judío (…) Alabado seáis especialmente, Iglesia

ortodoxa…”27.

 

Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 13, 15 de agosto de 1832: “Si dice el Apóstol que hay

un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo (Ef. 4, 5), entiendan, por lo tanto, los que

piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del

Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo (Luc. 11, 23) y que los

que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que

perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin

Compartir este post

Repost 0
Published by hermanos-de-nazareth
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : RESISTENCIA BENEDICTINA
  • RESISTENCIA BENEDICTINA
  • : Comunidad Religiosa Protestante con la "ESPIRITUALIDAD DEL HERMANO CHARLES DE FOUCAULD"
  • Contacto

Artículos Recientes

Enlaces